Dic 13 2007
415 lecturas

Opinión

El mundo según Bigio. – KOSOVO, MIGRANTES, GOBERNANTES. OSCURO EL PANORAMA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Europa: país número 45

Kosovo se convierte en el 45o Estado europeo. Sin embargo, a diferencia del resto, nunca ha existido como un país independiente o como una república autónomo dentro de una federación multinacional. Serbia reclama que allí está su Jerusalén, el crisol de su nación. Empero, allí el 90% de sus habitantes son albaneses (quienes tienen una lengua y creencias muy distintas).

Tras la derrota turca en 1912 se creó el Estado de Albania pero los territorios orientales de mayoría albanesa fueron anexados por Serbia. Durante la II Guerra Mundial Mussolini unificó a todos los territorios albaneses en un solo Estado fascista. Pero los albaneses volvieron a dividirse cuando Tito reconstruyó Yugoeslavia y Hoxha se unió a Stalin para evitar que Albania sea absorbida por esta federación.

Hoy Bush promueve la separación de Kosovo y, entre las 55 naciones de predominio musulmán, es el único lugar donde es popular.

Con esa separación Bush debilita a sus rivales de Moscú y Belgrado, pero amenaza con incentivar a que los albaneses …que dominan el oeste de Macedonia– quieran dividirse y busquen la independencia Transdniestria, Chehechia, Euskadi, Catalunia, Galicia, Escocia o Kurdistán.

La tragedia serbia

El nacionalismo sur-eslavo es incompatible con el pan-germánico o el albanés. Cuando Alemania y Austria perdieron la I guerra mundial (1914-18) Serbia atrajo a los antiguos dominios germánicos de Eslovenia, Croacia y Bosnia para fundar Yugoeslavia. En la segunda guerra mundial (1939-45) Alemania separó a esos territorios de Serbia y su socio italiano hizo que su títere Albania se anexase Kosovo. Tras la derrota de Hitler y Mussolini, Tito reconstruyó Yugoeslavia y Albania roja se transformó en su gran enemigo cuando él quiso asimilarla.

Tras que en 1989 cae el muro de Berlín Alemania apunta a su reunificación y a volver a dividir a Yugoslavia. Por eso ésta y Viena otra vez impulsaron a eslovenos, croatas y bosnios a separarse de Belgrado y ahora ambos auspician que Kosovo rompa con Serbia y entre a la euro-zona.

Mientras Alemania unida siga siendo la principal potencia de la UE y un gran socio de EEUU, Belgrado poco puede hacer para no seguir viendo desmembrar su territorio. Su poder económico y militar es bajo y su aliado Rusia es incapaz de confrontar a la OTAN.

Viscardo y Guzmán en la memoria

El próximo febrero se cumplen 210 años desde que murió Juan Pablo Viscardo y Guzmán, el más grande latinoamericano fallecido en Londres.

Cuando se habla de la independencia sudamericana se suele mencionar a rebeliones derrotadas como las de Túpac Amaru y Katari o a las victoriosas como las de Bolívar y San Martín. Sin embargo, se menosprecia el papel de puente entre ambas que tuvo Viscardo, el mismo que apoyó desde Europa a los primeros y que fue el autor de la célebre Carta dirigida a los españoles americanos (proclama que Miranda y Bolívar utilizaron en sus gestas).

El gobierno, el congreso y los diplomáticos de su patria (Perú) aún no le dan mayor importancia a este prócer y a dicho aniversario. No conocemos de ningún distrito, barrio, universidad o asentamiento humano que lleve su nombre (aunque sea en su natal Arequipa). Mientras tanto en Reino Unido queremos transformarlo en el símbolo de los 500.000 habitantes latinos y en una figura que merezca tener su propio monumento y museo –o saber siquiera dónde está enterrado.

¿El fin del halconismo?

Tras el 11 de setiembre de 2001 EEUU desarrolló una diplomacia que impulsaba invadir a otros Estados “peligrosos”. Sin embargo, tras que las ocupaciones de Iraq y Afganistán vienen generando mucha resistencia en esos países así como dentro de las potencias “protectoras”, la posibilidad de lanzar nuevas guerras preventivas se ha ido aminorando.

Primero Wáshington mostró impotencia cuando no pudo detener a Corea del Norte luego de hacer explotar su primera bomba nuclear. Ahora la propia CIA ha quitado piso a Bush y a quienes preparan un ataque contra Irán. Una política halcona que no es capaz de mostrar autoridad desacredita a Wáshington y hace que en su “patio trasero” los gobiernos vayan cayendo en manos de la izquierda anti-imperialista o de la moderada.

Bush podrá jactarse que ahora Francia ha virado en su dirección, aunque acaba de ver caer a su mayor aliado en el Pacífico sur (Australia) así como antes vio que dejaban el poder sus socios de España, Italia, Japón y Reino Unido.

Esto acerca las probabilidades para que en Noviembre 2008 EEUU elija a un nuevo gobierno menos halcón.

La CIA le quita la silla

En 2003, Wáshington lideró la invasión sobre Iraq aduciendo que esa república poseía armas de destrucción masiva que podía lanzar sobre Europa en minutos. Cuando se iba descubriendo que dicha causal de guerra fue falsa, Bush, Blair y sus aliados se desacreditaron y la resistencia iraquí se hizo mayor.

Hace unos días, las 16 agencias de inteligencia de EEUU han revelado que Irán a partir de 2003 abandonó sus intentos de dotarse de armas nucleares. Esto quiere ser aprovechado por los ayatolás para demostrar que Bush ha intentado volver a mentir para prepararse a atacarles.

A pesar de que hoy Francia ha girado hacia apoyar la línea dura de EEUU ante Irán, pierde peso ir hacia una ofensiva militar contra los persas.

Bush viene perdiendo popularidad y las elecciones para relevarlo son en menos de 12 meses. EEUU está atascado en Iraq y Afganistán, e Irán tiene amigos como Rusia, China, Vietnam y Libia en el nuevo Consejo de Seguridad de la ONU y su régimen tiene más dinero, armas y apoyo interno que el que tuvo Saddam Hussein.

Anti-inmigrantes

El ex premier australiano Howard es célebre por haberse negado a dar refugio a cientos de náufragos en sus costas y por haber implementado una de las más duras restricciones a los inmigrantes que hay en el mundo. Sin embargo, en la semana en que los laboristas australianos le sacaron del poder, sus camaradas británicos propusieron adoptar el mismo sistema de Howard.

Brown anuncia el mayor cambio en la historia de la política inmigratoria de su reino. Con las nuevas leyes su país solo admitiría nuevos residentes extranjeros no-europeos que tengan dinero, ciertas profesiones y excelente inglés. Hasta la esposa de un británico que no hable muy bien el inglés no podría entrar al país.

Con ello Brown busca popularidad dentro de quienes escuchan a la ultraderecha . Sin embargo él no puede legalmente detener el arribo masivo de trabajadores de las zonas más pobres y orientales de la UE y su adaptación a la xenofobia puede seguir enajenando a una de las principales bases sociales que tradicionalmente ha tenido su partido (las minorías étnicas).

El nuevo tercermundismo

Tras que en 1947-48 se inició la bipolaridad entre el mundo “libre” y el “socialista”, fue surgiendo un Tercer Mundo impulsado por los nacionalistas de Yugoeslavia, India, Egipto, Indonesia y otros países no desarrollados. Su objetivo era buscar un modelo que tome aspectos de la libre empresa, pero también de la planificación estatal y que postule una industrialización vía substitución de importaciones y nacionalizaciones.

La existencia del bloque soviético permitió un margen de maniobra para varios líderes que lograban la independencia de sus colonias y que chocaban con Wáshington. Sin embargo, tras el desplome soviético de 1989-91, casi todos los tercermundistas pro-Moscú se fueron reconciliando con EEUU y con el monetarismo.

No obstante, a medida que Bush ha venido fracasando en sus invasiones en Afganistán e Iraq, y a que el dólar y el poderío norteamericano caen, se va animando a la irrupción de nuevos gobiernos contestatarios en Venezuela, Irán, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, etc. Estos plantean un nuevo tercermundismo, pero no bajo la divisa de un no-alineamiento ante Wáshington y Moscú, sino proponiendo la multipolaridad y trabajando con China y Rusia para contener a EEUU.

Gloria Quintanilla

En julio 2006 fue electa por unanimidad como la presidenta del Consejo Peruano de Londres. Dentro de los latinoamericanos de la ciudad Gloria tiene la fama de apoyar con todo cuanto pueda. A Quintanilla la he visto desde cocinando en varios almuerzos de caridad hasta co-organizando en Londres todos las Fiestas Patrias, Inti Raymis o Paseos del Inca (en donde muchos con vestimentas incas y andinas han desfilado partiendo desde el monumento insignia de dicha ciudad).

El 16 de diciembre pasado Gloria fue a Lima a casarse con un residente británico con quien ella convive desde el 2000. Para sorpresa suya a ella –pese a su cargo, a que es una enfermera calificada (profesión que tanta falta requiere el Reino Unido) y a que la corte inglesa ha decretado que un “ilegal” podría legalizarse si se casa con un residente– se le negó la visa de retorno.

Ha debido separarse de su amado esposo y de su comunidad que tanto la extraña.

Su drama es también el de otros peruanos que sufren las crecientes actitudes anti-inmigratorias en las grandes potencias.

¿Escocia independiente?

Este año, cuando se cumplían tres siglos desde que en 1707 se unieron Inglaterra y Escocia, los separatistas llegaron al gobierno de Edimburgo.

Los escoceses se diferencian de los ingleses en que nunca fueron conquistados por los romanos; su fe oficial no es la anglicana; tienen un dialecto muy pronunciado del inglés, y han mantenido su propio sistema legal y educativo.

Escocia, la patria de Blair y Brown, ha sido un bastión laborista y cuando este partido les permitió tener un parlamento propio pensó que iba a afianzarse allí aún más. Sin embargo, el Partido Nacionalista Escocés les arrebató el gobierno y logró que, a diferencia de Inglaterra, prime en Escpcioa la gratuidad de la enseñanza universitaria, las recetas médicas y a la asistencia social a los ancianos.

Para el 2017 los nacionalistas calculan conseguir la independencia. Paradójicamente un escocés que podría ayudar a que esto suceda es el premier Brown que, si bien se opone a esa meta, gracias a sus errores viene haciendo que los separatistas avancen en Escocia.

Rusia

Hasta noviembre de 1917 Wáshington, Londres y París fueron cercanos a Moscú. Tras la revolución bolchevique esas potencias animaron tropas interventoras, pero luego hicieron la paz con ésta. Cuando Hitler llegó al poder pensaron que podían usar a Alemania contra los soviets.

Para evitar ello Stalin se alió con los nazis en 1939-40 para repartirse Polonia. Cuando en 1941 los germanos lanzaron la invasión de la URSS, Stalin se reamista con Churchill y Roosevelt y luego en 1945 vencen la guerra y se reparten Europa.

En 1947-48 después que Londres y Wáshington usaron a Moscú para evitar revueltas en el mundo, se inicia la guerra fría, la misma que vence la OTAN cuando el bloque soviético se desploma en 1989-91.

Occidente primero apoyó a Gorbachov para liberalizar al socialismo, luego a Yeltsin para restablecer el capitalismo y después a Putin para evitar que Rusia entre en el caos y sea un aliado en la lucha contra el terrorismo.

Putin ha iniciado la reversión del declive económico y diplomático ruso haciendo que sus hidrocarburos y su poder le permitan jugar un rol más autónomo. Wáshington sabe que él no es alguien que, como sus dos predecesores, se les va adaptando, pero con quien tampoco no se quiere volver a una guerra fría.

Militares nacionalistas

Desde que EEUU se convirtió en la principal potencia en Suramérica fueron surgiendo algunos militares que preconizaban una alianza entre las FFAA y los sindicatos para contener su avance y fomentar reformas agrarias y nacionalizaciones.

Los golpes que proclamaron hacer revoluciones socialistas (Chile 1932, Bolivia 1936-39 y 1970-71, Perú 1968-75) no duraron mucho tiempo y fueron remplazados por la fuerza. Perón fue el que más duró gracias a ganar en las urnas, pero su gobierno argentino de 1946-54 fue depuesto por un cuartelazo.

Chávez está en la presidencia venezolana desde 1999 ya ha superado en ese cargo a todos los demás antiimperialistas castrenses de América del Sur. De Perón aprendió a usar las urnas y ha evitado que, a diferencia de él, las FFAA se escapen de sus manos.

Sin embargo fracasó en su intento de hacerse reelegir indefinidamente. Y ahora puede estar contemplando seguir el ejemplo del general Torrijos, quien siguió dominando Panamá tras dejar la presidencia a un subordinado.

Muchos piensan que Chávez podría hacer de Venezuela una nueva Cuba. Esto es imposible porque Castro implantó una economía estatizada y planificada luego que una revolución popular acabase con las FFAA y el empresariado locales. Chávez, más bien, quiere proteger a esos dos sectores y mantener una fuerte economía de mercado (aunque con mayor intervención estatal).

El antiimperialismo chavista se parece al que inicialmente tuvieron el PRI mexicano, el peronismo argentino, el MNR boliviano, el socialismo chileno y el APRA peruana. En todos esos casos los movimientos volvieron a reconciliarse con Wáshington y con quienes proclaman la libre empresa. Es más, los ex antioligarcas fueron los principales promotores de las privatizaciones y del monetarismo en Bolivia y Argentina.

Chávez usa la retórica socialista para regimentar una amplia base social. Sin embargo es probable que él quiera valerse de ello para luego dar un giro como el de Alan García (quien pasó de ser el peor enemigo de la banca privada a ser su gran amigo).

La victoria de Al Qaeda

Hasta antes del 11-S Al Qaeda era poco conocida. Las dos guerras que se desencadenaron contra ésta produjeron el efecto contrario: haciendo que su influencia se multiplique entre los mil millones de musulmanes.

Al invadir Afganistán e Iraq, el Reino Unido provocó algo inédito en su historia: que aparezcan terroristas suicidas nativos en su territorio. Los casi dos millones de mahometanos británicos han incentivado la mayor marcha de protesta en la historia de dicha isla y han venido acentuando su identidad étnica. La creciente reacción islamofóbica de muchos patriotas ingleses viene, a su vez, haciendo que haya más personas que vayan a las mezquitas o que escuchen al radicalismo islámico.

Al Qaeda ha logrado que en EEUU y Europa haya más medidas contra los inmigrantes y nuevas medidas que restringen las libertades. Esto genera sociedades menos libres mientras crece el resentimiento contra Occidente y dentro de éste prospera el sectarismo religioso y actitudes autoritarias. Todo ello es caldo de cultivo para Ben Laden.

Kurdos

Son el pueblo sin Estado de mayor población. Los 20 a 30 millones de kurdos están divididos entre Turquía, Iraq, Irán, Siria y la ex URSS. Su situación recuerda a la de Polonia de hace 90 años, cuando estaba desmembrada entre los tres mayores imperios de Europa oriental (Alemania, Austria-Hungría y Rusia). Solo la derrota de esas tres potencias en la I Guerra Mundial (1914-18) permitió que Polonia volviese a existir.

Las tres grandes naciones del Medio Oriente (árabes, turcos y persas) se han repartido el Kurdistán y ninguna quisiera ver siquiera un mini-Estado kurdo para no contagiar al resto y desestabilizar la región. Las principales guerrillas rurales del Medio Oriente las han hecho los kurdos, quienes hoy han conseguido que Iraq tenga un presidente kurdo y que el norte kurdo sea autónomo.

EEUU y la UE podrán patrocinar la separación de Kosovo de su antiguo rival Serbia, pero se esfuerzan en preservar la unidad de Turquía (miembro de la OTAN) y del ocupado Iraq. La creación de un Estado kurdo solo podría darse tras nuevas guerras.

FARC

Tras la revolución cubana de 1959 en casi toda América Latina se darían focos guerrilleros. Hoy casi todas esas insurgencias han sido derrotadas o se han asimilado a la democracia. En algunos gobiernos (como los de Bolivia, Nicaragua o Uruguay) hay connotadas figuras que antes fueron perseguidas como terroristas.

En Colombia algunos ex subversivos se han legalizado e impulsan al Polo, que detenta la alcaldía de Bogotá. Sin embargo, este es el único país del hemisferio donde persiste una fuerte guerrilla. Uribe hubiese querido seguir el camino peruano de aplastar a los insurgentes, pero las FARC (a diferencia del senderismo) no han atacado a la izquierda y a los sindicatos, tienen más bases sociales y existen desde antes del nacimiento del castrismo.

Por más que EEUU destine gran ayuda a Bogotá y que el ejército colombiano propine varias derrotas a las FARC y al ELN, Uribe sabe que la única manera de desarmar a éstos es con la negociación, lo cual implica no solo darles garrote sino también zanahoria.

Fuji-Uribe

En el 2002 Uribe llega a la presidencia colombiana. Al igual que Fujimori (quien gobernó Perú entre 1990 y 2000) promovió el monetarismo y una ofensiva total antiterrorista, impulsó nuevas siglas tras su caudillismo, aminoró a los partidos históricos y se hizo reelegir.

Fujimori logró destruir a la izquierda subversiva y a la legal aprovechándose de la guerra que entre sí ambas tenían. También se benefició de una coyuntura mundial donde se desplomaba el bloque soviético y EEUU imponía su modelo en todos los países de América Latina y Europa.

Uribe se catapultó gracias a que tras el 11-S-2001 crecía la moda de seguir a Bush en la “guerra antiterrorista global”. Pero este último ha determinado que EEUU se vaya atascando en Afganistán e Iraq y a que su influencia decrezca en Suramérica (Uribe es el único presidente de la derecha tradicional).

Uribe no logró que en Colombia se confronten las izquierdas guerrillera y la electoral. Su dureza, golpeó pero no aplastó a las FARC, y provocó que el Polo de izquierda gane dos veces la alcaldía de Bogotá.

———————————-

foto

* Analista internacional. Trabaja en Londres.

www.bigio.org

diariodelondres@btconnect.com.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario