Jul 22 2009
434 lecturas

Sociedad

Detención de Héctor Llaitul eleva a 37 el conteo de prisioneros políticos mapuche

Lucía Sepúlveda Ruiz*

Nueve meses deberá permanecer en prisión preventiva Héctor Llaitul, dirigente de la Coordinadora Arauco Malleco. La fiscalía lo acusa de ser autor intelectual de una emboscada contra el fiscal Mario Elgueta (izq.) ocurrida en agosto de 2008, hecho que el imputado califica como un enfrentamiento interno entre comuneros, y no una emboscada. La medida fue dispuesta por la fiscal regional Ximena Gatti. Llaitul fue absuelto en junio de 2008 en el juicio oral de todos los cargos con que anteriormente la fiscalía logró mantenerlo en prisión por un año y cuatro meses. La historia se repite, aunque ahora se le acusa además de asociación ilícita terrorista. En esa oportunidad, en Temuco, su abogado defensor, el ex Juez Juan Guzmán calificó las acusaciones como un montaje policial.
 

"Mientras exista pobreza y miseria en las comunidades, la lucha por el territorio y la autonomía va a continuar", declaró Llaitul ahora.
    
La detención de Llaitul eleva a 37 el conteo de mapuche que están en prisión en distintos penales del sur. 28 de los prisioneros están procesados o condenados por la ley antiterrorista heredada de la dictadura.  En total hay  60 luchadores sociales mapuche y activistas de su causa que están en prisión o en libertad condicional por  sentencia o medidas cautelares. 

Dos mapuche han debido buscar refugio políticos en Argentina y uno en Suiza. A ello  se suma la desaparición (en 2005) de un menor –José Huenante Huenante–, posiblemente muerto en tortura a manos de carabineros, y la muerte a causa de la acción policial o por tortura de tres jóvenes, Alex Lemún, Matías Catrileo y Johnny Cariqueo. Estos hechos, puestos en conocimiento de la presidenta Bachelet en un reciente documento emitido por la Comisión Etica Contra la Tortura, serán también parte del informe que en agosto presentará  la  Mesa de Trabajo sobre derechos colectivos, políticas de Estado y pueblo mapuche en Chile,.ante el Comité de Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas.

“Clandestinidad” mapuche

Pese a que el gobierno y la policía señalan que su detención fue fruto de una ardua investigación policial, el hecho es que Llaitul fue detenido en la casa de su madre, Florinda Carrillanca, en Osorno, en el barrio de Rahue bajo, donde se encontraba junto a su esposa y sus hermanos. Esto ha sido una constante en las detenciones de mapuche que supuestamente son terroristas de alta peligrosidad y están “clandestinos”. Por ejemplo Mireya Figueroa, detenida a comienzos de julio de este año fue arrestada en la casa de su hermana, en Santiago, gravemente afectada por un cáncer. Los doce detenidos en Puerto Choque en abril fueron detenidos en sus hogares, evidenciándose que ninguno de ellos lleva una vida oculta.
    
Según relata Pamela Pessoa, su marido fue reducido en el patio trasero de la vivienda de su madre por unos diez efectivos armados de la PDI a las 18:20 del  miércoles 15 de julio. La  vivienda estaba rodeada y luego ingresaron por las viviendas vecinas y por atras. Continúa la mujer:

“Yo estaba a su lado en ese momento. Aun así no lograron derribarlo, ni esposarlo, pues forcejeó hasta el final. En la vivienda se encontraban sus hijos y sobrino, en su mayoria niños, además de su madre, hermano y cuñada.A su hermano y sobrino los tiraron al suelo“. A la familia le impidieron posteriormente tomar contacto con el detenido, que fue trasladado a Temuco y luego en helicóptero a Cañete –ciudad ubicada a unos 500 km de Santiago– para la formalización, en medio de un impresionanate despliegue policial.
    
Llaitul fue trasladado luego a la cárcel El Manzano de Concepción,  ubicada en el camino a la localidad de Penco Nº 450, en la Región del Bío Bío.
    
Los presos de El Manzano

Justamente allí cumplen también prisión preventiva por nueve meses varios de los detenidos el 11 de abril de este año, casi todos  miembros de la comunidad indígena Esteban Yevilao de Puerto Choque, Tirúa, que recientemente solidarizaron con las reivindicaciones de los gendarmes, declarándose en huelga de hambre.
Ellos también fueron  formalizados bajo la ley antiterrorista por los delitos de “homicidio frustrado” y otros vinculados a la supuesta emboscada contra el fiscal exclusivo en causas mapuche Mario Elgueta, por asociación ilícita terrorista y  supuesta agresión contra un colaborador de la fiscalía –que anteriormente lo fue de la DINA– José Santos Jorquera, en Puerto Choque.
    
Los detenidos de la comunidad Esteban Yevilao son  José Huenuche Reimán quien a su vez se encontraba en libertad condicional desde el 4 de noviembre de 2008, luego de haber sido detenido en el marco de un hallazgo de armas en tierras de su comunidad, denominada  Juana Millahual (Contulmo),  Ramón Llanquileo Pilquimán, Luis Menares Chamilao, y César Parra Leiva. En este último caso, la  primera detención fue en octubre de 2008, y había salido en libertad con medidas cautelares el 2 de abril de este año. Se le imputaba por robo  a una empresa forestal que se habría producido en mayo de 2007 y agresión a un carabinero, acusaciones que se habían ido desvirtuando.

Norberto Parra Leiva, hermano de César también fue detenido en octubre de 2008. Se le acusaba de robo  a una empresa forestal que se habría producido en mayo de 2007. También están allí  Segundo Ñehuei Ñehuei de la Comunidad Benancio Ñehuei, Puerto Choque, Tirúa, y Jonathan Huillican Mëndez que vive en la localidad de Labranza, Temuco, pero fue detenido en Comunidad Esteban Yevilao, Puerto Choque.

Denuncias de tortura han acompañado los casos de estos detenidos.

En declaración pública dada a conocer luego de la detención de Héctor Llaitul, la Coordinadora Arauco Malleco sostuvo que  “esta nueva arremetida policíaco-judicial llevada adelante por el Ministerio Público y el actual gobierno chileno en contra de nuestros lideres mapuches y nuestras comunidades movilizadas y en conflicto y en contra de la CAM en particular, responde a la política represiva del Estado chileno en contra del pueblo nación mapuche. Que el Estado chileno a través del gobierno de turno ha expresado abiertamente su apoyo al empresariado, favoreciendo las inversiones capitalistas en la zona”.

* Periodista
http://periodismosanador.blogspot.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario