Sep 12 2009
365 lecturas

Política

Cincuenta preguntas sobre el 11 de setiembre

Pepe Escobar*

  Ya es de nuevo 11 de septiembre, ocho años después. El gobierno de George W Bush se acabó. La “guerra global contra el terror continúa, rebautizada como “operaciones de contingencia en ultramar” por el gobierno de Barack Obama. La “nueva estrategia” de Obama – una escalada de la guerra – tiene lugar en AfPak. Osama bin Laden puede estar muerto o no. “Al-Qaeda” sigue siendo una entidad que abarca muchos fantasmas. El 11 de septiembre – el “nuevo Pearl Harbor” de los neoconservadores – sigue siendo el acertijo más tenebroso del joven Siglo XXI.

Es inútil esperar que los medios corporativos de EE.UU. y los operadores políticos de las elites gobernantes pidan una genuina investigación exhaustiva de los ataques contra EE.UU. del 11 de septiembre de 2001. El encubrimiento de faltas ha sido la norma. Pero incluso la lumbrera del establishment, Dr. Zbig “Gran Tablero de Ajedrez” Brzezinski, ex consejero nacional de seguridad, admitió ante el Senado de EE.UU. que la “guerra contra el terror” posterior al 11-S es una “narrativa histórica mítica.”

Las siguientes preguntas, algunas ignoradas en parte y la mayoría por completo por la Comisión del 11-S – sólo constituyen la punta del inmenso iceberg del 11-S. Hay que agradecer el trabajo de911truth.org; whatreallyhappened. com; arquitectos e ingenieros por la verdad del 11-S; el documental italiano “Cero-una investigación del 11-S”; y los correos electrónicos de lectores de Asia Times Online.

Ninguna de estas preguntas ha sido respondida de modo convincente – según la narrativa oficial. Corresponde a la sociedad civil de EE.UU. mantener la presión. Ocho años después de los hechos, una conclusión fundamental es imperativa. El edificio de la narrativa oficial del 11-S es simplemente inaceptable.

Cincuenta preguntas

¿Cómo es posible que Osama bin Laden vivo o muerto no haya sido formalmente acusado por el FBI como responsable por el 11-S? ¿Será porque el gobierno de EE.UU. – como lo reconoce el propio FBI – no ha presentado una sola pieza de evidencia convincente?
 

¿Cómo pudieron identificar en menos de 72 horas a todos los 19 presuntos perpetradores musulmanes equipados de cuchillos para cortar cartón – sin una investigación en la escena del crimen?

¿Cómo es posible que ninguno de los 19 nombres aparecieron en las listas de pasajeros publicadas ese mismo día tanto por United Airlines como por American Airlines?
¿Cómo es posible que ocho nombres en la lista “original” del FBI fueran encontrados vivos y viviendo en diferentes países?

¿Por qué iba a abandonar el piadoso yihadista Mohammed Atta un manual en vídeo sobre cómo volar, un uniforme y su última voluntad dentro de su bolsa sabiendo que iba en una misión suicida?

¿Por qué estudió Mohammed Atta simulación de vuelo en Opa Locka, un centro de no menos de seis bases de entrenamiento de la Armada de EE.UU.?

¿Cómo pudo ser encontrado mágicamente el pasaporte de Mohammed Atta enterrado en los escombros del Word Trade Center (WTC) si no se pudo encontrar un solo registrador de vuelos?

¿Quién está en posesión de las ocho cajas negras indestructibles “desaparecidas” en esos cuatro vuelos?
Considerando las múltiples alertas rojas sobre un posible ataque terrorista dentro de EE.UU. – incluyendo el infame memorando del 6 de agosto de 2001 de la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice – cómo es posible que hayan permitido que cuatro aviones secuestrados desviados de sus trayectos de vuelo computarizados y que desaparecieron del radar volaran por el espacio aéreo durante más de una hora y media – para no mencionar que deshabilitaran todos los detallados sistemas de defensa del Pentágono al hacerlo?

¿Por qué no trató de interceptar el secretario de la Fuerza Aérea de EE.UU., James Roche, los dos aviones que se estrellaron contra el WTC (a sólo siete minutos de la Base de la Fuerza Aérea McGuire en Nueva Jersey) así como el Pentágono (a sólo 10 minutos de McGuire)? Roche tuvo no menos de 75 minutos para reaccionar al estrellamiento del avión contra el Pentágono.

 ¿Construyó el grupo Bin Laden las cuevas de Tora Bora en estrecha cooperación con la CIA durante la yihad antisoviética de los años ochenta?

¿Cómo es posible que el general Tommy Franks haya sabido con seguridad que Bin Laden se ocultaba en Tora Bora a fines de noviembre de 2001?

¿Por qué abortó el presidente Bill Clinton un ataque contra Bin Laden en octubre de 1999? ¿Por qué abortó el presidente paquistaní de entonces, Pervez Musharraf, una operación secreta en la misma fecha? ¿Y por qué volvió a hacer lo mismo Musharraf en agosto de 2001?

¿Por qué disolvió George W Bush la Fuerza de Tareas Bin Laden nueve meses antes del 11-S?

¿Cómo es posible que el (falso) vídeo de Bin Laden – en el que “confiesa” haber sido el perpetrador del 11-S, publicado por EE.UU. el 13 de diciembre de 2001, haya sido encontrado sólo dos semanas después de ser producido (el 9 de noviembre? ¿Fue realmente encontrado en Jalalabad (considerando que las tropas de la Alianza del Norte y de EE.UU. ni siquiera habían llegado al lugar)? ¿Por quiénes y cómo fue obligado el Pentágono a publicar una nueva traducción después de la primera (chapuceada) ?
¿Por qué fue abruptamente “retirado” el jefe de la ISI, teniente general Mahmud Ahmad el 8 de octubre de 2001, el día en el que EE.UU. comenzó a bombardear Afganistán?

¿Qué estaba haciendo Ahmad en Washington exactamente en la semana del 11-S (llegó el 4 de septiembre)? En la mañana del 11-S, Ahmad estaba tomando desayuno en el Congreso con Bob Graham y Porter Goss, quienes más adelante formaron parte de la Comisión del 11-S, que simplemente se negó a investigar a dos de sus miembros. Ahmad desayunó con Richard Armitage del Departamento de Estado los días 12 y 13 de septiembre (cuando Pakistán negoció su “cooperación” con la “guerra contra el terror”) y se reunió con todos los máximos dirigentes de la CIA y del Pentágono. El 13 de septiembre, Musharraf anunció que enviaría a Ahmad a Afganistán para exigir a los talibanes la extradición de Bin Laden.

¿Quién dentro de la ISI transfirió 100.000 dólares a Mohammed Atta en el verano de 2001 – por orden del propio Ahmad, como insisten que fue el caso los servicios de inteligencia indios? ¿Fue realmente el hombre de la ISI, Omar Sheikh, especialista en tecnología de la información de Bin Laden, quien después organizó el asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl en Karachi? ¿Estuvo, por lo tanto, directamente vinculado la ISI al 11-S?

¿Investigó el FBI a los dos personajes sospechosos que se reunieron con Mohammed Atta y Marwan al-Shehhi en Harry’s Bar en el Helmsley Hotel en la ciudad de Nueva York el 8 de septiembre de 2001?

¿Qué discutieron la directora de asuntos asiáticos en el Departamento de Estado, Christina Rocca, y el embajador talibán en Pakistán Abdul Salam Zaeef en su reunión en Islamabad en agosto de 2001?

¿Sabía de antemano Washington que una conexión de "al-Qaeda" mataría al comandante nacionalista afgano Ahmad Shah Massud, alias “el León de Panjshir”, sólo dos días antes del 11-S? Massud estaba combatiendo a los talibanes y a al-Qaeda – con la ayuda de Rusia e Irán. Según la Alianza del Norte, Massud fue asesinado por un eje ISI-talibán-al- Qaeda. Si hubiera estado en vida, jamás habría permitido que EE.UU. amañara una loya jirga (gran consejo) en Afganistán para instalar a un títere, el ex hombre de la CIA, Hamid Karzai, como dirigente del país.
¿Por qué tardó no menos de cuatro meses antes de que apareciera el nombre de Ramzi Binalshibh en el contexto del 11-S, considerando que el yemenita era compañero de pieza de Mohammed en su apartamento en Hamburgo?

¿Es un recurso de la ISI el patético atacante del zapato Richard Ried?

¿Dijeron a la CIA en 2001 el presidente ruso de entonces, Vladimir Putin, y la inteligencia rusa que 25 pilotos terroristas se habían estado entrenando para misiones suicidas?

¿Cuándo dijo a la CIA el jefe de la inteligencia alemana, August Hanning, que terroristas estaban “planificando el secuestro de aviones de línea?”

¿Cuándo informó a la CIA el presidente egipcio Mubarak acerca de un ataque contra EE.UU. con un “avión repleto de explosivos?”

¿Cuándo informó a la CIA el director del Mossad israelí, Efraim Halevy, sobre un posible ataque contra EE.UU. por “200 terroristas?”

¿Sabían los talibanes de la advertencia de un funcionario del gobierno de Bush, ya en febrero de 2001: “O aceptáis nuestra oferta de una alfombra de oro, o os enterraremos bajo una alfombra de bombas?”

¿Ha utilizado Northrop-Grumman tecnología Global Hawk – que permite el control remoto de aviones sin tripulación – en la guerra en Afganistán desde octubre de 2001? ¿Instaló Global Hawk en un avión comercial? ¿Está Global Hawk a disposición para aviones de línea?

¿Estaría dispuesto Cheney a presentarse y entregar la descripción horaria exacta de lo que estuvo haciendo durante todo el día el 11-S?
 

*Autor de “Globalistan: How the Globalizaed World is Dissolving into Liquid War” (Nimble Books, 2007) y “Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge”. Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario