Oct 7 2010
494 lecturas

Opinión

“Esta persecución se sustenta en motivos que no tienen que ver con los ámbitos legales o comerciales esgrimidos”

Max Marambio.*

Con total determinación, aunque con profunda decepción y dolor, debo comunicar que frente al infundado e injusto conflicto que se ha generado con nuestras empresas en Cuba, desde diciembre de 2009, he iniciado acciones legales ante la International Chamber of Commerce (ICC) con sede en París. Agotadas todas las instancias de diálogo y negociación, y habiendo realizado nuestro mayor esfuerzo ante la contraparte cubana para promover una justa rectificación, dicha acción fue presentada a trámite la semana recién pasada y hemos recibido, el viernes 1º de octubre la confirmación de su recepción y admisión por la secretaría ejecutiva de dicho tribunal.

Quiero señalar que el objetivo central de esta acción legal en curso es la defensa irrestricta de mi honor, el de mis colaboradores, y el de todas las personas que han colaborado y confiado en el proyecto empresarial Río Zaza, que juntos construimos y lideré durante más de 16 años.

La razón de recurrir a una Corte Internacional como la ICC, se debe a que es la instancia judicial vinculante acordada para estos efectos en los contratos con el Estado cubano. La ICC, de reconocido prestigio internacional, ofrece la neutralidad que se requiere para dirimir un conflicto construido sobre infundadas y calumniosas acusaciones.

Las imputaciones de las que he sido objeto, provienen de algunas autoridades cubanas que, sobrepasando su propia legalidad, iniciaron hace casi un año una persecución implacable en mi contra, sembrando un manto de duda sobre un proyecto productivo y comercial, que fue reconocido y elogiado dentro y fuera de Cuba.

Declaro que esta persecución se sustenta en motivos que no tienen que ver con los ámbitos legales o comerciales esgrimidos para justificar las imputaciones referidas.

Desde ahora, instalado el caso ante esta corte internacional de comercio de París, se deberá probar todo cargo ante ella, no bastando juicios calumniosos y acusaciones infames filtradas a medios de comunicación o a través de vocerías inescrupulosas.

Recorreré este proceso con serenidad, prudencia y firmeza. Y lo haré manteniendo los mismos sentimientos de admiración y respeto hacia lo que ha sido la Revolución Cubana, con la certeza de que la verdad es siempre revolucionaria y termina siempre por imponerse, si es defendida con solidez y convicción.

Porque como dijo Martí “…una idea justa, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército.”

* Empresario y político.

Addenda
Sobre los problemas que enfrenta Marambio en Cuba y las diversas interpretaciones que aquellos suscitaron, puede leerse en este portal Malos tiempos.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario