Ene 18 2007
227 lecturas

Economía

ECUADOR SINTONIZA CON TRANSFORMACION PROFUNDA DE LATINOAMERICA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Nos conocimos en enero del 2002 cuando yo trabajaba en Quito con Acción Ecológica–Oilwatch; Alberto Acosta es un punto de referencia con sus análisis sobre las luchas contra de la explotación de las petroleras como en contra del Tratado de Libre Comercio TLC.

Correa indicó que no habrá solución integral al problema de la deuda mientras no haya reformas al modelo financiero internacional. Por ello, consideró necesaria “una acción concertada de los países deudores para redefinir el criterio de sustentabilidad del servicio de la deuda, determinar la deuda externa ilegítima, así como promover la creación de un Tribunal Internacional de Arbitraje de Deuda Soberana”.

– ¿Puedes describir la coyuntura general, a nivel social y económico, en Ecuador?

Petróleo

–Ecuador vive un momento que se caracteriza por el ingreso masivo de recursos provenientes de varias fuentes. En el escenario internacional, Ecuador en estos últimos años y particularmente en la actualidad, es especialmente favorable.

Tenemos precios del petróleo muy altos que generan ingresos adicionales a la economía ecuatoriana.

Estos ingresos petroleros además se han incrementado en el año 2006 de una manera vertiginosa. Se calcula que en 2006 hay un ingreso adicional de 900 millones de dólares y por el 2007 podría llegar incluso a los 2.000 millones de dólares (si se mantienen los precios actuales) por efecto de las reformas a la Ley de Hidrocarburos, que permitieron una participación paritaria del Estado en las ganancias extraordinarias provocada por el incremento de los precios del petróleo.

Esa participación paritaria, hay que decirlo, es todavía demasiado generosa para las empresas transnacionales. Hay demasiada generosidad del Estado Ecuatoriano para las empresas transnacionales pero eso esta provocando ingresos adicionales a la economía ecuatoriana.

Luego el cumplimiento de la Ley que dio paso a la caducidad del contrato con Occidental u OXY y la reversión de los campos de la Occidental al Estado va a provocar también ingresos adicionales cuantiosos.

Emigrantes

La economía ecuatoriana también esta recibiendo un importante flujo de recursos provenientes del trabajo de nuestros compatriotas en el exterior. Los/las emigrantes están mandando cada vez mas dinero a la economía general.

Según el Banco Central se estiman los ingresos de las remesas en 1.700 millones de dólares en el año 2005. El Banco Interamericano de Desarrollo BID calcula ingresos por 2.000 millones de dólares. Estos son entonces otros ingresos bienvenidos en la economía ecuatoriana.

Endeudamiento externo privado

Un tercer monto de recursos que también fluyen a la economía ecuatoriana, tiene que ver con el incremento del endeudamiento externo privado.

Cuando empezó la dolarización en el 2000, el endeudamiento externo privado bordeaba los 2,000 millones de dólares. En la actualidad estaría superando los 8,000 millones de dólares. Entonces tenemos un nuevo ingreso por eso.

Lavado de narcodólares

foto
En cuarto lugar podríamos anotar el tema de los narcodólares, el lavado de dinero, los recursos que están entrando en una manera no planificada a la economía ecuatoriana en cantidades difíciles de determinar.

Exportación de productos primarios

Adicionalmente también, un beneficio que se esta produciendo por el incremento de la demanda de los Estados Unidos en particular, y de algunas economías como China y también la India, que están comprando productos primarios y eso beneficia el Ecuador en otro rubro, no solo petróleo, por el alza de los precios de estos productos.

Depreciacion del dólar

Adicionalmente yo incorporaría en esto también el proceso que se dio, sobretodo en meses recientes de deterioro de la cotización del dólar en relación al euro. Esa fue una suerte de depreciación del dólar en relación al euro, que tuvo el efecto de una devaluación lo cual alentó algo las exportaciones, ayudó a recuperar la competitividad.

Recesión

Sin embargo, la economía ecuatoriana en muchos aspectos está en un proceso de recesión. Sectores industriales, sectores agrícolas y sobretodo al sector campesino no se reactivan.

El grueso de los recursos esta siendo canalizado a actividades de exportación primaria, petróleo mismo y otras actividades primarias que son muy reducidas en términos del impacto macroeconómico de generación del empleo y con muy poca vinculación, muy poco encadenamiento al resto de la economía.

Ecuador está viviendo sin duda alguna, ya los efectos de la “enfermedad holandesa”, que es algo que nos afecta gravemente y nos lleva a un planteamiento con el que quiero terminar esta primera parte: al parecer se va a reactivar nuevamente todo un complejo proceso de efectos, de consecuencias, relacionado con la abundancia de recursos naturales.

La maldición de la abundancia

El Ecuador está atravesando entonces una situación en la cual estamos viviendo la “maldición de la abundancia” y podríamos decir definitivamente que el Ecuador es un país pobre pero rico de recursos naturales, y al ser rico de recursos naturales con una sociedad que no ha logrado integrar la actividad exportadora al resto de la economía, con una sociedad que no ha logrado que los ingresos que generan las exportaciones, se redistribuyan en una manera equitativa, con una sociedad donde no hay esquemas para fortalecer los procesos democráticos.

Estamos viendo entonces que las características de esta sociedad se profundizan: el clientelismo, el autoritarismo, el rentismo, la voracidad de los grupos dominantes.

–Con relación a Italia, tú participaste en un proyecto de investigación sobre la emigración ecuatoriana en Europa con la Red Transmigrared.

.

–En los últimos seis años como consecuencia de la grave crisis del 1999/2000, luego como resultado de la dolarización que agudizó las condiciones de vida, de pobreza, de miseria, de inequidad de la sociedad ecuatoriana, creció el número de ecuatorianos que se escapan de este “paraíso dolarizado”.

La economía no ha mejorado para la mayoría de la población y a pesar de todo lo bueno que mencioné inicialmente, no mejora la situación de la población y eso está provocando una estampida migratoria y la gente no va sólo a Estados Unidos sino también a Europa. El primer destino sigue siendo España y luego Italia. Tenemos comunidades de compatriotas que viven en Roma, en Génova, en Milán y en otras regiones de Italia. Este es un asunto que estamos tratando de analizar y de comprender.

–En Milán los emigrantes ecuatorianos se han organizado en microempresas para salir adelante, un ejemplo de dignidad…

–Los compatriotas en el exterior son personas que van a conseguir nuevas formas de vida.

¿Por qué se fueron? En definitiva porque en el Ecuador la política económica seguía la política neoliberal, los efectos del consenso de Wáshington, la deuda externa, el atraco bancario, la corrupción, la falta de democracia (porque no hay solo un déficit económico y social, hay un déficit de democracia)… Todo eso contribuyó a que se les roben el futuro a nuestros compatriotas.

Estas personas salieron del país en una situación muchas veces desesperada y están desarrollando todas sus capacidades, están despertando lo que John Keynes decía “el espíritu animal”, en sociedades donde los seres humanos pueden ser empresarios, pueden desarrollarse como ciudadanos y pueden ser trabajadores eficientes y eficaces, algo que no es posible en una sociedad autoritaria, rentista y oligárquica.

–¿Como ves el proceso de endeudamiento del Ecuador también en perspectiva de la creada Comisión Nacional de Auditoria de la Deuda Externa?

–En este momento, el proceso de endeudamiento va a entrar en una fase diferente y va a ser menos necesario controlar nuevos créditos de los organismos internacionales de crédito que nos prestaban dinero para pagar deuda.

Ecuador se endeudaba para pagar deuda.

Recompra de deuda – bonos global

Esto puede disminuir gracias a los nuevos recursos que está recibiendo la economía ecuatoriana, sobre todo del petróleo. De toda manera se abre este escenario diferente; cuando no hay una propuesta sustentada en base de la legalidad y la legitimidad, la posibilidad que los ingresos adicionales de petróleo, o una cantidad importante, se canalice a la recompra de deuda externa, de bonos Global y esto se lo esta haciendo de una manera pre-anunciada, anticipando la recompra lo cual es además
corrupto, un acto digno de la corrupción mas vil (todavía en el período presidencial de Alfredo Palacio, N de la R).

En este contesto yo diría que es otro de los riesgos. Ahora que tenemos dinero vamos a recomprar anticipada la deuda beneficiando los tenedores de bonos.

Queda claro que el tema de la deuda no lo vamos a resolver de la noche a la mañana y que los problemas van a seguir latentes.

Podríamos imaginarnos, en caso hipotético, que con los altos precios del petróleo, el Ecuador logre reducir sustantivamente su deuda externa. Pero puede ser que esto abra nuevamente la puerta a la contratación masiva de nuevos créditos no sólo en el sector público sino también en el sector privado, como he mencionado.

El endeudamiento externo privado pasó de 2.000 a más de 8.000 millones de dólares. La deuda externa pública está en 11.000 millones de dólares, estable en los últimos 5-6 años. Ese es un dato que tenemos que tener en consideración porque el hecho de resolver o de pagar la deuda no es que elimina los riesgos de un nuevo masivo y corrupto endeudamiento, sino que lo agudiza, acelera un proceso de nuevo endeudamiento y eso es una de las tareas que debería tener presente la Comisión Nacional de Auditoria de la Deuda Externa que considero de las cosas mas importantes e interesantes de los últimos tiempos en el tema del manejo de la deuda externa,
(La comisión fue creada por el presidente Alfredo Palacio, N de la R).

Hay que ver la creación de la Comisión de Auditoria como el resultado de una presión de la sociedad. Distintas organizaciones sociales, movimientos indígenas, campesinos, profesionales, distintas fundaciones, hemos venido presionando por generar un ambiente de transparencia en el manejo de la deuda externa. Yo saludo y aplaudo la creación de esta comisión.

Ahora veremos si esta comisión está adecuadamente organizada, preparada para asumir este reto. No es cuestión de tener una comisión y creer que todo se va trasparentar; es posible que la comisión no tenga el peso político suficiente, es posible que no tenga el peso técnico suficiente si no esta apoyada por las personas que conocen de la materia.

foto
Con el nuevo gobierno de Rafael Correa tenemos que garantizar frutos adecuados porque creemos que la auditoria es una tarea fundamental. Yo diría a los gobiernos de Italia y de España, que están alertando procesos de canje de deuda para inversión social, que esta deuda vamos a canjear pero hagamos primero una auditoria de ella para que nos se trasforme en deuda corrupta, en míseros proyectos de desarrollo social.

–La cancelación de la deuda por Noruega abre un antecedente fundamental.

–El caso de Noruega es una de las manifestaciones más claras, porque el gobierno llegó a determinar algunos elementos que le permitieron decir al parlamento que se trata de una deuda vergonzosa, por no decir abiertamente una deuda corrupta.

Es una deuda que no se adhirió a los marcos jurídicos existentes en Noruega para entregar créditos que luego sirven para el desarrollo de los países. Se prestó dinero no solamente para que Ecuador compre unos pesqueros y otros países también, y beneficiar a la comunidad de esos países, sino para favorecer a los astilleros noruegos donde se fabricaban estos buques.

Estos préstamos de Noruega a los países de llamado Tercer Mundo no eran para beneficiarlos, sino para beneficiar a sus astilleros, a sus propios industriales. En este sentido se atropellaron por procesos legales y estamos en una situación compleja.

Lograr que esa deuda que Ecuador ya ha pagado en demasía es imposible, no puede ser anulada porque en el Club de Paris –que no existe legalmente, que no tiene ninguna base jurídica– no se puede hacerlo. Esta deuda tiene que entrar en un proceso de conversión y, además, no sabemos dónde están los buques: han desaparecido…

No sólo hay corrupción en el proceso dentro de Noruega sino también corrupción en el Ecuador, porque la corrupción esta en los dos lados: los deudores y los acreedores. En este sentido creo que el gobierno noruego ha dado una señal histórica porque ha anulado esta deuda… Así se va en contra del Club de Paris afirmando que esta deuda es corrupta y nosotros no cobramos esta deuda, no podemos trasformar esta deuda en inversión social… La corrupción no puede trasformarse en inversión social.

– ¿Esta decisión que anula la deuda por parte de Noruega puede ser un señal para toda Europa?

–Exactamente. Cuando yo estuve en España en abril 2006 discutiendo el tema de la Ley, estaba allí el compañero Ricardo Moro, Director de la Fundación Justicia y Solidaridad de Roma y planteamos la importancia de que cuando haya canje de deuda se haga primero una auditoria, lo que puede ser complejo.

Complejo, porque se va a descubrir que algunas veces la corrupción no sólo esta en los países deudores sino también en los países acreedores. La corrupción no sólo está en el gobierno ecuatoriano o en los empresarios del Ecuador, a lo mejor puede estar también en el gobierno de Italia o de España, en los empresarios europeos o norteamericanos.

Por eso es importante un proceso de auditoria, porque en base a transparencia podemos ir abriendo el escenario de la deuda para encontrar soluciones que no sólo deben encontrar una salida técnica financiera o económica, sino una salida sustentada en la legalidad y en la legitimidad.

–¿Una solución puede ser tu propuesta de creación de un Tribunal Internacional de Arbitraje?

–Seguimos creyendo que este Tribunal internacional de Arbitraje, elaborado junto a Oscar Ugarteche, es una opción que puede beneficiar todos, incluidos los acreedores porque entre los acreedores hay personas que sufren de esta situación de inequidad de ilegalidad e ilegitimidad. Por ejemplo, los cientos de miles de personas jubiladas en Italia que compraron, que les obligaron directamente a comprar papeles de deuda, bonos de deuda argentina y quedaron fregados.

Esto me recuerda aquel cuento de Charles Dickens, que es clásico, la historia de una señora que heredó de sus padres lo que creía una gran fortuna, muchos papeles de la deuda de la independencia de los países de Latinoamérica, estamos hablando del siglo 19, y la señora esperaba un día que estos papeles puedan ser redimidos y ella llegue a ser realmente una persona rica. Terminó siendo pobre y tuvo que empapelar su cuarto con los bonos de la deuda de la independencia de los países de Latinoamérica.

Algo de eso le pasó también a un importante número de italianos e italianas que colocaron sus ahorros en este tipo de bonos y eso creo que es negativo para todos. Hoy hay que generar un esquema que se sustente en la equidad, en la transparencia, en la legitimidad y en la legalidad.

–¿Qué análisis evidencias detrás de las movilizaciones de los movimientos sociales sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y el Plan Colombia: que perspectiva tiene el presidente Correa?

–Correa puede dar respuestas importantes a los pueblos de Ecuador. Es una persona joven, capaz, con mucho carisma. Decidió llevar adelante una propuesta de cambio y cuenta con el respaldo de algunas fuerzas políticas y sociales que están comprometidas con procesos de transformación radical y revolucionaria y además tiene una serie de opciones y propuestas de inclusión para el país.

El régimen presidido por Correa se inserta en un contexto internacional de cambio con la oportunidad de sintonizarse con movimientos de transformación profunda que hay en muchos países de Latinoamérica.

No podemos firmar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

No podemos seguir asegurando beneficios a las empresas transnacionales de petróleo.

No podemos atender a las demandas de los acreedores de la deuda externa.

No podemos vincularnos a la lógica bélica-guerreristica del Plan Colombia.

Están en juego muchas cosas importantes por construir una verdadera democracia en Ecuador. Creemos en un nuevo gobierno progresista que apuesta al cambio a través de una revolución ciudadana que vamos a construir juntos al Presidente Correa.

—————————

foto
* Operador de redes internacionales y educador italiano. Co-fundador del Observatorio Independiente sobre la Región Andina SELVAS. Trabaja en Latinoamérica desde 2001.

Entrevista distribuida el 17 de enero de 2007 por ALTERCOM, Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.
Fotografía de apertura: Diario Hoy.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario