Jul 1 2008
336 lecturas

Sociedad

Estos mail que nos acechan

Hernando Calvo Ospina* 

En un solo día recibí tres mail con texto idéntico. Los diferenciaba que dos de ellos tenían esto como “Objeto”: “Bravo!!!! Sensacional!!! Acaba usted de ganar!!!!. El tercero anunciaba: “La Lotería Coca-Cola® hace de usted un feliz ganador”. Estaban firmados por la “directora mundial de Operaciones” de la compañía. Batiendo el record mundial de inestabilidad laboral, cada uno venía firmado por una “directora” diferente.
Se me decía: “Tenemos el placer de anunciarle que es uno de los ganadores de la Lotería. Su dirección mail fue escogida por selección informática, en búsqueda aleatoria automatizada (TOPAZ), entre 250.000 direcciones mail.” No sé si TOPAZ existe, pero me aseguraban que el concurso estaba “aprobada por el Consejo Británico de Juego, e igualmente por la Asociación Internacional de Reguladores de Juego (IAGR)”
 
Según el mensaje, yo era uno de los 500 ganadores que compartiríamos cincuenta millones de euros, o sea unos 65 millones de dólares. Curiosamente, un dineral que presuntamente me ofrecía el refresco que más detesto. Renglón aparte se me contaba que varios ganadores ya fueron informados, “y al contestar recibieron 100.000 euros como adelanto.”
 
Las “directoras” me afanaban a recibir esa cantidad, la cual estaba “depositada en un banco indicado”, pero sin indicar su nombre. A punto seguido me aconsejaban: “Si usted e stá en la imposibilidad de efectuar ese desplazamiento, debe tomar contacto de toda urgencia con el abogado que supervisó la Tómbola, al cual deberá enviarle copia de su pasaporte o carta de identidad por mail.” Como la famosa directora, el tal abogado supervisor era diferente en cada mensaje.
 
Igual que en un sinnúmero de veces anteriores, decidí no cobrar mi “premio”. Volví a rechazar las millonarias sumas ganadas en loterías “organizadas” por transnacionales de diferente tipo. El desgano ante el dinero es que en los casi cien mensajes de este tipo que han caído en mi mail ha existido una coincidencia: se necesita el envío de la copia de mis documentos. Y algo me alerta que una mafia de tráfico de personas está atrás de ello.
 
Desde hace un año, regularmente, me llegan mail de por lo menos seis reconocidos bancos colombianos. Unos con el Objeto: “Atención-Control de Seguridad.” Otros: “Atención cierre de cuenta”.
 
El “Servicio de reactivación de cuentas”, me dice: “Durante nuestro mantenimiento regular y procesos de verificación de los datos entregados por nuestros clientes, hemos detectado un error en la información que usted a proporcionado a la entidad bancaria. Esto se debe a algunos de estos factores.”
 
Pasando a explicarme que es debido a: “ Accesos a su cuenta de Banca en Línea que hayan sido efectuados desde diferentes direcciones IP. Esto seguramente se debe a que la dirección IP de su PC es dinámica y varía constantemente, o debido a que usted ha utilizado mas de un computador para acceder a su cuenta.”
Entonces llega la amable y anhelada solución: “Para verificar la actividad de la misma y evitar el proceso de baja de su cuenta, debe actualizar los datos que puedan ser erróneos haciendo clic aquí
 
Al hacerlo aparece una pagina, pretendidamente de yahoo®, en castellano (la mía es de esa empresa pero en francés), donde se me pide incluir mi mail y la contraseña. Al hacerlo se abre otra página con un formulario, cabezote del banco incluido, donde me piden datos personales, lugar de residencia, teléfonos, número de los documentos de identidad, etc.
 
Nada de eso llené, no solo porque la contraseña que puse, y permitió seguir el “proceso”, no era la correcta, sino porque nunca he tenido una cuenta bancaria en Colombia.
 
 Quizás por no haber logrado sus propósitos por la vía “bancaria”, hace poco empecé a recibir atractivas propuestas femeninas. La última traía de Objeto: “Hola: Me gustaría conocerte”
El texto es breve y concreto. “Mi nombre es Diana María Soto, tengo 25 años y me tomé el atrevimiento de escribirte, pues me gustaría conocerte. Por favor mira mi perfil y escríbeme, espero te guste, pues en verdad me encantaría mucho tener amigos para compartir momentos agradables. Un beso grande. Mira mi perfil haciendo clic Aquí .
 
Como en el caso de los bancos, al pulsar se abría la página castellana de yahoo®, donde, igualmente, se me preguntaba y respondía: “¿Por qué tengo que introducir mi contraseña? Para proteger la seguridad de tu cuenta, de vez en cuando pediremos que introduzcas tu contraseña.”
 
Al introducirla, falsa, claro está, se aparece un formulario que me pide llenar casi los mismos datos que piden los bancos. Si lo hago, me dice amablemente “Diana María”, podré ver su “perfil” y muchas de sus “fotos íntimas”. Como olvidé completamente el número de mis documentos de identidad, no pude saber qué tanta intimidad tenía la que me quería conocer.
 
Incansables. Como tampoco así lograron obtener mis datos personales, han estado intentando con un mensaje que tiene este Objeto: “!!Comunicado de Ultimo Momento!!”. En ocasiones dice: "Noticias Rebelión". Aunque más se utiliza este: “Comunicado FARC–EP”. En todos los casos el texto es muy breve e idéntico: “Buenas Tardes, hay una noticia importante para consultar y opinar, de trascendencia nacional e internacional. HAZ CLIC AQUÍ PARA VERLA”
Ya lo saben, al pulsar aparece la página pidiendo el ingreso de mi contraseña. Como se los vengo diciendo, póngase la que sea da paso al célebre formulario que, en este caso, tiene el cabezote de la página web de esta organización guerrillera colombiana. En el mensaje, después de “HAZ CLIC…”, también se propone: “para más información consulta a: anncol.un/Noticias/ultimahora/”
Al hacerlo, casi siempre aparece una página con tan solo esta frase: “La web está muy ocupada y no puede mostrar la página web”. Como no me atreví a meter ni datos falsos al formulario, no logré saber cuál era la “ noticia importante”. Ah, en el mensaje también se ofrece la posibilidad de escribir a la guerrilla para preguntar u opinar. Este es el mail que, parece, permite comunicarse directamente con su comandancia: farcepnews@gmail.com
 
Si no recibe respuesta, por lo menos existe la posibilidad de haber sido registrado en la segura extensa lista de los servicios de seguridad colombianos, y… quien sabe en la de qué otros.
 
*Periodista y escritor colombiano, residenciado en Parìs

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario