Mar 31 2005
181 lecturas

Economía

Ecuador: migrantes, una voz que no se escuha

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(ALTERCOM, Quito, marzo 2005). En la localidad Manta, en la costa ecuatoriana central –a medio camino entre las fronteras con Perú y Colombia–, tuvo lugar el Primer Encuentro ecuatoriano de emigrantes, inmigrantes, desplazados, refugiados y sus familiares.

foto
Manta dispsone de hermosas playas, acomodaciones para el turismo, es la sede del actual sudamericano de Vóleibol y allí se encuentra una base militar arrendada por el gobierno ecuatoriano a Estados Unidos por 10 años.

La base depende del Comando Sur estadounidense con sede en La Florida. Su función –asegura el coronel Kevin Saderup– es “la ayuda humanitaria y la ayuda en seguridad. En 1996 empezamos los programas médicos y hemos tratado casi 52 pacientes en Ecuador”. Saderup es el jefe del Comando Sur en Ecuador.

Desde luego muchos ecuatorianos –y muchos colombianos– no están de acuerdo con el militar venido del norte: tampoco muchos otros latinoamericanos, en especial si se atiende a las actividades “humanitarias” que bajo su infuencia se realizan.

(Mayor información en Red Voltaire).

Por el derecho a tener voz propia

El encuentro contó con la participación de delegados de organizaciones hermanas de Colombia, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, que se comprometieron a la unificación de sus luchas y demandas como movimiento social que busca aportar a la construcción de una América Latina única, grande y nuestra, potenciada en su diversidad humana y cultural.

Los migrantes elogieron Manta para el encuentro con el propósito de destacar nuestra conciencia del negativo impacto que la presencia político-militar de EEUU tiene en el desarrollo democrático y soberano del Ecuador y de los pueblos de América Latina.

Aseguran que la base militar de Manta se ha convertido en un enclave que propicia la degradación de las jóvenes, interfiere en la actividad de los pescadores y hasta restringe el derecho a migrar de quienes se ven forzados a hacerlo por la depresión económica que afecta a amplios sectores del país. Exigen, por ello, la cancelación inmediata del contrato por el cual se ha concedido esta base a los EEUU.

Afirman también: “En nuestros debates, hemos cobrado conciencia de que el proceso de negociación del TLC con EEUU se está realizando al margen de toda participaciín ciudadana y sin tener previamente definida una estrategia nacional de desarrollo”. Por lo que:

“Nos pronunciamos, por ello, en contra de este TLC y a favor de una integración económica, política, social y cultural de los pueblos y de los países de la Comunidad Andina y del MERCOSUR, de manera de conformar un bloque político y económico con mayor soberanía y poder negociador en el mundo actual.

foto
Aseguran que, “como consecuencia de la agudización de la violencia y de la puesta en marcha del Plan Colombia y del Plan Patriota”, han constatado cómo las autoridades de Ecuador y Colombia provocan “con sus medidas la extensión de los perjuicios de la guerra hacia nuestro territorio y hacia las poblaciones que habitan la frontera, con gravísimos daños a las personas y al medio ambiente, a su derecho a una vida democrática y digna”.

Señalan el peligro de las fumigaciones, las que so pretexto de combatir la narcoproducción “dañan la salud humana” y el ambiente. Reclaman asimismo contra la militarización de la zona fronteriza.

Convencidos del aporte económico, social y cultural que los migrantes, desplazados y refugiados hacen a los países en que residen, exigen que “las autoridades de nuestros países de origen, tránsito y destino, respeten a plenitud los derechos de los migrantes, desplazados y refugiados”.

“Exigimos, en particular, que el gobierno de Ecuador y de otros países sudamericanos emplacen al gobierno de España para que se otorgue un mayor plazo para la regularización migratoria, sin mayores condiciones y requisitos de nuestros compatriotas.

Canciller de Ecuador: persona non grata

La Asociación mundial de ecuatorianos residentes en el exterior (ERE) a través de su presidenta Elba Berruz, retiró la invitación extendida al canciller Patricio Zuquilanda para el II Congreso de emigrantes a realizarse en Nueva York el próximo 25 de abril.

Al reconocer que las opiniones del Canciller entorpecerán el trabajo de ERE. y otras organizaciones comunitarias que luchan por la defensa y la legalización migratoria en varios países del mundo, por cuanto no les dará el respaldo oficial que buscaban el ministsro fue notificado que no va a ser recibido porque no comparten la falta de moral de sus declaraciones.

Zuquilanda afirmó: “Ha llegado el momento de la vuelta de los emigrantes ecuatorianos” (…) No puede ser que en el Ecuador las remesas de los emigrantes estén alentando un consumismo desbocado…” En otro terreno señaló que “600.000 extranjeros hay en el país, de los cuales 75.000 provienen del Perú y 400.000 de Colombia, personas llegadas a disfrutar de la bonanza y paz del Ecuador, tanto como de su clima…”

ERE afirma que en la hacienda Zamorita –propiedad de la familia del canciller– se contratan inmigrantes de Colombia, puesto “que resultan más baratos que los ecuatorianos, a quienes les pagaba como ‘paleadores’ $120 al mes, mientras que a los trabajadores colombianos les paga entre $70 y $75.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario