Oct 8 2004
774 lecturas

Política

Ecuador: de nuevo en el virreynato

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Texto de la intervención de la dirigenta de las naciones originarias durante el lanzamiento y firma de la Declaración por la Dignidad y la Soberanía, el pasado 28 de setiembre en Quito.

Vengo a dejar mi voz en esta Sala Capitular desde la memoria de mis antepasados.
Desde las historias contadas por los abuelos de los días obscuros cuando
llegaron a nuestras tierras los espa√Īoles para sojuzgarnos. Desde la experiencia
de ser indígena y mujer. Dos condiciones de discriminación en una sociedad
excluyente que se fue haciendo en el saqueo y la miseria, en la que, después
de duras luchas y largos a√Īos, los pueblos ind√≠genas comenzamos a irrumpir
para apropiarnos de nuestra palabra y nuestro destino. Largos a√Īos y duras
luchas que nos permitieron a todos reconocernos en un país plurinacional
y diverso.

Sin embargo en estos √ļltimos tiempos, cuando pens√°bamos que la pesadilla
comenzaba a terminarse asistimos a una nueva conquista, a una nueva colonia.
Las historias de los mayores comienzan a repetirse como que la maldición
de indignidad y vasallaje ha caído nuevamente sobre nuestra Patria.

Ejércitos extranjeros llegan a nuestro territorio, y se asientan en Manta,
cuna de nuestras primeras culturas, para manipular a las tropas criollas
a su antojo; tenemos un nuevo virrey, en estos momentos con nombre de mujer,
que dirige al país desde la embajada estadounidense, su nuevo palacio, que
tiene mando sobre nuestras unidades militares, y voz decisoria sobre las
autoridades pol√≠ticas y econ√≥micas; el presidente de la Rep√ļblica cumple
las mismas funciones que el presidente de la Real Audiencia y muchos empresarios
que administran los bienes de las transnacionales, son los nuevos encomenderos.
El dobl√≥n espa√Īol ahora se llama d√≥lar y escasea para la mayor√≠a de la poblaci√≥n.

La pobreza se agudiza y nuevos y viejos ricos pretende llevar a sus arcas
las √ļltimas riquezas de nuestro patrimonio. Y en medio de todo este dolor
intentan dar la estocada final, obligándonos a firmar, a espaldas del país
entero, el Tratado de Libre Comercio, detr√°s del que se negocian ignominiosamente
los conocimientos ancestrales, la salud de los ecuatorianos m√°s pobres,
la agricultura, la incipiente industria nacional, la vida y el futuro.

Por esta urgencia me permito convocar a la unidad de todos los ciudadanos y
ciudadanas, sectores y organizaciones, para quienes la dignidad y la soberanía
son principios fundamentales, para elevar y crecer la resistencia organizada
a la firma de este nuevo instrumento de dominación.

Por todo ello estoy aqu√≠, como persona, √ļnicamente con mi voz, sin hablar
a nombre de nadie m√°s que de mi voluntad de construir y defender la Patria,
la de nuestros hijos, la mía, la de todos.

Saludo esta iniciativa de patriotas, hombres y mujeres, para sacudirnos
del yugo colonial, y espero que en el futuro cercano, cuando logremos rescatar
a nuestra Pacha Mama de la traición y el vasallaje, podamos, con la misma
voluntad y firmeza construir un nuevo país, justo, igualitario, libre.

———————–

* Dirigente indígena ecuatoriana, fundadora de las más grandes organizaciones
indígenas
ECUARUNARI y CONAIE, Secretaria del Foro Social Mundial -Capítulo
Ecuador. Preside el Consejo Político de la Nacionalidad Kichua del Ecuador
.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario