Sep 14 2010
556 lecturas

Economía

EEUU, la paz y la economía: 84 aviones y más de 100 helicópteros en venta

Rivera Westerberg.

Si el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones, los senderos de la paz están cruzados por misiles, cazas, helicópteros, bombas y otros instrumentos para el entendimiento entre los pueblos piensa el religioso, intelectual y pacifista Premio Nobel de la Paz, Barack Obama. Como es obvio el dinero, ruin, no es ajeno a la transacción, ésta podría alcanzar los 60.000 millones de alicaídos dólares.

No sin alegría la nueva la dio el Wall St. Journal, que no se priva de constatar que será —de concretarse—el mayor negocio armado (nunca mejor dicha la palabra) de la historia del mundo. Asegura el periódico que el presidente Obama entregará pronto la información al Ciokngreso Federal, que debe aprobar el negocio.

De concretarse la operasciòn —en nombre de la paz y la concordia— las mayores empresas favorecidas —Boeing y Lockheed-Martin—, las demás y proveedoras de partes abrirán sus puertas para recibir algunos millares de nuevos empleados y obreros, que al menos por un tiempo disimularán la bancarrota social del país. El mayor optimismo apunta a la creación (o recuperación) de unos 72.000 empleos.

En principio el grueso de la operación consulta la compra por parte de Arabia Saudita de 84 cazabombarderos F-15 y alrededor de 180 helicópteros perfectamente artillados de los tipos Apache, Black Hawk y Little Bird (los apaches son la nación indígena casi exterminada a lo largo del siglo XIX, black hawk significa halcón negro, el halcón es un ave de presa, y los últimos son más tiernos: little bird es pajarito).

Aunque resulta claro que semejante armamento no es de entrega inmediata, pocas dudas caben de que la venta se inscribe en el marco del cerco a Irán (ayudar a los amigos ante la amenaza iraní es el argumento), en primera instancia, y en segunda ¿por qué no las pinzas que se quiere cerrar sobre Rusia transurales y, cómo no. China.

Prudente, el Pentàgono señlaló que Arabia en realidad manifestó interés en adquirir sólo 30.000 millones en armamento. Lo que quizá quiera decir que todavía se negocia. Esa "sección negativa" de la operación quedó casi de inmediato matizada: Arabia, además, querría modernizar su marina de guerra…

Como al fin y al cabo la monarquía absoluta saudí es musulmana, en Tel Aviv surgieron temores de que la venta comprendiera misiles de largo alcance: la historia enseña que no importa cuan absoluto sea un rey, puede caer —y hay señales, débiles todavía, de algún descontento por la adscripción de hecho de Arabia al eje Wáshington-Londres-Tel Aviv.

Por fortuna la diplomacia directa que mantienen la casa Blanca e Israel eliminó esos temores: no habrá armamento peligroso, sólo "defensivo". No obstante trascendió que, sin dejar de exterminar palestinos, Israel sondea la compra de equipos más modernos que los ofrecidos a Arabia.

Cabe destacar que EEUJ es el mayor proveedor de armas —por vía legal— del mundo. En 2008 firmó acuerdos por más de 37.000 millones de dólares, pese a la crisis; en 2007 lo había hecho por solo alrededor de 25.500 millones. Algo así como el 67 o 68 por ciento del total mundial.  Muy lejos, Italia ocupó en 2008 un "honroso" segundo lugar, con menos de cuatro mil millones de la misma moneda.

El segundo paso de la diplomacia-para-las-armas estadounidense será probablemente intentar desbancar a Rusia como proveedor de los países asiáticos, que actualmente —como India— compran a esta última, que en la actualidad  afina la compra de 126 aviones de combate y para transporte de tropas y pertrechos.

¿Y el hambre africana, y el clima, y la contaminación? Bien, gracias.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario