Ene 6 2009
768 lecturas

Ambiente

Costa Rica, el agua, un embalse: “proyecto descabellado”

Irene González Chen*

Catedrático de la Universidad Nacional afirma que construir el embalse La Cueva es "descabellado". El proyecto, que pretende abastecer con agua potable alrededor de 7.000 hectáreas dedicadas a la agricultura y varios proyectos turísticos en Guanacaste, conforma "un sacrificio que no se paga con los beneficios" que se obtendrían con su construcción, señaló Freddy Pacheco.

"El embalse La Cueva, cerca de la desembocadura del río Tempisque, busca darle agua a unas 7.000 hectáreas agrícolas y a proyectos turísticos, especialmente a Papagayo", explicó Pacheco. "No obstante, según un estudio del año 2001 de la Agencia de Cooperación Japonesa, el sacrificio no se paga con los beneficios".

Según Pacheco, el proyecto inundará cerca de 1.200 hectáreas de terreno, entre las que se encuentran 400 hectáreas de la Estación Experimental Horizontes, parte del Parque Nacional Santa Rosa, causando "un desastre ambiental y socioeconómico" en el país.

El experto agregó que el embalse también provocaría la anegación de cuatro kilómetros de la carretera Interamericana, lo que impediría la ampliación a cuatro carriles anunciada meses atrás por el gobierno, la expropiación de cientos de vecinos de la zona cuyos poblados se verían inundados y la destrucción de casi 700 hectáreas de producción ganadera.

Además, Pacheco aseguró que la represa obligaría al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) a reubicar algunas torres. "Este proyecto no tiene ni pies ni cabeza", dijo.

El catedrático también aseveró que uno de los puntos más negativos del proyecto se debe a que "el agua se secaría durante seis meses al año y se transformaría en un lodazal", lo que afectaría la imagen de Costa Rica para el turismo y, aunado a eso, generaría criaderos de mosquitos transmisores de enfermedades. "El embalse se mantendrá lleno en la época lluviosa pero se secará en la época seca, que es cuando los territorios agrícolas necesitan del agua.

"…Hay otros proyectos más interesantes y verdaderamente viables para Guanacaste, que implicarían un posible sacrificio que sería contrarrestado con los beneficios, como fue la Laguna del Arenal"

El presidente debería derogarlo

Pacheco acotó que el embalse La Cueva, declarado de interés público el pasado 25 de julio por el presidente de la República, Oscar Arias, debería "ser derogado antes de que se presente un recurso de amparo contra el proyecto", el cual "jamás recibiría un préstamo". Y subrayó: "Me sorprende leer al director de Aguas del ministerio de Ambiente, José Miguel Zeledón, defendiendo este proyecto y alegando que el estudio de los japoneses ya fue desechado".

"Ese estudio solamente podría ser desechado si hubiera otros que demuestren lo contrario… pero no hay absolutamente nada, ellos han estado ocultando el análisis de los japoneses", indicó.

El embalse La Cueva

El embalse La Cueva, promovido principalmente por la diputada liberacionista Maureen Ballestero, estaría ubicado sobre el cauce del río Tempisque, en la confluencia de los ríos Ahogado y Tempisquito, en el cantón de Carrillo, Guanacaste.

Su construcción abarcaría una presa de 43 metros de altura con una capacidad de almacenaje de 90 millones de metros cúbicos de agua, que permitirían suministrar el líquido a aproximadamente 7.000 hectáreas agrícolas y a varios proyectos turísticos de la zona.

Según Pacheco, el proyecto tendría un costo que asciende los 500 millones de dólares en los cinco años que se tardaría en construir.


* Periodista.
www.informa-tico.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario