Oct 9 2008
712 lecturas

PolíticaSociedad

Estados Unidos: ¿Otro fraude electoral?

surysur

Según advierte hoy el diario The New York Times, Estados Unidos podría encaminarse a un nuevo fraude electoral. Miles de ciudadanos en ése país recibieron la negativa para empadronarse en las elecciones generales del 4 de noviembre, maniobra que podría afectar a los candidatos demócratas en mayor medida.

De acuerdo con el mencionado diario, la situación es particularmente peligrosa en territorios considerados clave para el desenlace de los comicios que decidirán quien será el próximo presidente de Estados Unidos, el republicano John McCain o el demócrata Barack Obama.

Entre los estados impactados por los aparentes errores de procedimiento y en el manejo de las inscripciones están Colorado, Indiana, Ohio, Michigan, Nevada y Carolina del Norte, plazas en su mayoría dominadas por Obama en las intenciones de voto, apunta la fuente.

Los medios de prensa en Estados Unidos recuerdan el fraude efectuado en los comicios de 2000, cuando el candidato más votado fue el demócrata y por entonces vicepresidente Al Gore, quien obtuvo medio millón de sufragios más que su adversario. Pero las irregularidades acontecidas en el estado de Florida permitieron a George W. Bush consagrarse presidente de la Unión.

El gobernador de Florida era por entonces el hermano del mandatario, Jeb Bush, y tras manifiestas irregularidades en los padrones electorales, se desató una auténtica batalla judicial, hasta que la Corte Suprema terció a favor del actual ocupante de la Casa Blanca.

Según el influyente periódico, semejantes irregularidades no parecen tener relación con estratagemas partidistas, aunque al final son los demócratas los más perjudicados.

Durante la actual contienda electoral, los opositores superaron con holgura a los partidarios del presidente Bush a la hora de atraer ciudadanos a los registros para seleccionar al nuevo mandatario y a ocupantes de escaños en ambas cámaras del Congreso.

El singular sistema electoral estadounidense permite este tipo de anormalidades: los votantes no eligen a sus candidatos, sino a los electores que participarán del Colegio Electoral; las elecciones se realizan los martes, día laborable, mientras que casi todo el mundo las realiza en domingo.

No existe un padrón nacional, y debido a que las elecciones son voluntarias, quienes quieran votar deben empadronarse en alguno de los partidos políticos tradicionales; además, las elecciones son por estados, entonces quien obtenga la mayoría de los votos en cada uno de ellos se queda con el total de lo electores; dando pie a que, como ocurrió en 2000, el candidato más votado no sea el que gane.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario