Sep 19 2008
1010 lecturas

Cultura

Creer o no creer: ¿encontrado el Santo Grial del Nilo?

 Gonzalo Tarrués

Se produjo el descubrimiento –o se fraguó o están engañados– el pasado mes de junio en uno de los yacimientos arqueológicos situados en la zona oriental del Portus Magnus de Alejandría, en un templo ubicado cerca de la costa.

Se trata de una taza de cerámica con una inscripción que podría ser la referencia más antigua a Jesús, la llaman la vasija de Cristo, el mago. Un equipo de arqueólogos y egiptólogos la encontró, entre las ruinas sumergidas de la antigua ciudad de Alejandría.

La vasija tiene una inscripción en griego que podría ser la referencia más antigua que existe de Jesús. La noticia fue difundida por el periódico alemán Der Spiegel.

Explorando la vieja ciudad sumergida, el arqueólogo submarino Franck Goddio la habría encontrado en mayo pasado, a cinco metros de profundidad. Según expertos, el artefacto es de la primera mitad del siglo I dC.

La inscripción dice Dia chrestou ogoistas, que puede traducirse por "Magos a través de Cristo". El recipiente ha sido llevado a España, donde –en Madrid– se exhibe como parte de las actividades del Congreso sobre arqueología marítima y comercio antigio,inaugurado el 18 en la Universidad Carlos III.

Varios de los mejores egiptólogos del mundo han trabajado en esta pieza y han propuesto algunas teorías sobre ella. No todas coincidentes.

Este tipo de pequeña vasija se utilizaba en ritos adivinatorios, vertiendo en ella unas gotas de aceite, cuyas huellas sobre la cermámica permitían al oficiante intepretar o predecir el futuro de quien lo consultaba. La palabra goistais significa augur o mago, pero la palabra Crestou puede simplemente designar al que celebraba la ceremoinia –aunque también significa Mesías. No se descarta que su uso en el ritual tenga el sentido de una invocación al Cristo.

"No es descabellado pensar esto, ya que hay que tener en cuenta que en la época de la que estamos hablando, en el primer siglo de nuestra era, la comunicación entre el Portus Magnus de Alejandría y Palestina era muy fluida, con barcos que llegaban de allí a diario. Es muy probable que en Alejandría estuvieran al corriente de la existencia de Jesús y de los milagros que estaba obrando no muy lejos de allí y que los magos realizaran ritos en su nombre", señala Goddio.

Hay otras dos hipótesis sobre la inscripción, como que fuese una dedicatoria o un regalo hecho por un hombre llamado Chrestos, miembro de una asociación probablemente religiosa o esotérica denominada ogoistais, que hace referencia a un dios llamado Ogo, según indicó el arqueólogo.

Otros estudiosos se inclinan por una tesis más simple: se trata de un montaje y la inscripción es falsa. Aduce que la taza está demasiado bien conservada, la inscripción es demasiado nítida y algunas letras parecen mal trazadas.

Fuente: www.periodistadigital.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario