Feb 11 2006
325 lecturas

Opinión

ESTADOS FORAJIDOS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

(Se es lo que se hace no lo que se dice que se hace. Si mientes, eres un mentiroso; si aterrorizas, un terrorista.
Inapelable juicio del sentido común).

…Si además de todo eso, los tipos llaman al resto de habitantes de ela zona para que los ayuden a terminar la faena de robo y usurpación de su hogar, mientras deliran y le gritan en el rostro “¡maleante, maleante!” y usted, entre la preocupación y el miedo, se entera que esos individuos han hecho eso casi desde el día en que nacieron, que además cuentan con el apoyo de la autoridad, porque ellos la ponen o la quitan, y que la reglamentación sobre urbanismo y buenas costumbres fue redactada por ellos y aún así la violan…

foto
Si todo eso a usted le pasa, entonces mi querido amigo, se ha topado con una banda de forajidos que utiliza el ventajismo contra los más débiles y que a su vez actúa con alevosía, impunidad y terrorismo. Esto es: le tocó la mala suerte de encontrarse frente a frente con lo peor del barrio o de su comunidad.

Ahora bien, lo lógico es que ante una situación como la descrita exista un tribunal, fiscalía, defensoría del pueblo, de derechos humanos que puedan representar a la víctima y hacer respetar sus derechos, así como los derechos del resto de la comunidad. Pero si en última instancia nada de eso funciona, no le queda más remedio al amigo del cuento que mudarse a otra comunidad, dejarle el espacio libre a los facinerosos y ligar que mañana o pasado aparezcan unos malandros peores que éstos y le den a tomar una dosis de su propia medicina.

Pero resulta que los pueblos, los países, las naciones y etnias no pueden mudarse.

Bandoleros de la “aldea global”

La República de México vio, como de un solo mordisco le fue arrebatada casi la mitad de su territorio y hoy le masacran a sus hijos en la frontera y aún así, no se puede mudar. Algo similar pasó con Colombia y si Cuba se descuida se la chupan de un solo sopetón, y tampoco ellos se pueden mudar a otro condominio.

En Sudamérica, cachorros uniformados desataron las mas indignas y bestiales acciones contra sus propios pueblos, y en todo el orbe un autor intelectual estimuló el asesinato de presidentes y líderes reconocidos contrarios a sus intereses. Todo eso lo hizo un solo Estado aprovechándose de la indefensión, la buena fe o la falta de valor de algunas repúblicas.

Hasta hace un tiempo, parecía que esas eran prácticas de una cierta inexperiencia en la asimilación de la fuerza propia y el respeto a la debilidad de los demás, pero no, lamentablemente, cada día que pasa el águila calva hunde con mayor pericia y desconsideración sus garras en los cuerpos indefensos de pueblos, comunidades y razas. En verdad pareciera no existir límite alguno para la saña y la alevosía.

Es la cobarde acción de un gobierno que en los últimos años sacó dos veces del poder a Arístides en Haití; estimuló el golpe de estado, el paro petrolero y la inestabilidad en la República Bolivariana de Venezuela; alimenta la subversión en Cuba; mete y saca sus manos de Ecuador, Perú y Bolivia; mete sus manos y las deja bien adentro en Colombia, Panamá, Guatemala, el Salvador y Nicaragua; va por el mundo llamando a Europa La Vieja, al mejor estilo de los bandoleros; mira hacia Corea del Norte y lanza un peñonazo, al tiempo que le parte los vidrios de la ventana a Irán; se metió a fondo en el pueblo de Afganistán y lo mismo hace con Irak, a pesar de que está llevando palo; no saca sus pezuñas de Arabia Saudita, Kuwuai y casi todo el medio oriente; donde también azuza a Israel a practicar el terrorismo de Estado.

fotoLa triste verdad

Para estos engendros del mal no importa el tembloroso llanto de un niño, la dignidad del vencido o la memoria histórica contenida en una biblioteca. Ellos son peores que la banda que humilló, robó y ultrajó la dignidad del hombre de nuestro relato.

Esta es la única verdad, desde hace mucho tiempo la comunidad internacional ha venido siendo controlada, amenazada y chanteajada por un gobierno forajido que utiliza el terrorismo contra Estados pequeños, que actúa con alevosía y sin dignidad alguna, por un gobierno que se mete en la vida de otros pueblos, roba sus riquezas y les impone sus egoístas y enfermizos criterios y que a su vez genera unos seudo-valores, según los cuales gobiernos democráticos, serios y responsables son aquellos que se prestan obedientemente a sus exigencias, que los acompañan y los aplauden en sus tropelías.

Esos son Estados gobernados por estadistas, según la banda bushista, elites sociales respetables que escribirán gloriosas páginas en la historia. Son hombres y mujeres valientes, bastante cercanos a los prohombres de la independencia americana. Por supuesto que para difundir esos seudo-valores y esos prototipos de líderes civilizados y democráticos el imperio del mal cuenta con una afinada maquinaria de publicidad y una larga hilera de lacayos nunca vistos y jamás descritos en cualquier obra sobre la cobardía y la indignidad humana.

En esa proyección también se describen a los enemigos de la democracia-USA, de la libertad-USA, del buen convivir-USA, y son aquellos países que hacen parte del Eje del Mal y otros que por sus riquezas naturales no escapan de la lista de potenciales agresores a la Cuna de la libertad.

El vientre de la pesadilla

Es dentro de esa lógica que Fidel Castro alcanza la calificación mas alta entre los presuntos terroristas, delincuentes, enemigos de la libertad, de la democracia, de la vida y de la comida. Junto a él se coloca a Chávez y luego a cualquier otro que se le agarre movido. Y –así como en la barriada– la alternativa de los ciudadanos decente no es otra que la mudanza… Acá, en la aldea global, hay sólo dos alternativas; dejas de ser decentes y te haces parte de la cobardía o insistes en el amor y compromiso de dirigir dignamente tu pueblo y entonces confrontas a la bestia y su ejército de serviles.

fotoSeguramente Cuba o Venezuela no tendrán la fuerza suficiente para evitar que a lo largo y ancho de la comunidad internacional, los forajidos cometan crímenes y fechorías, pero si pueden hacer respetar sus patrias y respectivos entornos. Bueno un poco eso es lo que ha venido haciendo Castro, Chávez y unos cuantos mas: he allí la razón para la descalificación y provocaciones continuas.

Por último, es en el contexto de esas caracterizaciones que dos grandes fuerzas se crecen: la energía de la alegría; lo justo, la verdad y el amor contra la fuerza del odio, la maldad, el crimen, los vicios, y en esta dinámica los frutos no tardan en aparecer.

Mientras, el pueblo cubano (y ahora el bolivariano) aprende sobre el control social, el desarrollo endógeno, la alfabetización, la solidaridad, la defensa anti imperialista y la identificación con sus lideres máximos. Por allá, en el reino del desamor y la mentira, se contra-informa a la población y niños empuñan una pistola y matan a sus compañeros de sueños y a quienes los iban a guiar por el sendero del aprendizaje.

Sí, allá donde también se emboba a hombres, mujeres y ancianos con falsas historias y cuentos sobre una libertad, justicia y democracia nunca conocida y menos practicada, donde cada habitante pasa a ser sospechoso y sujeto de violentos vejámenes e interrogatorios.

En Cuba los ciudadanos hace rato despertaron a Martí y junto a él se pusieron a alfabetizar ancianos, educar muchachos y ha sembrar dignidad; por acá, los venezolanos nos topamos en cada esquina con Bolívar y la realización de sus sueños y por allá, donde el individualismo impera, Wáshington fue tomado por sorpresa y anda por ahí, en la búsqueda de una sociedad gobernada por seres normales y donde se pueda descansar en paz. Pues el pobre se ha impactado tanto que ahora teme que el día menos pensado el gobierno forajido de USA declare al diccionario miembro del eje del mal por contener entre otros términos: forajido, alevosía, deshonesto, cobarde y terrorista y, por tal motivo, comience la magna destrucción de todas las imprentas donde se presuma se editen y reproduzcan tan nefastas armas de destrucción masiva contra la civilización occidental.

El pueblo salva al pueblo.

——————————————–

* Filósofo, jefe de Relacionaes Internacionales de la Bibiloteca Nacional de Venezuel; dirigente del Movimiemto 13 de Abril Bolivariano.
negrohereje@hotmail.com

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario