Dic 1 2010
549 lecturas

Política

Descaro y prepotencia

Néstor Francia.*

Ayer señalábamos en nuestro informe, sobre las filtraciones de Wikileaks, que “…es ingenuo pensar que algo cambiará en ese imperio por esta razón. Seguirá inmiscuyéndose y espiando por todo el mundo”. Ayer mismo el secretario de Defensa de USA, Robert Gates, confirmó nuestra apreciación al reconocer que la última filtración de documentos de Wikileaks ha sido “embarazosa” e “incómoda” para Estados Unidos, pero no cree que afecte la relación con otros países.


“¿Es embarazoso? sí ¿es incómodo? sí ¿Consecuencias para la política exterior estadounidense? Muy pocas”
, dijo Gates en una rueda de prensa. Además, el funcionario gringo usó precisa y cínicamente el argumento de la omnipresencia imperial en el mundo para respaldar sus afirmaciones. El secretario de Defensa señaló que los gobiernos extranjeros tratan con Estados Unidos porque “está en su propio interés… no porque les gustemos” y aseguró que seguirán intercambiando información con otros países.

Gates consideró que la mayoría de los países sigue necesitando a Estados Unidos, por lo que las relaciones bilaterales no se verán afectadas por la filtración de los cables diplomáticos: “Seguimos siendo una nación indispensable”, aseguró Gates.

El descaro y la prepotencia imperiales no tienen límites, y eso queda demostrado en el hecho de que el Imperio ha desatado sus manipulaciones y sus persecuciones de inmediato, y con la colaboración de sus factores aliados por todas partes, como la canalla mediática internacional. Ahora comienza a ser destacada la aseveración gringa, filtrada por Wikileaks, sobre la presencia de los servicios de inteligencia cubanos en Venezuela, y a ser superpuesta sobre las informaciones más comprometedoras para la diplomacia yanqui, así como otras de parecido tenor.

Por otra parte se ha informado que Interpol emitió una orden internacional de detención, una “notificación roja”, contra el fundador de Wikileaks, Julian Assange, por presuntos delitos sexuales. Esto ocurre precisamente después que el portal en cuestión difundió la más reciente filtración de documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre las relaciones diplomáticas estadounidenses. En el mismo sentido, Amy Davidson, editora de la prestigiosa revista The New Yorker, alertaba hace unos días por dónde iban a venir los tiros del gobierno de Obama contra Wikileaks:

1. Acusar a Assange y a sus colegas de espionaje, independientemente de que ellos estén fuera de la jurisdicción norteamericana; pedirle a los aliados de EEUU que hagan lo mismo.

2. Explorar las oportunidades para que el Presidente Obama incluya a los colaboradores de Wikileaks en la lista de combatientes enemigos, allanando el camino para acciones no judiciales en su contra.

3. Congelar los activos de la organización Wikileaks y de sus partidarios, y aplicar sanciones financieras a aquellas instituciones que colaboren con esta organización; impedirles todo tipo de transacciones en dólares norteamericanos.

4. Darle la oportunidad al nuevo Cibercomando de Estados Unidos de demostrar que pueden, por vía electrónica, asaltar a Wikileaks y a cualquier compañía de telecomunicaciones que ofrezca sus servicios a esta organización.

5. La celebración de audiencias en el Congreso para evaluar cómo la información clasificada podría estar comprometida y cómo Estados Unidos puede identificar mejor y luchar contra organizaciones políticas como Wikileaks.

Hilary Clinton insinuó algunas de estas medidas en su conferencia de prensa del lunes y, conteniendo a duras penas la ira, aseguró que su Gobierno dará “pasos agresivos contra los responsables de la filtración”.

En todo caso, los esfuerzos de la diplomacia y de las agencias imperiales para aislar a Chávez se revelan cada vez más infructuosos. Ayer, por ejemplo, el Senado uruguayo dio sanción definitiva al Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, una de las iniciativas donde ha estado más activa Venezuela. Uruguay se convirtió así en el noveno país en cumplir con el trámite de adhesión, lo que permite formalmente dar existencia jurídica al bloque. Queda pendiente la aprobación en Brasil y Paraguay.

Venezuela, las lluvias

En cuanto al tema de las lluvias, llama la atención lo ocurrido con Leopoldo López y sus seguidores del partido derechista Voluntad Popular. Se informó que López, el Diputado Gregorio Graterol y el general Antonio Rivero estarían en el cuartel Girardot de la Guardia Nacional del estado Falcón supuestamente esperando a que les entregaran seis toneladas de alimentos que serían para ser distribuidos a los damnificados de esa entidad y que habrían sido decomisadas por la Guardia Nacional.

Según informes opositores, Leopoldo López, coordinador nacional de Voluntad Popular, y su aliado, el ex director nacional de Protección Civil, general Antonio Rivero, salieron en una caravana de 40 vehículos a las 4:00 am del Mercado Municipal de Chacao, Caracas, con “voluntariado” de una organización llamada Fun Race, Protección Civil Chacao, grupo Sambil y “profesionales” que ofrecieron sus servicios para llevar los alimentos a los damnificados del estado Falcón.

Uno se pregunta por qué no coordinaron estas supuestas donaciones con las autoridades competentes que están abocadas a las labores vinculadas a la emergencia, sobre todo en el estado más golpeado por el desastre, que es Falcón. Aun sin conocer detalles de lo ocurrido, es clara la intención politiquera de López y los suyos.

El pretender unos particulares presentarse en el escenario sin  coordinación alguna  con las autoridades, e incluso en contradicción con ellas, no puede ser definido sino como, al menos, una provocación generada en las ansias de figuración y en el afán de sacar provecho político de la tragedia del pueblo. Para entender quién anda en qué trampa, es bueno saber que ayer el vicepresidente de la República, Elías Jaua, instó a las autoridades de los estados Carabobo, Miranda y Zulia, a coordinar acciones con las distintas instituciones del Gobierno nacional, para hacer frente a la situación por la que atraviesan algunas familias venezolanas, debido a las fuertes precipitaciones registradas en las últimas horas. Jaua expresó:

“Estamos en la disposición de dar todo el apoyo a las gobernaciones de los estados Miranda, Zulia, al igual que lo estamos haciendo en Yaracuy, Falcón, Vargas y Distrito Capital, para atender a nuestro pueblo”. En función de este llamado, exhortó a todos los organismos a trabajar de manera coordinada en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, para garantizar el resguardo del pueblo, objetivo principal del Gobierno nacional.

Como se sabe, en este tipo de emergencias una de las herramientas principales es la coordinación de los esfuerzos y la acción de mandos específicos y unificados. La piratería de Leopoldo López solo puede contribuir a la anarquía y se convierte no en una ayuda, sino más bien en un obstáculo para las labores de apoyo. A este politiquero ultraderechista se le ven demasiado las costuras.

A todas estas, en la sesión de ayer de la Asamblea Nacional fue aprobada la urgencia reglamentaria para la Ley de Emergencia para Terrenos Urbanos y Vivienda. La presidenta del Parlamento, Cilia Flores, incluyó como primer punto de la agenda el tema de las lluvias. Así es que se gobierna.

* Analista de asuntos políticos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario