Oct 6 2011
364 lecturas

Economía

El FMI se espanta de su propia obra y alerta sobre exagerado ajuste en Europa

El informe presentado no menciona las condiciones impuestas a las economías de Grecia, Portugal e Irlanda por el propio FMI. De hecho, la troika auditora, que también integran autoridades del Banco Central Europeo y la Unión Europea, estudia la implementación de los planes de ajuste en Grecia antes de hacer el desembolso del sexto tramo del paquete del rescate aprobado el año pasado. Borges se manifestó confiado en que la entrega de ese tramo tendrá “un final positivo”.

El Eurogrupo exige más ahorro y privatizaciones por parte de Atenas para tapar los agujeros presupuestarios que se esperan en 2013 y 2014. El directivo del FMI consideró que “sería necesario un nuevo plan que se concentre más en una deuda sostenible y en una reactivación del crecimiento económico”. En tanto, los trabajadores griegos cumplieron desde temprano el primero de dos paros generales convocados para este mes contra el ajuste decidido por el gobierno, durante el cual hubo incidentes (ver página 20). También se registraron incidentes en varias ciudades de Bélgica y Francia, debido a que los ahorristas con cuentas en el Dexia acudieron masivamente a las sucursales del banco a retirar su dinero, por temor a que se congelen los fondos o la entidad presente quiebra. Dexia ya fue rescatada en 2008 y ahora se reinstalaron los rumores de insolvencia, lo que obligará a los gobiernos de esos países a salir otra vez en su ayuda.

Para evitar el contagio, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró necesario una recapitalización de la banca europea. Merkel indicó que la medida sería apropiada si se constata que la capitalización de los bancos no es suficiente a la vista de la actual situación de los mercados financieros, algo que deben evaluar los expertos, y no los jefes de Estado y de gobierno. La posibilidad de que esta iniciativa avance, dado el peso de Alemania en las decisiones de la Eurozona, justificó la recuperación en las Bolsas europeas. El índice Dax de Francfort lideró las ganancias con un 4,9 por ciento. Le siguieron los índices líderes de Italia (3,9), París (3,2), Londres (3,2) y Madrid. Esta mejora cruzó el Atlántico alcanzando a Wall Street, en donde el Dow Jones mejoró 1,2 por ciento.

La expectativa se encuentra ahora en lo que suceda con la capitalización del Fondo de Estabilidad Financiera para Europa. El FMI anticipó que no contempla la compra de deuda pública de países europeos, tarea que –considera– debe llevar a cabo el BCE.
 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario