May 25 2004
756 lecturas

Cultura

Cuba: La cultura más allá del espectáculo

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

La historia es breve y exitosa. Rivera, destacadísimo cantante, y Marcano, reconocido artista de la plástica, tenían una propuesta concreta en cómo la Cultura puede contribuir en la lucha contra el ALCA, y la expusieron en el Segundo Encuentro Hemisférico celebrado en Cuba en el 2002, específicamente en el Taller sobre Cultura e Identidad.

Era una idea de amor y solidaridad. Ofrecer becas a jóvenes de las capas más desposeídas de América Latina para desarrollar sus aptitudes artísticas, pues se sabe que esa enseñanza especializada es de las más costosas.

Danny Rivera, en su exposición, precisó que sería una escuela de nuevo tipo, en defensa de la identidad cultural de los pueblos latinoamericanos, de Arte para la paz y contra el fascismo.

Los 54 delegados de 19 países que participaban en el Taller, auspiciado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), dieron su aprobación a la propuesta, que luego fue concretándose, y en el siguiente Encuentro contra el ALCA el pasado año, se presentó como Cátedra de Artes Plásticas y Música, una experiencia previa y necesaria para el empeño mayor de la Escuela.

El Ministerio de Cultura de Cuba recomendó que en sus inicios la Cátedra esté adscrita al Centro Nacional de Escuelas de Artes para poder compartir en todas sus posibilidades la experiencia cubana en la enseñanza artística. Así se incorporan a la Cátedra los profesores de la Academia San Alejandro y la Escuela Nacional de Música.

Luego de tener elaborados los programas de estudio -un curso de nivelación escolar, un período de nivelación artística y dos años de enseñanza académica básica que contempla Humanidades y la especialidad-, se inició el difícil proceso de selección para la concesión de las becas.

Esta labor comenzó con la divulgación de las convocatorias, apoyada por las embajadas cubanas y los Movimientos de Solidaridad, y luego las candidaturas fueron analizadas por tribunales integrados por profesores de San Alejandro y la Escuela de Música, junto a la coordinadora general de la Cátedra, Estella Morejón.

Fueron ratificados 19 muchachos (entre 18 y 22 años) procedentes de Bolivia, Brasil, Canadá, Ecuador, Haití, México, Nicaragua, Puerto Rico y República Dominicana. De ellos, once estudian ya guitarra y percusión popular y ocho, pintura y grabado.

Los estudiantes llegaron a La Habana en marzo pasado, cuando la Cátedra fue oficialmente constituida en presencia de Danny Rivera (quien los llamó “esperanza de América), Pablo Marcano (“la cultura nos salva en la lucha contra el ALCA”), Juan Medina, director de la Escuela de Bellas Artes de República Dominicana (“América es una, el arte nos une en el espíritu”), Luz Carmen Vilchis, directora de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de México, y Haydee Landín, representante de la Escuela de Bellas Artes de Puerto Rico.

En el acto de inauguración en la Escuela de Música participaron el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón (“este proyecto era un sueño, pero el sueño se ha hecho realidad”) y el viceministro de Cultura, Rafael Bernal.

Los becarios de la Cátedra tienen inmensas posibilidades, más allá de las clases. Por ejemplo, ya han podido asistir a dos reconocidos eventos musicales, los festivales Percuba y el Internacional de Guitarra Leo Brouwer.

Como significaba Danny Rivera, los jóvenes que han comenzado sus estudios tienen aptitudes artísticas y una positiva actitud en defensa de la Identidad, y la Cátedra Internacional de Artes Plásticas y Música “es una acción concreta, con visión integradora en la esfera de la Cultura contra el ALCA”.

…………………………………………..

* Periodista de Granma Internacional. www.granma.cu.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario