Oct 31 2005
334 lecturas

Política

EL ANARQUISMO, OTRO MUERTO CON EXCELENTE SALUD

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Es al calor de este clima que se ha desarrollado la maniobra represiva del verdugo Beppe Pisanu (ministro del Interior de Italia), que con la colaboración de algunos magistrados complacientes ha dado vida a algunas operaciones para eliminar el disenso radical y no institucional, espejo de esta realidad social reprimida pero no totalmente pacificada.

A la propaganda siguen los hechos: en cada fiscalía italiana hay al menos una oficina que se ocupa de espiar, registrar y arrestar la oposición radical. Basta pensar que en el transcurso de una única operación represiva, subdividida formalmente en diferentes procedimientos y justificada de una cuidada campaña mediática, en mayo de 2005 han sido arrestadas 22 personas por asociación subversiva (de las cuales muchas todavía en la cárcel, que van a añadirse a las compañeras y compañeros que fueron arrestados hace más de un año en el ámbito del mismo procedimiento) y varios centenares han sido indagadas y registradas.

Juicio y amenaza a las ideas

Pisa, Roma, Lecce, Cagliari, Viterbo, Bologna, aquí las respectivas procuras han dado inicio a las acusaciones, cuyos únicos indicios consisten en interceptaciones, en parte inventadas, descontextualizadas, reinterpretadas, para hacer cuadrar su teorema; las relaciones entre las compañeras y compañeros, la solidaridad con las presas y presos se convierten en crímenes; las plazas donde nos encontramos se transforman en siniestros zulos; las interceptaciones se modifican en frases en código, y los trabajos de documentación esconden naturaleza criminal.

Es un juicio a las ideas que se alimenta con o sin hechos específicos, donde también la propaganda y el pensamiento expresados públicamente pueden ser condenados, de las pintadas sobre los muros, a la clausura con un decreto fascista de un centro de documentación donde se reúnen individualidades anarquistas, comunistas e independentistas.

fotoEl Estado quería relegar la oposición sólo a la fachada institucional y formal y, para quien repudia cualquier connivencia o concertación con el poder, se reduce el espacio de acción con el 270 bis (asociación subversiva con fines terroritas), que busca de aplicar a las llamadas “asociaciones informales”. Es un contexto en el cual, de una parte, se notifica el 270 bis a quien viola la ley anti huelga y, de una otra, se reparten con desenvoltura años y años de cárcel y cadena perpetua (ver juicio Brigadas Rojas) a los que se reivindiquen o no tomen distancia de la acción directa; así la represión golpea la oposición y se convierte en aviso para quien quiera rebelarse.

Represión que, también, hemos sufrido en Cerdeña (siete arrestos y cerca de 50 registros), con una operación en la cual el fiscal De Angelis ha concretado el dictado del ministro Pisanu, contenido en sus últimos obsesivos informes al Parlamento, que señalan a nuestra –y no suya– isla como precursora de estrategias subversivas.

En Roma, el 30 de noviembre tendrá comienzo la primera audiencia de esta larga temporada represiva. Nuestras compañeras y compañeros serán procesados en base al artículo 270 bis, que prevé penas de entre siete y 15 años de cárcel.

Lo que sucede hoy en el interior de las fronteras del Estado italiano es la manifestación de una tendencia creciente desde hace algún tiempo en todas las democracias. Por esto sentimos la necesidad de hacer un llamamiento internacional a través de la propuesta de dos días de movilización –25 y 26 de noviembre– que pueda ser un momento informativo y una ocasión para manifestar nuestra activa solidaridad a todos aquellos que sufren y reaccionan a la represión.

Consideramos indispensable responder a este ataque que nos afecta todas y todos como revolucionarios. Frente al Estado y a sus aparatos no nos declaramos ni culpables ni inocentes. Expresamos nuestra solidaridad con quien ataque este sistema con todos los medios necesarios, rechazando la lógica de quien quiere dividirnos en “buenos” y “malos”.

Repetimos nuestra voluntad de subvertir esto sistema como todos aquellos fundados sobre el privilegio, la opresión y la coacción. A las compañeras y compañeros en prisión toda nuestra solidaridad y rabia.

——————————-

* Libremente reunida en las escalinatas de la ciudad de Cagliari.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario