Jul 9 2011
533 lecturas

EconomíaPolítica

Cortocircuito entre Paraguay-Uruguay y Argentina

Juan Guahán*

Uruguay quiere comprar energía paraguaya, Paraguay quiere venderle pero no termina de arreglar su paso por las redes argentinas. Para algunos “observadores” estamos ante un conflicto que ninguno de los gobiernos quiere que tome altura pero frente al cual no encuentran respuesta. Solo se podría resolver con encuentros en el máximo nivel.

Por eso, uruguayos y paraguayos esperaban hacerlo en la reciente recunión del Mercosur en Asunción, el “faltazo” de la presidenta argentina los dejó sin el interlocutor imprescindible. Ahora José “Pepe” Mujica estaría planeando desembarcar en Buenos Aires, dentro de algunos días, para destrabar la situación y conseguir la energía que necesita.

 Paraguay tiene dos grandes represas binacionales, Itaipú con Brasil y Yaciretá con nuestro país. En ambas situaciones tiene el compromiso de vender los excedentes a estos respectivos países. Pero también cuenta con otras represas menores, ese es el caso de Acaray, exclusivamente paraguaya y de esa energía puede disponer libre y totalmente.

Según el gobierno paraguayo ellos venderían energía de Acaray a Uruguay, para su transporte por redes argentinas pretenden ampararse en las normas del Mercosur que garantizan el libre tránsito de la energía. Según informes paraguayos, Argentina al comienzo intentó cobrar un doble peaje, por la entrada y salida de la energía de nuestro territorio.

Según los paraguayos, luego esa actitud cambió y Argentina no aceptaría el mencionado transporte fundándose en el hecho que "la electricidad es una sola y cuando entra en las líneas ya no se puede distinguir de dónde viene". En función de ese detalle y que Paraguay no puede probar que la energía sea de Acaray y no de Yaciretá es que no acuerdan con el mencionado transporte.

Fue por ello que el Presidente Fernando Lugo demandó, en la reciente reunión del Mercosur, "El libre tránsito de la energía para alcanzar la integración regional".
Según los uruguayos lo que falta es la voluntad política pues ya existe un dictamen favorable del máximo organismo energético de la región. Dentro del gobierno uruguayo hay convicción que la medida está siendo frenada por las segundas líneas de decisión de nuestro país, de allí la pretensión de Mujica de intentar su resolución en una reunión personal con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el Minsterio de Planificación de nuestro país desmienten esas críticas paraguayas y uruguayas. Sostienen que “las relaciones son inmejorables” y que “faltan resolver algunos problemas técnicos”. Que, “mientras tanto estamos trabajando junto con Uruguay para la regasificación del gas y les estamos vendiendo 300 mil m3 de gas por día para abastecer a los hogares uruguayos”

*Analista de Question Latinoamérica
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario