Oct 24 2006
257 lecturas

Economía

El guerrero encadenado. – CHILE: DERECHOS HUMANOS EN DEMOCRACIA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Waikilaf Cadin Calfunao no es en único mapuche “culpabilizado” quizá por meramente existir o más probablemente por agitar las banderas de recuperación de las tierras donde ha vivido su pueblo desde mucho antes que llegaran los jinetes del rey de España y el Estado de Chile –mucho después– impusiera sus leyes de exacción y desalojo.

Fue trasladado desde el sur a una cárcel de alta seguridad en Santiago. Escribió Manuel Guerrero Antequera en 2004 sobre la CAS:

“Hoy suman varias decenas de personas entre hombres y mujeres que se encuentran prisioneros en las denominadas cárceles de alta seguridad creadas en democracia. Estas personas, todos civiles, han sido juzgadas por la justicia militar. Algunos de los presos llevan más de diez años bajo el régimen de prisión preventiva, sin sentencia definitiva y sin libertad provisional. Ante la justicia militar son juzgados por la ley antiterrorista, habiendo procesos que no debieran durar más de 90 días han durado más de siete años

(…)

“El acceso a los beneficios carcelarios es de tal limitación que los obtienen cuando han cumplido casi la totalidad de la pena. En algunos procesos les han dado la libertad provisional porque con el tiempo que han permanecido en prisión preventiva han cumplido la pena aplicada en primera instancia. No hay debido proceso, tal como lo ha confirmado Amnistía Internacional en varias oportunidades y se les aplican penas que se multiplican en años y gravedad”.

(El texto completo puede leerse aquí)

El Estado “humanitario”

En su nueva prisión Cadin Calfunao goza de algunos metros cuadrados en una celda subterránea; lo trasladaron –dijo– “con cerca de 10 esposas en muñecas y tobillos”, y sujeto con éstas a las paredes del carro policial, sin informarle de su destino, y en cada detención –que el supone eran los peajes– los guardias de gendarmería le amenazaban: “hasta aquí llegamos”. Llegó a destino con calambres, vómitos y las muñecas lesionadas.

El viaje desde Temuco demoró muchas horas y acaso pueda definirse como tortura física y sicológica sobre el detenido, que además llevaba cuatro días en huelga de hambre seca, como único recurso a su alcance para llamar la atención de las ausentes autoridades sobre su situación. El aislamiento a que está sometido en la CAS viola los tratados que Chile ha suscrito internacionalmente. La Comisión Ética contra la tortura exige a gendarmería, ministerio del Interior y a la presidencia de la república el término de la práctica de la tortura en los centros de detención, como ha sido el caso con Waikilaf Cadin Calfunao:

“Exigimos un trato digno y el cese de la persecución a que ha sido objeto, por levantar una demanda tan básica, como defender el derecho de usar las tierras ancestral de su comunidad, donde su madre, Juana Calfunao, es la Lonco.

“Que cese el castigo que significa que Waikilaf sea trasladado a la Cárcel de Alta Seguridad, donde tiene restringidos sus derechos como detenido.

“Como Comisión Ética Contra la Tortura iniciaremos, con esta denuncia pública, las acciones que sean necesarias para poner fin a estas prácticas por parte de personal de gendarmería.

(Firman la declaración de la Comisión Patricio Quevedo y Ricardo Frodden; ambos quisieron verlo en la CAS, pero sólo se permitió la entrada de uno de ellos).

Testimonio, voluntad

El 22 de octubre de 2006, en el contexto de un acto de solidaridad del Colectivo de Familiares y Amigos de los 119 (presos políticos mapuche), fue sacada de la CAS, con conocimiento de las autoridades del penal, la siguiente carta de Cadin Calfunao:

foto
“Yo, Waikilaf Cadin Calfunao, weichafe de la comunidad Juan Paillalef he tomado la decisión de dejar la huelga seca y empezar a tomar líquido producto de que el MOP y el señor intendente de la IX Región ha tenido la voluntad de empezar a resolver los problemas territoriales de mi lof, y luego que conversé con mi lonko decidí dejar la huelga de hambre para poder empezar a engordar y tener mas fuerza para así mantenerme y poder seguir levantando mi comunidad contra una región racista que se encarga de exterminar a un pueblo en vez de reconocer lo hermoso que es mi cultura y me siento orgulloso de estar detenido por defender mi tierra.

“Pero no siempre estaré preso y donde se encuentra un mapuche oprimido siempre habrá las ganas de levantarse contra el opresor; nosotros elegiremos la forma.

Waikilaf Cadin“.

Amnistía internacional

El capítulo chileno de Amnistía Internacional no permanece ajeno a la situación de preso. Patricio Quevedo, integrante de la organización dirigió en días pasados a distintas organizaciones solidarias el siguiente comunicado:

Amnistía Internacional se ha dirigido al ministro del Interior y a autoridades regionales para comunicarle su preocupación sobre la situación del ciudadano Waikilaf Cadín Calfunao, integrante de la comunidad mapuche Juan Paillalef, detenido en la cárcel de Temuco.

Según la información recibida por Amnistía Internacional Waikilaf Cadín Calfunao recibió serios malos tratos y fue violentamente golpeado dentro de la cárcel de Temuco por miembros de la gendarmería en los días 29 y 30 de agosto pasado. Asimismo, se informa que el siete de septiembre Waikilaf Cadín Calfunao fue agredido por otros dos detenidos que le echaron agua hirviendo en la espalda produciéndole graves quemaduras. Estas informaciones han sido confirmadas en una carta pública que habría sido escrita por Cadín desde la cárcel y que fue publicada internacionalmente.

A Amnistía Internacional le preocupa profundamente estas denuncias que indican una seria violación por parte de las fuerzas de seguridad de la cárcel de Temuco y una falta de vigilancia de estos mismos en cuanto a la seguridad e integridad física de los presos, en este caso, a la seguridad de Waikilaf Cadín Calfunao.

Amnistía Internacional considera que estas denuncias deben ser investigadas inmediatamente y que se deben tomar medidas para asegurar la protección de los detenidos. Estas preocupaciones específicas se inscriben en el seguimiento de otras serias violaciones de Derechos Humanos acontecidas en centros de reclusión en diversos puntos del país, que han sido denunciadas oportunamente.

La comunidad Juan Paillalef

La comunidad mapuche Juan Paillalef se ubica en la comuna de Cunco, IX región, Temuco, Chile. Sostienen lo comuneros una cerrada defensa de sus tierras frente a la presión de corporaciones privadas y del Estado desde hace muchos años. El 22 de julio de 2006, por ejemplo, la casa habitación que se construía para la lonko Juana Calfunao Paillalef y familia fue incendiada. Era el tercer atentado.

El 24 de junio de 2004 la vivienda había sido destruida por un incendio también intencional.

Los restos calcinado del lonko Basilio Coñoenao de la comunidad Juan Pichunlaf fueron encontrados, junto a un explosivo utilizado por la policía chilena. El lonko Coñoenao mantenía litigios de tierras con la familiaTaladris, latifundistas del sector adyacentes de dicha comunidad. La justicia chilena no ha hecho nada.

Antes, el 12 de mayo de 2000 Juana Calfunao fue detenida –virtualmente raptada– por carabineros de la 2ª Comisaría de Temuco, quienes la sometieron a torturas y vejámenes causándole un aborto. Empero se la acusó de “maltrato a carabineros en servicio” y condenada por ello.

Desde 1998 que han formalizado denuncias y han dejado constancia de amedrentamientos y ataques con armas de fuego contra la comunidad. Tales denuncias no son investigadas por los tribunales. Las quejas contra la brutalidad policial presentada por la Lonko ante la fiscalía militar de Temuco duermen en los archivos de dicho tribunal.

Glosario:

Weichafe: guerrero (no confundir con soldado, no es un profesional de la guerra).
Lonko: dirigente elegido en cada lof.
Lof: organizacion territorial-familiar base de la sociedad mapuche. La unión de nueve comunidades emparentadas genera un kiñe rewe mapu; conformada esta nueva asociación comunitaria, los nueve lonkos eligen a un jefe, el ulmen futra lonko.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario