May 29 2006
266 lecturas

Política

En defensa de Venezuela. – PAÍS DEMOCRÁTICO, NO ESTADO TERRORISTA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Como embajador venezolano en los Estados Unidos, no me causó sorpresa. El pasado mes de enero, recibimos información que indicaba que la administración del presidente Bush estaba considerando catalogar a Venezuela como un país patrocinador del terrorismo, marcando obviamente la politización de la guerra contra del terrorismo. Oficiales del gobierno estadounidense trataron de vincular al Presidente Chávez con grupos y actos terroristas, pero nunca ofreció pruebas para sustanciar esas acusaciones. También alegaron que las relaciones cercanas de Venezuela con Cuba e Irán constituían una “relación de intercambio de labores de inteligencia” que amenazaba la seguridad estadounidense.

Esto no tiene sentido. Venezuela, como muchos otros países, mantiene relaciones con Irán y Cuba basado en intereses específicos –petróleo con Irán y programas sociales con Cuba–. Esto no representa una amenaza para Estados Unidos.

El gobierno estadounidense también nos ha acusado de trabajar con las fuerzas de la FARC y del ELN, grupos que han participado en un conflicto interno con el gobierno colombiano durante más de 50 años. Nada podría estar mas lejos de la verdad. Los presidentes Chávez y Uribe mantienen relaciones cercanas y cordiales, cooperando en muchas cosas desde hacer cumplir la Ley hasta comercio. Nosotros hemos extraditado a numerosos integrantes de las FARC y del ELN. Hemos empezado un proceso de modernización militar para aumentar la capacidad de defensa en la frontera con Colombia, un proceso que ha sido sometido a criticas sin fundamento por parte del gobierno estadounidense y que fue recientemente amenazado por el bloqueo por parte de EEUU en la compra de aviones brasileños y buques españoles. Al pedido del gobierno del Presidente Uribe, Venezuela ha estado asistiendo al gobierno colombiano en sus negociaciones de paz con el ELN.

fotoMientras el gobierno estadounidense ha ignorado nuestros esfuerzos en la guerra contra el terrorismo, ellos mismos se han rehusado a extraditar tres terroristas venezolanos en los Estados Unidos. El más famoso de estos, Luis Posada Carriles, se conoce como el “Osama Bin Laden” de América Latina y está vinculado a la voladura de un avión cubano en el cual murieron 73 civiles inocentes. A pesar de varias solicitudes, el gobierno estadounidense se ha rehusado a cumplir con las normas del Tratado de Extradición firmado con Venezuela en 1922.

Si el gobierno estadounidense no extradita a Posada a Venezuela, está obligado de acuerdo a la Ley Internacional a procesarlo aquí o enviarlo a un tercer país para lo juzgue. No lo ha hecho. ¿Y por qué? Posada fue funcionario de la CIA, y tiene amplios vínculos con sectores extremistas de la poderosa comunidad de cubanos en Florida. Es irónico que el gobierno estadounidense no esté cooperando con nuestros esfuerzos contra el terrorismo.

Venezuela y Estados Unidos son aliados naturales, y comparten relaciones históricas en petróleo, comercio y cultura. Desafortunadamente, esas relaciones se vieron afectadas por el apoyo que le dio el gobierno estadounidense al golpe de estado contra el Presidente Chávez en abril de 2002. La decisión de acusarnos de no cooperar en la guerra contra el terrorismo es un esfuerzo más del Presidente Bush de aislar, antagonizar y desestabilizar a Venezuela. Estas decisiones plenamente políticas afectan en forma negativa la legitimidad de la misión del gobierno estadounidense en la lucha del terrorismo, y causa antipatía en los países aliados.

La guerra contra el terrorismo no puede ser una lucha a la carta, y tampoco puede usar métodos que contradicen los valores que el gobierno estadounidense pretende extender alrededor del mundo. Si seriamente quieren combatir el terrorismo, deben dejar la política a un lado. Los aliados en la guerra contra el terrorismo no tienen por qué coincidir en temas nacionales o en ideología política; sólo deben estar unidos en su compromiso de proteger la vida de sus ciudadanos, sean norteamericano o venezolanos.

—————————————–

foto
*Embajador de Venezuela en Wáshington.
Publicado en Progreso Semanal
www.progresosemanal.com
Texto traduccido del original, en inglés, aparecido en el diario Los Ángeles Times

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario