Ago 29 2005
262 lecturas

Opinión

¿Democracia, seudodemocracia, mamarracho?

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Veo al ministro chileno señor Vidal –en la señal internacional de TVN– diciendo que no se aprueban leyes en el Congreso porque hay siete diputados que pueden mas que los otros cincuenta y nueve, y porque hay tres senadores que tienen mas poder que los otros veintisiete; por decir lo menos, no puedo aceptarlo.

O yo no sé lo que es democracia o estamos hablando de algo diferente.

Viví la democracia que había en Chile hasta el 11 de Septiembre de 1973. Donde era imposible que tres tuvieran mas poder que ventisiete para decidir algo. Esa democracia con esa lógica hizo que yo, siendo muy joven, tuviera y expresara libremente y sin tapujos mis ideas.

Nunca milité políticamente ni mucho menos cometí delitos, ni siquiera desordenes de ningún tipo. Creí en esa democracia, confíe en ella y cuando la derecha, el poder que hoy representan esos tres del Senado o los siete de la Cámara de Diputados golpearon a Chile y el mundo para imponer sus ideas y  voluntad, entre otras experiencias dolorosas me dejaron una que hoy quiero exponer a la juventud chilena.

 
JÓVENES CHILENOS, NO ARRIESGUEN SU VIDA

 
No expresen abiertamente sus ideas, mucho menos políticamente. Si yo antes de 1973 hubiese visto la prepotencia e impunidad que hoy exterioriza libremente la derecha y los militares chilenos y todas estas contradicciones, como la del Senado, candidatos de derecha prometiendo justicia y bienestar para los pobres o los trabajadores, no habría perdido mi trabajo, mi carrera universitaria, mi país, ni hubiera sufrido la rotura de mi familia. Porque no le hubiera confiado a nadie mi pensamiento, mis ideas.

Los políticos hoy son los mismos de entonces y los empresarios también –y con mucho mas poder que antes de 1973–. He podido comprobar que hoy ni la prensa proclive al Gobierno puede decir lo que tendría que decir; percibo una realidad muy frágil: jóvenes, no arriesguen su futuro. Nadie los defenderá después.

He buscado justicia  y hasta hoy ni con la democracia que se pregona la he obtenido. Mi objetivo al decir mi pensamiento es, primordialmente, evitar que gente joven sufra lo que hemos sufrido los de mi generación.

 
———————————

* Ciudadano chileno radicado en la Argentina (jorma@arnet.com.ar).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario