Jul 1 2010
1750 lecturas

Sociedad

Costa Rica, mayor supervisión a los alimentos vendidos en las escuelas

Karla Espinoza.*

La Defensoría de los Habitantes pidió al Ministerio de Educación Pública (MEP) ejercer un mayor control sobre el servicio que ofrecen las sodas —expendios de golosinas y refrescos— escolares, específicamente en lo referente al tipo de alimentos que se venden a los y las estudiantes. Se trata de evitar la venta excesiva de comida "chatarra", en  centros educativos.

Dicha solicitud obedece a una investigación de la Defensoría, en la cual se evidencia la necesidad de que el MEP, como ente fiscalizador, aumente la vigilancia sobre el tipo de producto que expenden las sodas para consumo de los niños, niñas y adolescentes; ya que esto repercute directamente en la salud y en una adecuada nutrición de las y los estudiantes.

Además insta a los padres de familia para que se preocupen por el tipo de comida que se ofrece a la persona menor de edad, pues incide en su desarrollo y calidad de vida.

Cabe destacar que la Organización Panamericana de la Salud se ha pronunciado sobre este tema, indicando que los problemas por exceso de peso han ido aumentando en todos los grupos de edad, situación que responde a la combinación de una serie de factores relacionados con los cambios en el estilo de vida y los hábitos alimentarios de las nuevas generaciones de costarricenses; lo que implica una revisión de los alimentos que se ofrecen en las casas, en las sodas escolares, legislación al respecto y educación nutricional.

Para la Defensoría es necesario que el MEP aplique la normativa existente, pues si bien el contrato que se suscribe entre la Junta de Educación de preescolar y primaria o Administrativas, en caso de colegios, y el concesionario es de naturaleza privada, el Reglamento para el funcionamiento y administración de las sodas en centros educativos, permite establecer controles del tipo de alimentos y servicios que brindan. Esta labor se puede ejercer mediante un monitoreo constante y evaluación permanente del servicio, recomendó la Defensoría.

Monitoreo

De la investigación se desprende que el Ministerio de Educación, las Juntas de Educación y Administrativas y el Ministerio de Salud cuentan con un marco jurídico para ejercer el control previo y posterior a la adjudicación de la concesión, así como para el monitoreo y la evaluación del servicio que brindan las sodas escolares.

Aunado a ello, la Dirección Financiera y el Departamento de Gestión de Juntas del MEP deben regula el uso que se le da a los bienes públicos, en este caso del inmueble donde se ubican las sodas escolares.

No obstante, a pesar de la normativa existente, y de la responsabilidad de distintas dependencias y personas, en la práctica, algunas sodas escolares venden lo que se conoce como comida "chatarra".

La Defensoría recomendó al MEP realizar una investigación que determine si efectivamente se llevan a cabo los controles, por parte de las dependencias y funcionarios o funcionarias correspondientes, del servicio que brindan las sodas escolares.

* Periodista.
En www.elpregon.org

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario