Ago 23 2004
315 lecturas

Economía

Costa Rica: se impone la categoría ilegales

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Una moción aprobada por el Congreso de Costa Rica, establece una multa de cinco salarios mínimos para aquellas personas que den alojamiento por más de 48 horas a un inmigrante ilegal. Según el legislador del Partido Acción Ciudadana, Edwin Patterson, la medida promueve el ordenamiento migratorio y no atenta contra los derechos humanos.

“Establecimos el plazo de 48 horas porque obedece a que en determinadas ocasiones se puede dar alojamiento por una situación humanitaria, pero dentro de ese período la persona puede realizar el reporte”, señaló Patterson, quién señaló asimismo que la medida no debe ser valorada como xenófaba, sino como un intento por controlar y ordenar la migración proveniente de otros países.

¿Caza de brujas extranjeras?

En caso de que quien de alojamiento a un inmigrante sea un extranjero, perderá su condición de legal. La norma subraya que se expulsará a la persona que represente un peligro para la seguridad nacional y el orden público. De cualquier modo el parlamentario señaló que “se deben respetar los derechos humanos porque estas personas están en el país por necesidad y hay que tener conciencia de ello”.

Hay acuerdo de las diferentes fracciones políticas, lo que parece indicar que el proyecto completo que modifica la ley de extranjería estaría aprobado antes de fin de año, bajo la premisa de seguirlo mejorando para que el país cuente con una legislación “ágil y moderna”.

En Nicaragua circuló la versión de la aprobación de la moción, lo cual causó molestia en algunos medios de comunicación que acusaron a los legisladores costarricenses de promover la xenofobia y el racismo.

El siguiente es el extracto de un mensaje electrónico que circuló por la Internet:

“El Congreso de Costa Rica comenzó a discutir hoy una serie de propuestas para incorporarse a la Ley de Migración que discuten sus diputados, en donde destaca una serie de medidas duras contra sus propios ciudadanos por dar amparo a inmigrantes ilegales … Ni siquiera en Estados Unidos, con la Ley Patriótica, se habían visto semejantes leyes …
En aquel país se castiga a quien dé empleo a los indocumentados, pero no a quien dé refugio …”

———————-
* La nota pertenece al periodista Guillermo López, la fotografía a Wilfredo Vega, ambos de La Prensa Libre.
El artículo piuede leerse in extensu en:
www.prensalibre.co.cr/2004/agosto/11/nacionales05.php

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario