Mar 26 2010
832 lecturas

CulturaPolítica

Compra oligarca ruso Lebedev el diario inglés The Independent por una libra

surysur y agencias

El oligarca ruso y ex agente del KGB Alexander Lebedev va a comprar el diario británico The Independent y su dominical The Independent on Sunday por una libra esterlina simbólica, anunció este jueves la empresa que edita ambas publicaciones.

Además, los propietarios salientes pagarán a los entrantes 9,25 millones de libras (10,31 millones de euros) a lo largo de los próximos 10 meses, aunque Lebedev asume a cambio las deudas pasadas y futuras de los dos diarios

Independent News and Media (INM) mantenía desde diciembre negociaciones "exclusivas" con el multimillonario ruso, que anunció por primera vez su interés por ambos periódicos en abril pasado.

Lebedev, de 50 años y cuya fortuna está estimada por los medios británicos en dos mil 200 millones de libras (dos mil 450 millones de euros), ya adquirió a principios de 2009 el 75% del capital del vespertino británico Evening Standard por otra libra simbólica.

En octubre pasado, este diario pasó a ser gratuito con el objetivo de aumentar su tirada de 250 mil a 600 mil ejemplares.

El Independent, fundado en 1986 y que acumulaba una importante deuda, tiraba un promedio de 183 mil 547 ejemplares en febrero de 2010, lejos de los otros grandes diarios nacionales como el Daily Telegraph, el Times o el Guardian.

Además de estos títulos británicos, Lebedev posee también con el ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov el 49 por ciento de la revista liberal rusa Novaya Gazeta, cuya periodista estrella, Anna Politkovskaya, fue asesinada en 2006

La crisis de The Independent, con la que ha convivido prácticamente desde su nacimiento en 1986, se ha exacerbado en los últimos años por la aparición de nuevos modelos de competencia en el periodismo, como Internet y los diarios gratuitos, y se ha convertido en insuperable con la caída del mercado publicitario debido a la recesión: la publicidad de INM se contrajo un 33% a lo largo de 2009.

The Independent fue desde su nacimiento un periódico innovador, de izquierda y con una línea editorial e informativa radical que siempre ha buscado al público joven. Pero nunca ha logrado hacerse con un hueco lo bastante firme en un mercado londinense de prensa de altísima competencia, con cinco diarios nacionales de los llamados de calidad, además de un vespertino, los agresivos tabloides y, desde hace un años, los diarios gratuitos.

La caída de las ventas ha dejado a The Independent con una circulación de 183.547 ejemplares de media en febrero, de los que apenas la mitad son ventas reales, casi un 11% menos que el año anterior y muy lejos de los 400.000 que llegó a repartir en sus mejores tiempos. La edición dominical tiene una circulación media de 155.661 ejemplares (un 13,3% menos que en febrero de 2009) y sus ventas reales se quedan en el 45,3%.

Transición al tabloide

Su espíritu innovador le llevó en 2003 a convertirse en el primer diario de calidad de tamaño sábana que se reconvirtió al tamaño tabloide, de la mano de su entonces director y hoy ejecutivo Simon Kelner, que parece el gran perdedor de la venta. Pero, aunque criticado al principio por asumir el formato de la prensa sensacionalista, el cambio fue copiado pocas semanas después por The Times y luego, aunque en tamaño algo mayor, por The Guardian. El objetivo principal era hacer más cómoda la lectura a los usuarios del transporte público y combatir así de alguna manera la competencia de la prensa gratuita.

La venta ha reabierto las expectativas de que The Independent se transforme en gratuito de lunes a viernes y las dos cabeceras sólo se vendan en kiosco los sábados y domingos, lo que podría triplicar las cifras de circulación. La especulación tiene fundamento porque Alexander Lebedev, que en enero del año pasado compró el vespertino The Evening Standard, ha acabado transformando esta cabecera en un diario gratuito.

Hijo de un prestigioso profesor de tecnología, Alexander Lebedev, de 50 años, empezó su carrera en la administración y llegó a ser agente del KGB. Hizo su fortuna, evaluada en 3.100 millones de dólares por la revista Forbes en 2008, a través de la banca y luego entró en el mundo de la prensa. Con su llegada, The Evening Standard desplazó hacia el centro su derechista línea editorial.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario