Feb 16 2006
609 lecturas

Economía

CUBA, VENEZUELA Y LA MEDICINA SOLIDARIA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Las dificultades en el terreno de la salud constituyen uno de los eslabones fuertes en la cadena del subdesarrollo y la consagración de la dependencia de los países latinoamericanos.

Como el desarrollo social es escaso, la mayor√≠a de la poblaci√≥n carece de empleos con salarios adecuados, los servicios sociales p√ļblicos se deterioran hasta hacerse inexistentes, al menos en los barrios m√°s modestos de las grandes meg√°polis.

Las dificultades para atender la infraestructura escolar y la ca√≠da del salario de los maestros determinan una ca√≠da en la calidad de la educaci√≥n p√ļblica. Reaparece el analfabetismo bajo formas encubiertas o solapadas. Estas carencias educativas son un escollo para el mantenimiento de la salud y tienden a hacer m√°s graves las dificultades de empleos.

Solo desde el Estado, a trav√©s de planes que atiendan la emergencia social, se puede revertir este c√≠rculo infernal de la pobreza. Con mucha frecuencia las elites que controlan la distribuci√≥n de recursos carecen de vocaci√≥n y compromiso para dar pasos decisivos en la lucha contra la perpetuaci√≥n de los da√Īos sociales provocados por el estancamiento econ√≥mico y la desigualdad en la distribuci√≥n de los ingresos.

En ese contexto latinoamericano, desde Cuba y con el respaldo de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela, se viene desarrollando una campa√Īa verdaderamente impresionante en su amplitud y en su significado humanitario y de profunda solidaridad.

Nos referimos a la llamada Misi√≥n Milagro. Acerca de ella dice bien Gilberto L√≥pez y Rivas en una nota publicada en el revista digital Rebeli√≥n: ¬ęLa Organizaci√≥n Mundial de la Salud refiere que 90 por ciento de los 136 millones de enfermos visuales se concentran en los pa√≠ses del capitalismo del subdesarrollo y, hasta el inicio de la Misi√≥n Milagro, ning√ļn gobierno ni organismo internacional hab√≠a logrado estructurar un programa que diera respuesta efectiva y en gran escala a los necesitados afectados por diversos padecimientos de la vista.

La Misi√≥n ya se desarrolla en 24 pa√≠ses de Am√©rica Latina y el Caribe, incluyendo como es bien sabido a Uruguay, y ha logrado operar y curar de manera gratuita, en apenas a√Īo y medio, a m√°s de 210 mil personas afectadas de ceguera y otros tipos de deficiencia visual.

Dentro de la misma concepci√≥n solidaria y humanista se desarrollan los cursos universitarios gratuitos en Cuba donde cursan su carrera m√°s de 12 mil estudiantes de medicina procedentes de 83 pa√≠ses: 5 mil 500 de Am√©rica del Sur, 3 mil 244 de Centroam√©rica, 489 de M√©xico y Norteam√©rica¬Ľ, dice L√≥pez y Ribas en el art√≠culo citado.

En contraste con la actitud de Cuba y de Venezuela, los pa√≠ses del capitalismo avanzado no s√≥lo no preparan profesionales de la salud para los pa√≠ses perif√©ricos, sino que saquean de m√©dicos al mundo del subdesarrollo: Nueva Zelanda, Reino Unido, Canad√°, Estados Unidos y Australia mantienen su plantilla de profesionales de la medicina entre 22 a 35 por ciento con migrantes provenientes de los pa√≠ses pobres. Un informe de la OMS y de la Universidad Harvard se√Īala que el subsidio anual del sur al norte por concepto de esa fuga de personal especializado asciende a 500 millones de d√≥lares.

Distintas concepciones del mundo y del ejercicio de la medicina, distintas actitudes en las relaciones internacionales donde en lugar de la actitud predatoria de las grandes potencias se desarrolla un sentido de cooperación y fraternidad humana entre los pueblos.

Es una lecci√≥n duradera, una ense√Īanza sin ret√≥rica ni aspavientos. Una sucesi√≥n de hechos palmarios que ense√Īan m√°s que mil discursos. Y los protagonistas son pueblos de econom√≠as donde tambi√©n hay escasez y de sociedades en las que no faltan los problemas. Pero all√≠ el sentido de pertenencia a la condici√≥n humana es consistente y vigoroso, y la actitud de solidaridad se asienta en concepciones de vida arraigadas y ejemplares. La sola descripci√≥n de la Misi√≥n Milagro es no solo una noticia de tremenda importancia social y sanitaria sino tambi√©n una noticia que tonifica el esp√≠ritu y ayuda a devolver la confianza en el ser humano.

—————————————–

* Editorial publicado el 14 de febrero de 2006 (www.diariolarepublica.com/v8/bin/nota.mv?anio=2006&mes=2&dia=15&registro=49).

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario