Ene 30 2009
527 lecturas

Sociedad

EEUU / Iraq: el ocaso de Blackwater y la ola de suicidios

Surysur

Acaso por el cambio de gobierno en el país invasor, acaso porque resulta imposible continuar con el ocultmiento de los crímenes, el hecho es que los mercenarios de Blackwater, que proveen "seguridad" al personal diplomático y civil estadounidense en Bagdad ya no son gratos ni para barrer.
Sin relación directa con las barbaridades de la empresa privada de guerra –a menos que lo sea compartir el sórdido ambiente y la ausencia de moral y motivos para combatir– se conoció que los suicidios entre los uniformados de EEUU aumentaron poco más de un 11% en 2008.

 

Un vocero del gobierno títere iraquí anunció en la semana que las autoridades locales no aceptan que efectivos de Backwater continúe proveyendo servicios de vigilancia y seguridad a funcionarios y diplomáticos estadounidenses. La razón es la costumbre de maltratar a la población. Se recuerda que en 2007 en una orgía de fuego y crueldad, los mercenarios mataron a 17 personas en pocos minutos en una plaza de Bagdad.

Teóricamente Blackwater –una empresa ligada a ex altos funcionrios del gobierno de EEUU que reculta a su personal entodo el mundo y cuyo sistema de entrenamiento no tiene nada que envidiar al de cualquier cuerpo militar/policial de elite– no cumple funciones propiamente reservadas al ejército, pero en los hechos conforma un aparato paramilitar que actúa con pleno conocimiento de los mandos regulares.

La escalada suicida

Un mínimo de 128 soldados del ejército estadounidense pusieron fin a sus vidas a lo largo de 2008; la información   no ha sido ratificada oficialmente; el recuento final podría ser incluso más elevado: se investiga otra docena de muertes que también pudieron ser voluntarias.

En 2007 hubo 115 suicidios y 102 en 2006. Las ocurridas el año pasado son ls más alts contabilizadas desde que en 1980 comenzó a llevarse el registro pertinente. El cálculo arroja que por cada 100.000 soldados la rata de suicidops es de 20.2, más elevada que la asa considerada normal en la población civil y deja atrás los índices producidos cuando la guerra en VietNam.

Una de las causas del fenómeno, según altos oficiales, es el estrés por las condiciones en que combaten en Oraq y Afganistán. En 2004 la estadística indicó 64 suicidios, la mitad –y probablemente menos– de los ocurridos durante 2008. En el mítico cuerpo de marines los suicidios aumentaron un 24 por ciento, de 33 en 2007 a 41 en 2008.
 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario