Nov 1 2018
88 lecturas

AmbienteEconomía

El bitcóin puede suponer una catástrofe climática planetaria

El empleo de los bitcoines provocó, solo en 2017, emisiones a la atmósfera de 69 millones de toneladas de CO2, afirman los científicos.
El bitcóin puede suponer una catástrofe climática planetaria. Si el fenómeno de bitcóin se sigue implementando al mismo ritmo con que lo hicieron otras tecnologías, provocará emisiones a la atmósfera que elevarán dos grados la temperatura del planeta para el año 2033, afirman en una investigación publicada este lunes científicos de la Universidad de Hawái (EE.UU.)

Dado que el uso del bitcóin acarrea exigentes requisitos de ‘hardware’, el proceso de ‘minarla’ requiere una enorme cantidad de electricidad. La compra de estas divisas virtuales requiere de un alto consumo eléctrico, porque han de ser registradas y procesadas por un grupo de mineros de la red ‘blockchain’ en la que se basan.

Los científicos analizaron la eficiencia energética de los ordenadores utilizados por la minería del bitcóin y revelaron que su uso implicó solo en 2017 emisiones de 69 millones de toneladas de CO2.

Dos escenarios

Hay dos posibilidades distintas. Según la más ‘optimista’ de ellas, si la velocidad de la incorporación del bitcóin es más lenta que la de otras tecnologías, sus emisiones acumuladas elevarán la temperatura del planeta por encima de los dos grados en 22 años.
La segunda posibilidad, calculada a partir de las emisiones producidas en 2017, es peor y supone que, a la tasa media de otras tecnologías, el mismo incremento térmico se producirá en apenas 16 años.

Por consiguiente, los investigadores advierten que “cualquier desarrollo de las criptomonedas ha de aspirar a reducir la demanda de electricidad”.

El aumento del nivel de agua de los océanos, el deshielo de los glaciares, la desaparición de las barreras de coral, las sequías y el sufrimiento de las poblaciones más pobres y vulnerables son solo algunas de las repercusiones que provocarían el calentamiento de la Tierra en dos grados, recoge la revista digital Popular Science.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario