Nov 6 2011
591 lecturas

Política

En Venezuela estrategias y verdades, en la ONU puro cinismo

Ya hemos hablado varias veces de las estrategias para las candidaturas de los pre-majunches, sobre todo de las dos que parecen tener opción real en las primarias, Capriles Radonski y Pablo Pérez. En ese sentido, Pérez trata de presentarse con un carnet de izquierdista y pintar a Capriles con los colores de la derecha. Ayer el precandidato adeco-copeyano dijo ser socialdemócrata y de centro izquierda. |NÉSTOR FRANCIA.*

En realidad, lo de socialdemócrata es de algún modo cierto, pues proviene de AD y se aviene muy bien con el estilo y el pensamiento de los adecos. Solo que desde hace mucho tiempo se sabe que la socialdemocracia mundial no es de izquierda, sino una versión de la derecha. Unos cuantos gobiernos socialdemócratas de Europa, como el del PSOE en España, no han tenido ningún prurito para apoyar las acciones bélicas de la OTAN, y en todo el mundo, incluida por supuesto Latinoamérica.

Los socialdemócratas han aplicado en todos sus puntos las políticas neoliberales y se han sometido a los designios del Imperio. Incluso, uno de los principales líderes socialdemócratas del siglo XX, Rómulo Betancourt, fue el encomendado por el imperialismo para establecer su nueva forma de dominio en América Latina en los años 60, luego de la caída en cascada de varias dictaduras militares, como las de Pérez Jiménez en Venezuela, Rojas Pinilla en Colombia y Batista en Cuba, y otras poco después, como las de Trujillo en Santo Domingo, Somoza en Nicaragua y Stroesner en Paraguay.

Betancourt forja en Nueva York, en el exilio, el acuerdo que se conocería posteriormente como pacto de Punto Fijo, que incluía la exclusión de los comunistas. El líder socialdemócrata se convirtió en adalid de la etapa de la democracia representativa, en línea con el nuevo esquema de dominación imperial, trabajó intensamente en el aislamiento de Cuba y su expulsión de la OEA, y estableció la llamada “doctrina Betancourt” de no reconocimiento a gobiernos no electos “democráticamente”, todo ello bajo la dirección y de acuerdo a los nuevos planes de Estados Unidos.

Pérez generó también un "hashtag" (etiqueta de internet) denominado “#CambioPopular”, en línea con la estrategia de presentarse como candidato cercano al pueblo y estigmatizar a Capriles como elitista. En esa misma dirección, el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, calificó el discurso que ha planteado Capriles Radonski, como “cursi” y originado en un “himno del fascismo”, al tiempo que recordó el pasado político del pre-majunche de Primera Justicia, al expresar que “aquí no hay ningún pollito recién salido del cascarón”, y que el gobernador mirandino obtuvo su primera diputación en 1998 con Copei por el estado Zulia.

La pelea se va agudizar a medida que se acerque el 12 de febrero de 2012. Y si comenzando el año Pérez se le acerca a Capriles en los pronósticos, vamos a presenciar un sangriento pugilato. Si es así, querremos verlo desde ringside.

Diálogo

¿Es posible el diálogo con sectores de la burguesía? Por supuesto que sí, aunque en su conjunto la burguesía conspira contra la Revolución y trata de derrocarla. Una buena muestra de ese diálogo posible se ha dado en el caso de la Cámara Venezolana de Radiodifusión. La presidenta de este gremio privado, Enza Carbone,  así lo ha confirmado al declarar que en ese sector hay satisfacción y júbilo por el inicio de renovación de concesiones por parte de Conatel.

Carbone resaltó que el diálogo ha sido “franco, honesto y sincero” entre la Cámara y los organismos encargados de la renovación. Igualmente aseveró que las emisoras recientemente intervenidas realmente funcionaban clandestinamente.

Claro que en esa cámara comercial hay factores conspiradores. Emisoras de radio que andan en la misma onda que Globovisión. Pero esto no hace sino corroborar la importancia de esos acuerdos logrados por la acertada política de diálogo de nuestro gobierno, que ha dado buenos resultados y ha contribuido al mantenimiento de la estabilidad del país, al tiempo que distiende el escenario político y de ese modo desarma algunos detonantes que ha pretendido accionar la derecha golpista.

Cinismo

El cinismo del secretario general de la ONU, el agente imperial Ban ki-moon, ha llegado a cotas muy altas. Ahora aparece cuestionando la legitimidad de las solicitudes palestinas para formar parte de organismos de Naciones Unidas. Ban (es su apellido, que en varias culturas orientales suele anteceder al nombre) dijo ayer que las gestiones de los palestinos para entrar en otras organizaciones de la entidad mundial, una vez que lo lograron en la Unesco, “no benefician ni a Palestina y benefician a nadie”.

Es decir, el jefe de la ONU desconoce la pertinencia del voto de la gran mayoría de los países representados en la asamblea de la Unesco y alcahuetea el chantaje económico del imperialismo.

El ministro de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina indicó que solicitará ahora el ingreso en otras 16 dependencias de la ONU. Por eso es que Ban se une al chantaje y en vez de criticar la acción dictatorial de Estados Unidos, pretende escarmentar a quienes apoyen a Palestina en sus solicitudes afirmando que “millones y millones”’ de personas podrían ser afectadas si los organismos de la ONU ven reducida su financiación como resultado de las gestiones palestinas.

Es una palabra un tanto fuerte y vulgar, pero no nos quedaremos con las ganas de decirla: Ban ki-moon es un verdadero cabrón del Imperio.

Y hablando de chantajes, finalmente las autoridades griegas cedieron a las presiones del mercado financiero y de los agentes políticos del capitalismo, y anunciaron que no va el referéndum sobre el plan de rescate acordado por la Eurozona. La burguesía estuvo de plácemes y en las bolsas se produjo una ligera tendencia de ganancia. Es la fiesta de los brujos satánicos.

* Periodista.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario