Jul 17 2008
274 lecturas

Política

El Senado argentino dice No a las retenciones móviles con voto decisivo del Vicepresidente

El proyecto de ratificación de las retenciones móviles a las exportaciones de granos fue rechazado esta madrugada por el Senado argentino, en un hito histórico ya que la votación en la Cámara Alta había resultado empatada en 36 votos, y según lo expresa la Constitución Nacional, es el vicepresidente quien debe desempatar, pero Julio Cobos, tras pedir perdón por su decisión votó en contra de la iniciativa oficial.

"La historia me juzgará, no se cómo. Pero espero que esto se entienda. Soy un hombre de familia como todos ustedes, con una responsabilidad en este caso" expresó Cobos, quien durante 40 minutos trató de justificar lo que vendría, y cerró su discurso con una frase para la posteridad: "Que la historia me juzgue. Pide perdón si me equivoco. Mi voto no es positivo".

Esto ocurría a las 4.30 de esta madrugada, tras una sesión que duró 18 horas, donde se sabía de antemano que el gobierno de la presidenta Cristina Fernández contaba con 36 votos de los 72 senadores que componen la Cámara Baja, que 34 senadores se manifestarían en contra y que sólo dos se encontraban indecisos.

Así terminaban 126 días que sacudieron al gobierno de la presidenta Cristina Fernández desde su asunción el 10 de diciembre pasado y que aún no se expresó sobre este duro revés.

Con la voz quebrada, Cobos, un dirigente del radicalismo K (integrantes del partido radical aliados a la Casa Rosada) se tomó un largo rato para anunciar su voto. Minutos antes, el vicepresidente había pedido un cuarto intermedio para que el Senado busque "una solución de consenso" porque "la gente está esperando una ley que solucione el conflicto", pero el bloque del oficialismo rechazó esa posibilidad.

Al ser rechazado por los senadores, el proyecto que tenía media sanción de la Cámara de Diputados no podrá volver al Congreso hasta el próximo año, al menos con el título con el que se había debatido hasta hoy.

En cuanto a la resolución 125, lanzada el 11 de marzo por el entonces ministro de Economía Martín Lousteau y que fuese enviada al Congreso Nacional el 17 de junio por la Casa Rosada para su ratificación, tras el rechazo de los senadores va a continuar vigente hasta tanto no sea derogada por el Poder Ejecutivo.

Este sorpresivo final generó un sacudón en el oficialismo, donde la segunda persona en la línea de sucesión permitió que el mayor conflicto que atravesase el Gobierno resultase contrario a sus intereses; mientras que el variopinto bloque de opositores a las retenciones (liderado por los sectores terratenientes más concentrados y reaccionario) festejó la continuidad de sus abultadas rentas.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario