Jul 24 2007
282 lecturas

Opinión

Cristina, la reina K – DE GARDEL Y CRISTINA, PENAS Y OLVIDOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Desde la muerte de Carlos Gardel hasta la presentación de la candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner hubo tantas penas y olvidos que la dignidad y la memoria partieron al exilio en terruño propio.

El 24 de junio de 1935 fallece en Colombia Carlos Gardel. Botana hijo en Memorias resume con una anécdota lo que la propaganda es capaz de hacer cuando se disfraza de estética y buenas intenciones.

“Natalio lo comprendió: (Gardel) era el símbolo de la alegría, de la limpieza criolla adecuado para oponerlo a la hora del descrédito y decepción que sacudía a la República. Fríamente, como sólo ellos podían hacerlo, analizaron con el presidente Justo esa poderosa imagen positiva que el mundo nos devolvía. Fue así que a ocultas, sabia y tenazmente, aceleraron el culto a Gardel y desviaron la mirada de la opinión pública. El Estado puso su parte, Crítica lo suyo. Se demoro ex profeso la vuelta de sus restos durante seis meses, buscando que la apoteosis tapara lo que por razones de Estado se debía olvidar (el negociado de las carnes y el asesinato de Enzo Bordabehere) (1)”, subrayó el hijo del director de Crítica.

Gardel fue velado el 5 de febrero de 1936 en el Luna Park. El senador nacional Bordabehere es asesinado el 23 de julio de 1935 (2). Más de siete meses Gardel difunto recorrió el continente americano antes de que la pro británica e infame Buenos Aires lo acogiese finalmente.

Penas y olvidos. Y Cristina va por la presidencia…

Si bien Lisandro de La Torre y Enzo Bordabehere denunciaron el negociado de las carnes; también el Partido Demócrata Progresista (PDP) aplaudió a José Félix Uriburu el seis de setiembre de 1930 cuando derrocó al radical Hipólito Yrigoyen (3). Días después en Rosario el Teniente Coronel Rodolfo Herberto fue “visitado y saludado por empresarios, gerentes y profesionales de la ciudad”. Herberto había sido designado comandante militar de Rosario. En acto público Enzo Bordabehere fue contundente en su bienvenida a Uriburu: “se estaba viviendo una hora de epopeya para el país, que ve complacido la orientación política y francamente tranquilizadora que señala la proclamación del presidente provisorio (3)”.

El diario La Capital –asimismo– fue categórico. Otra lección de propaganda e infamia: “Rosario esta tranquila. Como por encanto han desaparecido los ladrones, estafadores profesionales y los funcionarios que los amparaban. También han quedado desterrados los accidentes de tránsito: en los ómnibus y tranvías, nadie fuma, se respetan las ordenanzas y nadie grita ni insulta…”. 12 de setiembre de 1930.

Penas y olvidos. Y Hermes Binner va con el PDP por la gobernación santafesina.

Cómo creerle al Cardenal Jorge Bergoglio y su indignación frente la indigencia social sí hasta los reaccionarios D’andrea y Caggiano se preocuparon por las condiciones de vida de los trabajadores. En 1940 Monseñor D’andrea aseveró que el “trabajo es una actividad material que no puede negarse a ningún hombre”. El Arzobispo Antonio Caggiano señaló en 1942 que “hay falta de trabajo para miles de obreros de la ciudad (3)”. Por Rosario y por Caggiano el Opus Dei arribó a la Argentina.

Propaganda, penas y olvido…

El primero de mayo de 1944 Juan D. Perón (Secretario de Trabajo y Previsión) emitió un mensaje a los trabajadores del país desde el recinto de Sesiones del Consejo Deliberante de Buenos Aires. Por la Red Argentina de Radiodifusión el Coronel sostuvo:

“…Nosotros buscamos la unión de todos los argentinos y por eso anhelamos disponer de un capital argentino, para que en armonía con el trabajo, formen la base de nuestra grandeza industrial y del bienestar colectivo… Buscamos suprimir la lucha de clases, suplantándola por un acuerdo justo entre obreros y patrones, al amparo de la justicia que emana del Estado…” (4).

Penas y olvidos…

Y Cristina en La Plata lanzándose a Presidenta. “La Argentina que viene. La calidad institucional no sólo es responsabilidad del gobierno, sino también de la oposición y del sector privado: de sus empresarios, dirigentes sociales y empresas periodísticas. Es la profundización del Estado Institucional”, aseguro la oradora Cristina Fernández de Kirchner (5).

Compréndase bien: “Estado institucional profundizado” es incrementar la explotación de clase. Las instituciones de la clase dominante (empresas, medios del infoentretenimiento, políticas educativas, políticas de seguridad) provocan como resultado (por citar un caso) que cada dos horas muera un niño menor de cinco años por desnutrición en la Argentina (6).

El Estado por más justo y solidario que simule ser nunca renunciará a la dirección opresora de su clase. Jamás habrá “acuerdos” entre “burguesía y sociedad” a la “brasilera”, Sra. Cristina. Salvo sí que la sociedad sea únicamente burguesa.

Penas y olvidos en la democracia del hacha.

“¿Modelo económico de acumulación con inclusión social (5)?”, señora. de Kirchner. Recuérdese que hasta Caggiano y D’andrea se afligieron por los desocupados…

Desde la muerte de Carlos Gardel hasta la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner a Presidenta hubo y hay tantos penas y olvidos (reales o virtuales) que el Mundial Argentina 78 trae sus preguntas… ¿Qué pensarán hoy aquellos pibes que vivaron a Jorge Videla en 1978? A lo mejor recientemente lo votaron a Macri o lo harán por Cristina y la política oficial de Derechos Humanos.

“En la cuenta del otario. 26 de junio de 1978. Argentina campeón del mundo y miles de estudiantes secundarios le piden a Videla que salga a la Rosada. Es el momento de mayor apoyo civil a la dictadura. (Así lo reflejó el diario La Prensa)”, indicó Pablo Llonto en La vergüenza de todos.

Son tantas las penas y olvidos que hasta Antonio Bussi o Luis Patti podrían asumir como legisladores nacionales. Si fuese por ellos y el “modelo económico de acumulación con inclusión social” la fórmula a implementar serían las manifestaciones del General Carlos Cerdá el 20 de julio de 1983 en Tucumán: “El día de las elecciones no va a regir el estado de sitio, al menos por ese día; se va a votar sin estado de sitio (7)”.

En síntesis: parecerá iluso o desconcertante juntar a Gardel con Cristina; aunque me parece que de eso se trata: popularidad, imaginarios y propaganda en escenarios de opresión social.

Burgueses son burgueses. Y las penas dan tristeza.

Que no gane el olvido y sus mentiras de clase.

Notas

1) Citado en Esos malditos tangos. Apuntes para la otra historia. Ricardo Horvath. Editorial Biblos. Latitud Sur. Diciembre 2006.

2) www.demoprogresista.org.ar

3) Historia del primero de mayo en Rosario. 1890-2000. Leonidas Cerutti. Ediciones la Comuna. Mayo 2002.

4) La Nación. Dos de mayo de 1944. Citado en Historia del primero de mayo en Rosario. 1890-2000. Leonidas Ceruti. Ediciones La Comuna. 2002.

5) Cristina se lanzó con un discurso industrialista y de continuidad. 19 de julio. La Nación Online.

6) La democracia del hacha. Andrés Sarlengo. Rebelión. 04/07/07

(7) Citado por Ricardo Horvath en La trama secreta de la radiodifusión Argentina. Ediciones Unidad. 1986.

——————————–

* Un despacho de ARGENPRESS, agencia de prensa independiente argentina.
www.argenpress.info.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario