Abr 19 2006
269 lecturas

Política

CUANDO LAS MUJERES TRAMAN CREACIÓN

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

El 17 de abril llegaron a la Argentina María Galindo y Julieta Ojeda, integrantes de Mujeres Creando, el movimiento social de mujeres bolivianas que ha parido el concepto de “feminismo autónomo” y se ha convertido en un referente de rebeldía y creatividad política y cultural.

Durante la visita, realizarán diversos encuentros con organizaciones sociales y artistas y ofrecerán una serie de presentaciones públicas donde podrán conocerse sus producciones. También se presentará su libro “La Virgen de los Deseos” y, por iniciativa de Mujeres Creando, la muestra “Ninguna mujer nace para puta”, en el Centro Cultural Borges, para la cual invitaron a participar de su organización a Ammar Capital.

Ediciones Tinta Limón organiza e invita a la presentación de La virgen de los deseos del colectivo Mujeres Creando el viernes 21 de abril a las 19 en la Biblioteca Nacional, Aguero 2502 –entre Las Heras y Libertador–, Buenos Aires.

El domingo 23 de abril a las 17 el libro se presentará por el gripo Mujeres Tejedoras en el barrio del bajo Flores de la capital argentina en la Medioteca de la Casona de Parque Avellaneda.

En cuanto a la muestra Ninguna mujer nace para puta, habrá una primera muestra el 26 de abril a las 19, organizada por Ammar-Capital en el Hotel Bauen –administrado por sus trabajadores–, Callao 360. En esta oportunidad se dictará una charla: ¿Por qué ninguna mujer nace para puta?

El Jueves 4 de mayo a las 19 se inaugurará oficialmente la muestra en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires, Viamonte esquina San Martín. Los trabajos estarán expuestos hasta el 15 de mayo.

foto

Mujeres Creando

Es un movimiento social –explican– “parido desde mujeres que vivimos, soñamos, luchamos y construimos en Bolivia, nuestras utopías de sociedad.
Buscamos contagiar de nuestra locura a la gente que nos rodea y escucha. Así pues, somos un puñado de mujeres rebeldes, indias y blancas, lesbianas y heterosexuales, viejas y niñas, de las ciudades y del campo, creyentes y ateas, gordas y flacas, morenas y rubias todas sí mismas y diferentes al mismo tiempo. Vivimos las diferencias como heterogeneidad y en respeto no como una amenaza”.

No están solas. con ellas comparten “algunos hermanos varones y nuestros niños a quienes el sistema permanentemente nos los quieren arrebatar de nuestra esperanza.

“Nuestros instrumentos de lucha y construcción son la creatividad, la desobediencia al sistema patriarcal y machista, la ética en nuestras acciones y el amor.

“El espacio donde construimos y desenvolvemos nuestra actividad son fundamentalmente las calles de nuestro país aunque consideramos la tierra entera como el espacio donde las mujeres y hombres libres tienen el derecho y el permiso de la pachamama para construir su felicidad, por eso no creemos en las fronteras.

“Hacemos acciones creativas en las calles, tenemos un periódico que lo vendemos en las calles se llama Mujer Pública y tenemos libros publicados en poesía, teoría feminista, y sexualidad.

“Hemos hecho televisión abierta por una de las redes mas importantes de Bolivia con un éxito rotundo, porque aunque a alguna gente no le gustaba igual lo veía el programa se llama Creando Mujeres, de 9 a 10 de la noche los días jueves”.

Ninguna mujer nace para puta. La frase se convirtió, en enero de 2006, en el nombre de la muestra que se exhibió en el Museo Tambo Quirquincho, de La Paz, con el auspicio de la oficina cultural de esa ciudad y que contó con la participación de dos integrantes de Ammar-Capital.

foto
Coincidiendo con su visita a Buenos Aires para presentar su libro La virgen de los deseos, el colectivo invitó a repetir esa experiencia a las mujeres de Ammar, que sumarán a la muestra original sus propias producciones.

Ambas organizaciones interpelan y definen el concepto de “trabajadoras sexuales” para hacer visible las situación de explotación, impunidad y negación de derechos que soportan las mujeres de los sectores más pobres y marginados de la sociedad. “Nuestra venganza –dice uno de sus lemas– es ser felices”.

La Virgen de los Deseos es también el nombre de la casa en La Paz, en el barrio de Sopocachi, que esta abierta para “mujeres y varones que quieran conocer nuestro pensamiento y acción feministanarquista”.

—————————————–

Fuente:
www.lavaca.org/seccion/actualidad/1/1345.shtml

Más información puede conseguirse en el portal de la organización:
www.mujereescreando.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario