Jul 19 2013
1063 lecturas

EconomíaSociedad

El ataque al modelo social europeo

Europa, con todas sus limitaciones, era el punto de referencia internacional para aquellas fuerzas progresistas que aspiraban a alcanzar un elevado nivel de bienestar social a través de la vía democrática. Esta identificación de Europa con Estado del Bienestar y democracia era su marca.

En Espa√Īa y en otros pa√≠ses del sur de Europa, todos ellos sumergidos en dictaduras fascistas o fascistoides, Europa era el lugar de destino para las fuerzas antifascistas que luchaban para conseguir libertad, justicia social y bienestar. Europa era el sue√Īo al que aspir√°bamos.

Pues bien, este sue√Īo se ha convertido en una enorme pesadilla. Y la gran mayor√≠a de la poblaci√≥n espa√Īola expresa ya, a trav√©s de las encuestas, que esta no es la Europa que deseaban y hab√≠an so√Īado. Hoy, pertenecer a Europa significa unos enormes sacrificios (el desmantelamiento del ya escasamente financiado Estado del Bienestar, la reducci√≥n de los salarios y de la protecci√≥n social, y la enorme destrucci√≥n de empleo, pasando a ser Espa√Īa, junto con Grecia, los pa√≠ses con mayor desempleo, que alcanza cifras nunca vistas antes, de m√°s del 50% entre los j√≥venes).

Y todos estos sacrificios se est√°n promoviendo precisamente por aquellos que son responsables de la enorme crisis financiera y econ√≥mica que Europa y Espa√Īa han experimentado en su historia reciente. Y me estoy refiriendo a lo que sol√≠a llamarse la clase capitalista (hegemonizada por el capital financiero, basado en la especulaci√≥n) y que ahora, utilizando una narrativa m√°s americana (en realidad estadounidense) se llama el establishment financiero y gran patronal. Es una guerra de clases (class war) que est√°n venciendo en bases diarias, a costa de un enorme sacrificio humano por parte de las clases populares y que aparece en toda variedad de indicadores (niveles de pobreza y exclusi√≥n social, n√ļmero y tasa de suicidios, tasas de desnutrici√≥n infantil, estr√©s social ‚Äďtanto individual como colectivo-, enfermedades mentales, deterioro de las tasas de nuevos casos de enfermedades cardiovasculares, infartos y ataques de coraz√≥n, y muchos otros) que est√°n siendo documentados en una larga lista de trabajos cient√≠ficos de gran credibilidad, y que est√°n siendo publicados en varias revistas de prestigio internacional. Y estos deterioros est√°n siendo incluso m√°s acentuados en los pa√≠ses del sur, donde las pol√≠ticas neoliberales han sido impuestas con mayor intensidad. Estas son las consecuencias del ataque m√°s frontal que el ‚Äúmodelo social europeo‚ÄĚ est√° experimentando.

Las condiciones para que el ataque sea exitoso

Este ataque ha requerido una serie de cambios que debilitaran a los instrumentos que tradicionalmente han defendido los intereses de las clases populares, que incluyen a los sindicatos, a los movimientos sociales y a los partidos de izquierda.

Así, el establishment neoliberal que controla la Unión Europea y su gobierno (el Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y la Corte Suprema Europea, entre otros) ha ido imponiendo toda una serie de medidas con las que exitosamente ha conseguido estos objetivos. Veamos algunas de estas medidas:

1. El dictamen de la Corte Suprema Europea (EU Court of Justice) en los casos Laval, R√ľtter y Luxemburgo, que anul√≥ y/o redujo considerablemente el derecho de huelga.

2. Las recomendaciones de la Troika que debilitan significativamente los benestarconvenios colectivos, tanto en el sector privado como en el p√ļblico.

3. Las imposiciones, tambi√©n de la Troika, como condici√≥n de los famosos rescates (que facilitan el pago de las deudas p√ļblicas a los bancos responsables de las crisis financieras) que conllevan el desmantelamiento de los servicios p√ļblicos, con gran destrucci√≥n de empleo en esos sectores.

4. Las imposiciones, también de la Troika, de reformas de los mercados laborales, que tienen como objetivo la creación de desempleo y la reducción de los salarios y de la protección social, con el fin de debilitar al mundo del trabajo.

5. La aprobaci√≥n por parte del establishment neoliberal europeo (que gobierna la Eurozona) de toda una bater√≠a de tratados y acuerdos (el Pacto por el Euro Plus, tambi√©n llamado ‚ÄúCompetitiveness Pact‚ÄĚ y el Pacto Fiscal) que tienen todos ellos como objetivo disminuir, a punto de anular, el poder de la poblaci√≥n (y muy en particular de la poblaci√≥n trabajadora) de oponerse al desmantelamiento del modelo social. Todos estos pactos han sido aprobados sin que se le ofreciera a la poblaci√≥n la posibilidad de participar o debatir las medidas draconianas que tales pactos o tratados prev√©n en contra del Estado del Bienestar en sus pa√≠ses. En realidad, el ataque al modelo social requiere tambi√©n la reducci√≥n, cuando no eliminaci√≥n, de la democracia en esos pa√≠ses. La eliminaci√≥n del modelo social requiere la diluci√≥n, casi eliminaci√≥n, de la democracia en la Uni√≥n Europea. La √ļnica instancia democr√°tica en el espacio europeo es el Parlamento Europeo, que ha jugado un papel marginal en el dise√Īo y aprobaci√≥n de esos tratados. Y, a nivel de cada Estado, dichas medidas ‚Äďcomo ha sido el caso en Espa√Īa- han sido aprobadas por √©lites muy poco representativas de la mayor√≠a del electorado, al cual se ha mantenido marginado.

La eliminación del modelo social ha requerido la destrucción de la democracia. Y ello ha ocurrido con la complicidad de los mayores medios de difusión y de otras instituciones generadoras de opinión y persuasión, que están al servicio de los poderes financieros y empresariales que los poseen o influencian. Hoy estamos así viendo la desaparición de la democracia y del Estado social.

*Catedr√°tico de Pol√≠ticas P√ļblicas, Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy en The Johns Hopkins University. Art√≠culo en la columna ‚ÄúDominio P√ļblico‚ÄĚ en el diario publico.es

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario