Jun 5 2009
392 lecturas

Economía

Es hora de jubilar al Fondo Monetario Internacional

Mark Weisbrot *

Estos y otros ejemplos indican que a pesar de la profundidad de la desaceleración mundial, el Fondo está dispuesto a sacrificar el empleo y a aumentar la pobreza, en busca de otras metas. Un país siempre puede reducir su déficit comercial al contraer su economía, ya que eso causa que los hogares y negocios importen menos. El propósito principal de los préstamos del FMI durante la crisis actual debería ser permitir que países de bajos y medios recursos puedan hacer lo que los países ricos están haciendo: implementar medidas de estímulo fiscal para contrarrestar la caída del producto. La mayoría de los países puede hacer esto, si no enfrentan problemas en la balanza de pagos. China, por ejemplo, tiene cerca de 2 billones de dólares de reservas internacionales, y debido a eso puede continuar con un estímulo fiscal grande.
 
Si el FMI estuviera dispuesto a ayudar, más países podrían seguir el ejemplo.
 
Los gobiernos no deberían comprometerse a darle más dinero al FMI sin requerir que la institución revise sus más recientes acuerdos y adopte reformas serias que requieran transparencia y cambios en la política.
 
* Codirector del Center for Economic and Policy Research, en Washington, D.C.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario