Jul 27 2004
475 lecturas

Política

Cuba: 51 años desde ayer

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En Santa Clara, donde hace 51 comenzó lo que hoy el único gibierno revolucionario marxista en el gobierno, Fidel Castro no se privó de ironizar a costa del bajo nivel inteectual del presidnete de Estados Unidos. Citó incluso Bush en el divan, un libro que se refiere a la mezcla entre fanatismo religioso y alcoholismo que marca la personalidad de George W. Bush.

fotoSeñaló el dirigente cubano que Bush ha reconocido en alguna ocasión que invadió Irak siguiendo un mandato divino. Y remató: “Ojalá que, en el caso de Cuba, Dios no quiera dar instrucciones al señor Bush de atacar nuestro país y le induzca más bien a evitar ese colosal error”.

Como en sus mejores tiempos -aunque con una oratoria más pausada- el jefe del gobierno cubano cautivó, como de costumbre, a quienes le escucharon durante casi 90 minutos.

Los cubanos, dijo, “estamos dispuestos a morir, no tememos a tu enorme poder, tu ira irrefrenable ni tus peligrosas y cobardes amenazas contra Cuba”. Con sacrástica seriedad recomendó a Bush consultar con el papa Juan Pablo II antes de seguir otro “mandato bélico divino” que le lleve a nuevas invasiones: “Debería cerciorarse de la autenticidad de cualquier mandato bélico divino, consultándolo con el Papa y otros prestigiosos dignatarios y teólogos de las iglesias cristianas, preguntándoles qué opinan”, antes de planear otros ataques a terceros países”.

Cuba no es puerto sexual

fotoEl 16 de julio el presidente estadounidense acusó al giobienro socialista de Cuba de haber hecho del país “un puerto principal del turismo sexual”, señalando que Cuba “ha reemplazado al sudeste de Asia como sitio para los viajes de los pederastas y turistas que buscan sexo”.

Los palabras de Bush conforman la extrapolación de un texto escrito por un estudiante universitario estadounidense que posteriormente declaró que sus palabras habían sido interpretadas maliciosamente, pero la casa Blanca no se desdijo de tales conceptos. Al contrario, en esa ocasión el presidente de EEUU dejó establecido que su gobierno”trabaja para una transición rápida y pacífica a la democracia en Cuba”.

El polemista que es Fidel Castro fue al hueso al responder al invasor de Iraq: “(Bush) califica al turismo en Cuba como sexual y los turistas de EEUU y Canadá como pedófilos, cuando todo el mundo conoce que, en su inmensa mayoría, se trata de jubilados y personas de la tercera edad (…) que buscan la tranquilidad y seguridad excepcional, la educación, cultura y hospitalidad” de la isla”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario