Oct 10 2007
408 lecturas

Economía

¡Estos españoles! – EL DURO TRABAJO DE SER PRÍNCIPE

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

fotoEstán contra casi todo, pero en solfa. Se burlan de la realidad, pellizcan. Corren el riesgo de pagar una crecida cantidad a título de multa o ir a la cárcel un dibujante y un redactor por caricaturizar el fornicio del Príncipe de Asturias y su cónyuge. Se pide para los acusados, el caricaturista Guillermo Torres y el guionista Manuel Fontdevila, 10 meses de cárcel negociables por una multa de € 3.600 por cabeza.

Desde luego que dibujar a doña Letizia levantando el trasero para recibir dentro de ella a su cónyuge es ofensivo. También grotesco. Y sobre todo subversivo. Subversivo porque el marco de la tela es la determinación del gobierno español de “premiar” cada parición humana con € 2.500. Europa envejece con celeridad y España –ya nadie duda que es europea– con ella. La ofensa, sin duda, es poner en boca del príncipe un pensamiento que no pocos españoles, probablemente, también lo piensen: la cópula, dice Felipe de Borbón, será el único trabajo de su vida si Letizia Ortiz resulta embarazada.

foto
Las casas reales –mundo de fantasía “para modistillas” se decía antes– no están exentas de realidades de verdad. Escándalos que harían palidecer a los escandalosos pobres que trafican pasta base o arrebatan billeteras, lecciones de no moralidad que convierten al borrachín de la esquina en émulo de los apóstoles cristianos, secretos mucho mayores que los de cualquier colegiala fiestera y enamoradiza. Todo eso, y otras cosas del conciente y de el inconciente colectivo despertaron por la caricatura de marras.

En más de una ciudad del reino se han quemado fotografías de la familia real. y el bueno de Felipe y su mujer hasta debieron oír alguna rechifla popular. A mediados de la década de 1931/40 un tal Franco se alzó contra la república, la gracia costó un millón de muertos, miles de expatriados y 30 años de ostracismo internacional para el Estado español. Pero ahí están los “no monarquistas”, redivivos en sus nietos y biznietos.

(Lección para los que se conduelen por la “persecución” a los pinochetos chilenos, los que reclaman el “alma nacional” argentina, los “ariasistas” de Costa Rica, el tímido Lula, los barones del oriente boliviano, el APRA enclaustrado en Lima, los Uribe & Co. de las muchas Colombias, los honorables parlamentarios ecuatorianos, los “concertraicionistas” de Santiago y regiones aledañas –o distantes, da igual–, y un largo rosario de etcéteras que deberá incluir a los “nostálgicos pensadores de la democracia” venezolana y al gobierno y su oposición en México. Y también llamado de atención, ¿por qué no?, a los que citan a Jefferson o a Lincoln en Estados Unidos).

foto
La tapa de la revista española –catalana en verdad– satiriza el ejercicio del poder. Las malas personas que aparecen en ella son un tipo que pega a las mujeres –¡ese gusto por femicidio que heredamos de España en América!–, un etarra con su capucha y uno de Al Qaeda. “¡Cómo os habéis pasado!”, le gritan los tres a la revista.

No pasará nada, la cubierta de El jueves se olvidará pronto, el rey volverá a sus partidas de caza, la reina estrenará otro modelo de blusa o chaqueta o falda en alguna ceremonia de beneficiencia o visita de Estado, Felipe de Asturias paseará su alta silueta de hombre probo, trabajador e inteligente aquí y allá por el mundo y todos aplaudirán a doña Letizia con la ilusión de que otra brisa muestre sus braguitas de color.

Y por aquí, en América, deberemos soportar, cuando venga otra vez, el letargo de la brillante oratoria del señor Aznar y los viajeros que arriben de esta parte de la Tierra a los aeropuertos españoles no dejarán de ser humillados. Hasta que otra matanza o hambruna los haga volver a tocarnos la puerta. Entrarán, desde luego, y no les llamaremos eurodacas ni ilegales.

Fuentes.

www.atbnoticias.es

www.eljueves.es

www.jornada.unam.mx

– Archivo de Piel de Leopardo

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario