May 22 2009
557 lecturas

EconomíaPolítica

D´Escoto: Debe establecerse una moneda más segura; el mundo no tiene por qué pagar la indisciplina de EEUU

Deisy Francis Mexidor*

Miguel d’Escoto, ex canciller nicaragüense y actual presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, está inmerso en la preparación de la Conferencia de Crisis Económica y Financiera Mundial y su Impacto en el Desarrollo, a celebrarse al más alto nivel, en Nueva York, del 1 al 3 de junio, y señala que hay consenso generalizado sobre que el dólar no puede seguir siendo la monedad para las reservas internacional.
 
¿Qué acogida ha tenido la idea de la reunión? ¿La posibilidad de un G-192 no debe caer muy bien en algunos círculos que prefieren que se siga hablando del G-20, del G-8?
Estamos ante una situación totalmente inédita. Hay que recordar que a la Asamblea General le estaba prohibido prácticamente inmiscuirse, hablar sobre el tema de las finanzas internacionales, de la economía mundial, esos temas eran reservados para el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización Mundial de Comercio (OMC), eso ha sido siempre así.
Pero esta situación no puede continuar, las normas existentes fueron establecidas por EE.UU. que se consideraba "el gran vencedor" de la Segunda Guerra Mundial y la verdad es que las reglas de juego en asuntos de comercio, economía y finanzas internacionales las impusieron ellos, los llamados "vencedores". De manera que esta convocatoria que hemos hecho para junio sería la primera oportunidad en la historia de Naciones Unidas en que estamos diciendo: "vengan toditos".
Estamos en el siglo XXI, el siglo de la reconciliación -tiene que serlo- y de la inclusividad democrática. No queremos que sean solo un G-8 o un G-20 los que hablen y decidan, respetaremos criterios, los escucharemos, pero en una real democracia la mayoría es quien decide, por eso empecé a hablar de que la que debe imponerse es la voz del G-192, de todos los miembros de la ONU.
 
Hasta ahora la cuenta ha sido simple: hay 172 países que no están incluidos en las deliberaciones del G-20, donde hay integrantes, naciones de economías emergentes, de ese grupo que nos apoya en el propósito que deseamos materializar. Así que hay buen ánimo para el encuentro, el cual se ha convocado al máximo nivel, porque esta batalla hay que darla en las Naciones Unidas, para que democráticamente se pueda participar en el diseño de la nueva arquitectura financiera, económica, monetaria y comercial mundial. Eso es lo que pretendemos hacer. Pienso que el encuentro de junio será considerado como la primera sesión de una reunión que se mantendrá abierta. Se ha avanzado muchísimo en la propuesta que se presentará a los gobiernos y que se negociará en Nueva York.
 
¿Un adelanto del documento en cuestión?
¿Cómo es su imagen de Miguel d’Escoto?
Me encanta el arroz con potaje. Me gusta la cocina y hago recetas que me han enseñado aquí, cuando me preguntan digo que son un secreto cubano. He hecho muchas cosas en mi vida: fui canciller de Nicaragua (julio de 1979-abril de 1990). Nunca nadie me llamó por excelencia ni señor. Detesto eso. No soy partidario de las diferencias. Muchos me llaman Padre. Al final donde quiera que esté solo me considero un cura de callampa, esos barrios más pobrecitos de Chile adonde un día hice labor comunitaria y soy, no lo olvides, un hombre de esperanza, que sabe que otro mundo sí es posible y lucha por alcanzarlo.
 
*Extractos de la entrevista realizada por Deisy Francis Mexidor en el periódico cubano Granma

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario