Jul 30 2007
277 lecturas

Política

Estados Unidos: – EL CÍRCULO ÍNTIMO DE LAS GUERRAS

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Basado en el libro del mismo nombre del escritor Norman Solomon, el documental La guerra hecha fácil: cómo los presidentes, los políticos y periodistas continúan engañándonos hacia la muerte es un impactante relato gráfico de las formas como los gobiernos estadounidenses han echado andar la maquinaria de la guerra basados en elaborados engaños y de la mano de una profusa compaña publicitaria en concomitancia con los medios de comunicación de masas.

Este filme es para el sistema de la guerra lo que Sicko, el documental de Michael Moore, es para el sistema de salud.

Desde la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos se han involucrado de una u otra forma en casi todas las guerras en el planeta. El país mas poderoso del sistema solar ha inventado –con sus respectivos apelativos–
distintos tipos de enfrentamientos– desde ataques focales, sabotajes, bombardeos indiscriminados, hasta las guerras totales de intervención y de asimilación social y política.

Narrado por el actor Sean Penn, este nuevo filme se fundamenta en una entrevista a Solomon quien después de largos años de investigación ha encontrado paralelos estremecedores en el comportamiento bélico de las elites en Wáshington. Con una oratoria calmada, explicativa, vigorosa, pero soberbio en sus argumentos, Solomon disecta uno tras uno los casos, desenmascarando los argumentos bélicos apoyado en hechos reales.

Los debates y las decisiones mas importantes sobre la guerras caen en manos de una reducida elite, dice el escritor californiano. El partido, el presidente de turno y sus mas cercanos colaboradores, generalmente hombres
relacionados a la industria bélica y contratistas de la guerra, deciden la próxima refriega amparados en herméticos secretos.

La ciudadanía estadounidense, que paga con dinero y con vidas estas incursiones, queda al margen, en la oscuridad, y solo se entera de la verdad gracias a costosos juicios para forzar la desclasificación de documentos.
Mucho años después “que las bombas han caído y las tropas han regresado”, dice Solomon

foto
Tonkín: la madre de las mentiras

Las verdaderas justificaciones de estas guerras son escondidas y disfrazadas con excusas que en su mayoría son mentiras maquilladas. Solomon, quien se especializa en la investigación y análisis del comportamiento de los medios de comunicación de masas, revela asombrosos paralelos entre la guerra de Vietnam y las sucesivas arremetidas guerreristas hasta llegar a la invasión de Iraq.

La invención del ataque en el Golfo de Tonkín en 1964, es la madre de todas las mentiras subsiguientes y lección básica para los “neocons”, los guerreros conspiradores de corbata. Un ataque a buques norteamericanos por fuerzas del Vietcong que nunca ocurrió pero que, según Lyndon B. Johnson, no les dejo otra alternativa mas que comenzar abiertamente la guerra contra Vietnam.

Wayne Morse, Senador por el Estado de Oregon, fue uno de solo dos senadores que votaron en contra la resolución bélica denominada Golfo de Tonkín y que dio inicio oficialîa la guerra de Vietnam. Fue una mentira montada para justificar los bombardeos a Vietnam del Norte.

Tres décadas mas tarde Solomon le preguntó a Murrey Marder del Washington Post si el periódico alguna vez se retractó por propagar aquella mentira.

“Me dijo que podía asegurarme que nunca hubo una rectificación. ¿Por qué? Si los medios tuvieran que retractarse de sus reportajes sobre el ‘incidente’ en el Golfo de Tonkín, tendrían que retractarse de sus reportajes sobre la totalidad de la guerra del Vietnam”, dijo Solomon.

El film fue producido por Media Education Foundation, una organización educacional destinada a distribuir y promover documentales educativos alternativos que “inspiren una reflexión critica sobre el impacto socio-cultural de los medios de comunicación estadounidenses”.

“Si usted esta a favor de la guerra usted es ‘objetivo’ pero si usted esta en contra de la guerra usted es ‘prejuicioso’. Frecuentemente al presentador de noticias no le preocupa mucho de decir cosas en favor de la guerra pero no puede, ni siquiera soñar, con decir algo en contra de la guerra”, dice Norman Solomon.

Las guerras no caen del cielo

Corea, Republica Dominicana, Granada, Panamá, etc. Desde hace mas de cincuenta años, las guerras han sido entregadas y manejadas por un reducido grupo elite de políticos y militares disociados de la realidad. “Muy rara
vez, si alguna, una guerra cae del cielo: la fundación tiene que construirse y el caso tiene que plantearse, generalmente con engaños”.

A pesar de que a los medios se les dice liberales, el aparato del gobierno los utiliza como sus socios en la guerra. Los expertos, que rebalsan las pantallas y los diarios, son escogidos y aprobados por el Pentágono y la
Casa Blanca. “Como estadounidense nos gusta pensar que no estamos sometidos a la propaganda de nuestro propio gobierno –menos a una propaganda destinada a arrastrarnos a una guerr–a y ese fue el caso cuando se preparó el escenario para la invasión a Iraq.

“La función de la propaganda de guerra en los EEUU esta finamente afinada, es sofisticada y, lo que es mas, se mezcla con los medios de comunicación”.

“Las fuentes y medios que nos han engañado constantemente no se merecen nuestra confianza. Y cuando les damos nuestra confianza nosotros mismos nos engañamos y caímos en la trampa para seguir siendo engañados una y otra vez. Cuando el presidente se decide por la guerra, ésta se convierte en un producto.

“En sus inicios la información periodística sobre la guerra es como una compaña de relaciones publicas en donde se trata de vender el producto y mantener a toda costa la opinión favorable del publico”.

Granada, 1983, Panamá, 1989, y la Guerra del Golfo, 1991, fueron una gran producción para la televisión donde el Pentágono actuó como un magnánimo productor. “Todo fue bastante calculado… se puede ver como una nueva era en la manipulación de los medios de comunicación en tiempos de Guerra, desde el punto de vista del gobierno”, señala Solomon.

Los propagandistas se dieron cuenta de la importancia de la televisión por cable. Ellos decidían las imagines que se deberían mostrar, le pusieron nombres espectaculares a la guerras, coreografiaron costosos salones de
prensa donde entregaban información constante a los medios de comunicación.

Los medios alimentan una idolatría,

una adoración a los dioses del metal

Las imágenes del documental dirigido producido y escrito por Loretta Alper y Jermy Earp, muestran a los noticieros estimulando una carrera casi esquizofrénica en el culto a la tecnología. Algunos periodistas tuvieron
acceso total a los últimos avances tecnológicos de la industria de la guerra. Con esto se desvía la atención y los medios se concentran en la sofisticación técnica o como Solomon lo dice: “lo ultimo en la tecnología para matar. Desde Vietnam, los medios han sido educados en una especie de idolatría, una adoración a los dioses del metal”.

La verdad es que a pesar de esta sofisticación, el número de victimas civiles -comparadas con las militares– ha ido en aumento desde la Primera Guerra Mundial, donde el 10% de las muertes fueron civiles; durante la segunda guerra el numero subió a un 50%, durante Vietnam las cifras alcanzaron un 70% y en la actual guerra en Iraq las victimas civiles son el 90% de todas las fatalidades.

Es como una “callosidad cultural”, un endurecimiento humano, un adormecimiento moral. Según el escritor y periodista, “nadie sabe lo que pasa al otro lado de las armas estadounidenses. Otro aspecto de la propaganda
de guerra. Existe un prejuicio de que porque los EEUU tienen acceso a armamento de alta tecnología, masacrar a la gente desde 30.000 pies de altura es moralmente correcto. Mientras que ponerse un cinturón con explosivos y bombardear un montón de personas es visto como exactamente lo opuesto.

“Después de que sucedieron los hechos, es muy correcto decir ¿ven, el sistema funcionó y la verdad se dio a conocer. Pero cuando se trata de la vida y la muerte la verdad se dio a conocer demasiado tarde”.

El efecto dominó. Los ejes del mal

Todo lo que un presidente tiene que hacer es comenzar la guerra, luego vienen los conocidos argumentos de qué
pasaría si se retiraran las tropas o si se terminara la guerra. “Una vez adentro, la guerra ya no se puede parar”. Entonces es un verdadero incentivo para el Presidente mentir, engañar y manipular lo suficiente como
para comenzar la guerra. después de eso tienen un largo periodo sin contendientes que digan que esta guerra tiene que terminar”, dijo Solomon.

50 años de intervenciones, bombardeos, invasiones y ocupaciones por largos periodos de tiempos. Pagados por la vida de miles de estadounidenses y miles de personas al rededor del mundo. Los medios de comunicación han comprado y promovido la idea de que es privilegio del presidente el control de las relaciones internacionales y la toma de las decisiones mas importantes al respecto.

El 14 de septiembre del 2001 el congreso le dio todos los derechos a Bush
para invadir a Iraq como venganza en contra de los ataques a las torres
gemelas de Nueva York. En el Senado el voto fue 98 contra 0 y en la Cámara
Baja fue de 420 contra 1. El único voto disidente fue de la congresista de
Oakland, California, Barbara Lee.

Son conmovedoras las imágenes de la congresista dando su histórico y visionario discurso en el Congreso:
“Detengámonos a pensar en las repercusiones de nuestros actos de hoy, para que esto no se convierta en un espiral fuera de control. Ahora que nos encontramos actuando no nos convirtamos en el mal que deploramos”.

De una forma muy apropiada el documental termina con parte del discurso de Martin Luther King denominado “Beyond Vietnam” (Mas allá de Vietnam), pronunciado en Nueva York en 1967, exactamente un año antes de su asesinato. Esta olvidada premonición es uno de los discursos políticos mas brillantes y acertados de la historia. Es tan atinado, que si usted lo escucha puede pensar fácilmente que King se esta refiriendo a la guerra en Iraq.

Autor de numerosos libros, Norman Solomon es miembro fundador y director ejecutivo de la prestigiosa organización de investigación de los medios de comunicación el Institute for Public Accuracy. Los comentarios sobre medios y política de Solomon, han aparecido en principales periódicos del país. El filme será estrenado en California en el Teatro Grand Lake en Oakland el 9 de agosto y en el Centro Cultural de La Peña en Berkeley el 7 de septiembre.

Ficha Técnica

Título original: War Made Easy: How Presidents & Pundits Keep Spinning Us to Death.
Color. Estéreo. Inglés. EEUU, 2007. 72 min.

Guión y Dirección: Loretta Alper y Jeremy Earp

Producción: Loretta Alper

Co-producción y Edicion: Andrew Killoy

Producción Ejecutiva: Jeremy Earp y Sut Jhally

Productor Asociado: Jason Young

Sonido: Peter Acker, Armadillo Media Group
Gráficos: Andrew Killoy y Sweet & Fizzy

Musica adicional: John Van Eps y Leigh Philips

Narración: Sean Penn

(www.warmadeeasythemovie.org).

—————————

* Periodista. Desde Estados Unidos, julio de 2007.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario