Jul 21 2011
1541 lecturas

Sociedad

Costa Rica: se pretende desmantelar el sistema de seguridad social

Rogelio Cedeño Castro.*

La huelga de los trabajadores de la Caja Costarricense de Seguro Social se mueve en el claroscuro, propio de todas las verdades a medias o habituales medias mentiras con que los encargados de administrar la llamada comunicación social procuran adormecer la conciencia ciudadana para, de esta manera, desviar su atención del problema esencial que nos ocupa hoy en día: el sistemático desmantelamiento de las instituciones de la seguridad social en Costa Rica.

En particular la agresión se dirige a la Caja Costarricense del Seguro Social, privándola de los recursos financieros esenciales para su adecuado funcionamiento.

Con deudas impagas de miles de millones de colones por concepto de cuotas patronales y estatales, que los sucesivos gobiernos se han negado a honrar, la Caja bordea cada día con más claridad el abismo de la quiebra, un hecho que tendría graves consecuencias para la ciudadanía que requiere, de manera imperiosa, contar con servicios de medicina preventiva y curativa de calidad y acordes con el inmenso aporte que los trabajadores hacen para su funcionamiento.

Cada vez que la gravedad del problema amenaza con mostrarse, con toda claridad ante la llamada opinión pública sucede que los noticiarios de la televisión, los diarios de circulación nacional y los informativos radiofónicos se encargan de lanzar una cortina de humo para encontrar unos culpables de la crisis: en este caso los trabajadores de la institución que hacen un justo reclamo en el tema de las incapacidades médicas, convirtiéndolos en los chivos expiatorios de una crisis que tiene otros responsables.

Si la caja quiebra no será sólo por responsabilidad de sus empleados y no debemos olvidar que hay otros actores sociales que deberían salir a dar sus opiniones, pero sobre todo a actuar sobre una realidad que se torna cada día más sombría para la gran mayoría de los costarricenses. ¿Es qué acaso podemos pasar por alto el problema de las largas listas de espera para las citas médicas y exámenes de laboratorio? Ni más ni menos que los corredores de la muerte para quienes ya han sido sentenciados a esa pena, a semejanza de lo que acontece en los Estados Unidos.

Sucede que quienes deberían salir a las calles y lanzarse a un movimiento de resistencia nacional deberían ser los asegurados, quienes deberían salir de su egoísta e irresponsable indiferencia frente a un tema de vida o muerte para todos.

Debería ser el pueblo, organizado o no, quien se posesione de las calles y  exija que el gobierno y  los patronos morosos le paguen hasta el último centavo a la caja, pero al mismo tiempo que cesen las políticas privatizadoras y orientadas a la compra de servicios a las grandes clínicas privadas, propiedad de los grandes enemigos de la institución como el gurú neoliberal Óscar Arias Sánchez y sus acólitos dentro de la actual administración de la presidente Laura Chinchilla.

No dejaba de tener razón el presidente  estadounidense John F Kennedy, cuando en su toma de posesión, en el mes de enero de 1961, le dijo a los estadounidenses que no se preguntaran que podía hacer su país por ellos, sino más bien que podían hacer ellos por su país. Estos son tiempos propicios para la acción y no para  asumir actitudes acomodaticias y evasivas. Salgamos todos a defender a la Caja del Seguro Social y la seguridad social en Costa Rica.[1]

* Profesor de la Escuela de Sociología de la UNA y secretario de Educación del SITUN.

[1] Cualquier semejanza con realidades propias de la institucionalidad de otros países, ¿será mera coincidencia? (N. de la redacción).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario