Sep 3 2008
407 lecturas

Sociedad

En Chile abogado defensor de los cinco cubanos condenados en EEUU

Lucía Sepúlveda Ruiz*

El destacado jurista estadounidense Leonard Weinglass expuso el martes 2 de septiembre en Santiago sobre la compleja situación humana y judicial que viven los cinco antiterroristas cubanos prisioneros en Estados Unidos. La conferencia –abierta para todo público– tuvo lugar en el Aula Magna de la Universidad Central, ubicada en Lord Cochrane 418, y concitó especial interés en expertos en derecho internacional y sectores académicos. Los cinco cubanos cumplen diez años presos en cárceles de alta seguridad en distintos lugares de EEUU.

Weinglass vino a Chile invitado por el Centro de Estudios de Derechos Humanos de la Universidad Central, que preside el ex magistrado Juan Guzmán, y la Coordinadora de Solidaridad con Cuba, con el patrocinio de la embajada de la isla. El abogado es integrante del equipo defensor de los cubanos Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y Rene González.

En su dilatada carrera ha defendido casos históricos en materia de derechos humanos en Estados Unidos, entre los cuales se cuenta el juicio contra la militante afronorteamericana Angela Davis (1971), y el denominado "los 7 de Chicago", entre muchos otros.

Los cargos

Entre otras acusaciones, el gobierno norteamericano acusa a los cinco cubanos de "conspiración para cometer espionaje", pero a la fecha no ha podido comprobarlo dado que, en realidad, lo que hicieron los cubanos, detenidos en 1998, fue informar desde Miami a La Habana sobre las actividades que preparaban grupos terroristas como "Hermanos al Rescate" y otros, salvando así vidas y previniendo nuevos actos de sabotaje en la isla.

En el juicio ha quedado demostrado con testigos del más alto nivel –que incluyen funcionarios de rango militar y un asesor del gabinete presidencial sobre Cuba– que los inculpados no enviaron en ningún momento a La Habana información clasificada que afectara la seguridad nacional del gobierno de Estados Unidos, remitiéndose solo a monitorear e informar a su país sobre los planes de los grupos terroristas del exilio cubano en Florida.

El ex juez Guzmán –junto a otros destacados abogados de derechos humanos del mundo– asistió el año pasado a una audiencia oral de los cinco cubanos en Atlanta. A la salida del juicio y luego de escuchar los argumentos de las partes, declaró a la prensa local que si él fallo dependiera de él, los prisioneros debían ser liberados de inmediato. A su regreso, denunció numerosas arbitrariedades judiciales.

Otras actividades

Weinglass expondrá también en la Universidad ARCIS el jueves 4 a las 18 horas. Y acompañado del embajador de Cuba en Chile, Giraldo Mazola, sostendrá asimismo entrevistas con miembros de la rama chilena de la Asociación Latinoamericana de Juristas que preside Graciela Alvarez, con parlamentarios y otras autoridades. También se impondrá del trabajo de solidaridad que se realiza en Chile a favor de los cinco cubanos.

Ellos se encuentran cumpliendo sus prolongadas condenas en cárceles de alta seguridad de distintos estados del país del norte. A las esposas de dos de ellos se les niega el ingreso a Estados Unidos y no pueden visitarlos, en tanto que familiares de los otros prisioneros encuentran reiterados obstáculos para ejercer su derecho a visitar a los presos. Por ejemplo, se les avisa que justamente en esos días están castigados…

En primera instancia, en 2001, Gerardo Hernández fue sentenciado a dos cadenas perpetuas, Antonio Guerrero y Ramón Labañino a una cada uno, Fernando González a 19 años y René González a 15 años.

En ese primer juicio –que se prolongó inéditamente por seis meses– el jurado consideró a los cubanos culpables de los 26 cargos que les hizo la fiscalía. La audiencia tuvo lugar en Miami, en medio de un clima cargado de prejuicio anticubano que el tribunal se negó persistentemente a tomar en cuenta, desechando como posibles integrantes del jurado –luego de entrevistarlos– a los únicos seleccionados que mostraron una actitud no prejuiciado respecto de Cuba.

En 2005, mientras los defensores esperaban que se respondieran las apelaciones a esa sentencia, el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias consideró arbitraria la privación de libertad de los cinco cubanos y exhortó al gobierno de Estados Unidos a tomar las medidas necesarias para rectificar esa situación. Sin embargo sus recomendaciones no fueron atendidas.

Por el contrario, en junio de 2008, luego de una serie de apelaciones marcadas por fallos contradictorios y muy dilatados en el tiempo, un nuevo tribunal ratificó las sentencias de Gerardo Hernández y René González; anuló las de Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino, y devolvió a la Corte de Miami los casos de estos tres últimos para ser procesados nuevamente. Aún así el fallo no fue unánime y los argumentos desarrollados por la jueza disidente del criterio de mayoría sientan un precedente positivo para los futuros pasos de la defensa.

Revocación de un fallo histórico

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de Atlanta había revocado anteriormente todas las condenas al considerar que no fue un juicio justo, pero esa decisión, considerada histórica en su momento por la defensa, no prosperó. El Gobierno estadounidense apeló el contundente fallo, logrando que el plenario de jueces del décimoprimer Ccrcuito de la Corte de Apelaciones revocara lo resuelto por la Corte de Apelaciones de Atlanta. Wáshington no pudo tolerar que la corte se hubiera pronunciado sobre el fondo del problema, considerando que los cubanos no habían contado con las garantías del debido proceso y afirmara que el juicio se realizó "en medio de un huracán de prejuicios" desatado en Miami.

Movilizaciones a favor de Los Cinco

Al cumplirse en septiembre los 10 años del ingreso a prisión de los 5 cubanos, considerados héroes en su patria y en sectores democráticos a nivel mundial por su lucha contra el terrorismo, se multiplican las actividades en pro de su liberación.

En Chile, el Comité de Solidaridad realizó un acto a las 19 horas del martes en Cumming 350, sede del Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz (ICAL), con la presencia del abogado visitante, y prepara otras movilizaciones en apoyo a la campaña por la liberación de los cinco cubanos.

En información que circula a través de la red Virtin, se informa asimismo que la comunidad de Wáshington Heights (Estados Unidos) de la Iglesia San Romero de las Américas considera la encarcelación de los cinco como "inmoral e injusta" y anunció su participación en la marcha por la Liberación de Los Cinco en Wáshington D.C. que se realizará el sábado 13 de septiembre en esa capital.

Agregan que entre el 15 y el 19 de septiembre harán cinco días de ayuno y oración por la liberación de Los cinco. En su llamado citan palabras de Monseñor Romero de su homilía del 5 de febrero de 1978:

"La Iglesia no puede callar ante estas injusticias del orden económico, del orden político, del orden social. Si callara la iglesia sería cómplice con el que margina. Es cuestión de vida o muerte para el reino de Dios en esta tierra.

(San Romero de Las Américas: Homilía, 5 de febrero de 1978).

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario