Nov 12 2006
303 lecturas

Economía

Ecuador: – SEGUNDA VUELTA. NOBOA Y CORREA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Noboa insiste en comprar la presidencia con ofrecimientos demagógicos, regalando camisetas y dinero por donde va y dando “circo” a quienes asisten a sus concentraciones, esperanzados en sacar algo de ellas. El candidato del PRIAN rebaja a sus electores a la condición de mendigos que corren desesperados tras las camionetas en busca de un pan o algo para vestir. Se trata de un espectáculo que han acostumbrado también hacerlo otros candidatos de la oligarquía como los del PSC o del PRE.

Aunque se han cuidado mucho en oficializar públicamente, los partidos de derecha como el Social Cristiano, Sociedad Patriótica, el PRE caminan con Noboa por la coincidencia ideológica y política y, en general, la más rancia oligarquía apuesta a esa candidatura, anhelando lograr su tan ansiada gobernabilidad, que no es otra cosa que un régimen que favorezca plenamente los intereses de las clases dominantes en medio de un control y represión al movimiento popular.

Por el lado de la candidatura de Rafael Correa, no está demás recordar que éste llegó a la segunda vuelta, fundamentalmente, por la acogida que tuvo el planteamiento de la Asamblea Constituyente, su oposición a la firma del TLC, así como el rechazo a la participación de Ecuador en el Plan Colombia y a la presencia de tropas yanquis en Manta. Con ese discurso ganó un electorado interesado en alcanzar un cambio social, en llevar adelante una reforma que golpee a los grupos políticos que se han turnado en el ejercicio del poder desde Carondelet.

Sin embargo, en esta segunda ronda electoral Correa apunta mal, pues, erróneamente pretende competir en el terreno impuesto por el candidato del PRIAN. Si la oligarquía acude a la desesperación popular para conquistar su voto, ofreciendo casas, empleos y más cosas, sabiendo que no lo va cumplir, el candidato de Alianza País, no puede, no debe caer en lo mismo, buscando diferenciarse únicamente por el número de viviendas a construir o por el monto al que llegará un bono o un préstamo. Si Correa persiste en esa campaña va a borrarse el límite que diferencia a su candidatura que ha sido calificada como exponente de la izquierda, de la candidatura del derechista Álvaro Noboa.

Importantes sectores populares, de izquierdistas que no votaron por Correa en la primera vuelta, han decidido hacerlo justamente por que se presentó como una opción de cambio y como una oportunidad para frenar a la derecha; pero esos sectores no solo esperan que Correa mantenga su discurso de la primera fase electoral, sino inclusive que pueda radicalizare en algunos aspectos. El pueblo quiere cambios profundos; está cansado de ser objeto de burla y espera que Correa cumpla con su palabra.

——————————

Addenda

Lejos de ser nítida y clara, la próxima segunda vuelta entre los candidatos a la Presidencia del Ecuador más votados no esquiva contradicciones y dudas. Sobre el candidato Rafael Correa puede leerse en esta revista las que en parte de la ciudadanía suscitan su personalidad y compromisos aquí. Frente al señor Álvaro Noboa la opinion general es más coincidente: representa al sector más radicalizado hacia la derecha.

Ecuador es una caldera puesta al fuego; probablemente el proceso electoral ha servido –sirve– para soltar presión. Con el despertar público en los últimos años de la militancia indígena y ambiental, y el recrudecimiento de las acciones ciudadanas ante la agresividad –que se siente extrema– de las acciones de empresas trasnacionales ligadas a la actividad minera y petrolera, buena parte de los grupos de intercambio de informaciones y experiencias que funcionan por la internet se han convertido en foros de discusión ciudadana.

Uno de ellos, con sorprendente e intensa actividad, es Ecuador Rojo (ecuadorojo@yahoogroups.com). En esta plaza virtual, y comentando el editorial de En Marcha se emitió la siguiente opinión:

“Estoy muy de acuerdo con lo que escriben en este editorial , pero también creo que debe hacerse un análisis de las propuestas de Correa, si bien es cierto que tenemos que votar por el mal menor que es “Correa” y que se tilda de “izquierda” ; antes que la oligarquía nos aplaste.

“Pues no. Es momento de construir espacios de lucha y apostar a una opción, la de Correa, no como un apoyo incondicional. Es un apoyo a una opción que se ha presentado en identidad con la lucha de varios sectores”.

(Maribel Castillo, maribelcastillodymk@yahoo.com).

El estado de rebeldía de grandes sectores de la sociedad ecuatoriana bien podría convertirse en otro de mayor ingobernabilidad. Todo dependerá, al parecer, de las medidas que ponga en práctica y en marcha el futuro gobierno, en especial si se instala o no, y si se instala bajó que principios y condiciones, una Asamblea Constituyente.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario