May 14 2009
1338 lecturas

Cultura

Eugenia Dos Santos / El otro Brasil

Alejandro Tesa*

Sólo el dos por ciento de los brasileños tiene la posibilidad de acceder a estudios superiores en ese país; En el 48 por ciento de los homicidios las victimas o victimarios son negros. Datos para comprender qué hay detrás de las imágenes e imaginarios en boga sobre la América portuguesa.

En el imaginario social latinoamericano Brasil aparece nítidamente definido, aunque esa definición esté lejos de reflejar con exactitud lo que el país –su gente– es. No considerar en su justo peso en una representación los factores materiales que inciden y contribuyen a moldear la vida la vida social induce a falsear las imágenes –lo que no quiere decir que solo las condiciones materiales expliquen los rumbos que toma la vida de los pueblos y sustenten de manera excluyente sus instituciones.

El imaginario social –esa fusión acelerada de imágenes muchas veces sacadas de contexto– ve un brasil nacido, enmarcado y reproducido en playas donde no falta un poco de fútbol y caderas abundantes.. Un Brasil contento empotrado en un samba más allá y acá del tiempo. Un mito de calor y color.

En la Facultad de Humanidades de la Universidad de Santiago (antaño Universidad Técnica del Estado), los estereotipos de ese Brasil se hundieron en la corriente de la realidad con la celebración de la tercera sesión del seminario América Latina en el Siglo XXI, reunión dedicada a un primer abordamiento de las Imágenes e Imaginarios de la América Portuguesa a través de una charla de la catedrática brasileña, socióloga Eugenia Dos Santos.

Conjugando  la historia, la sociología y la antropología, la profesora Dos Santos entregó una visión de Brasil, cuyo análisis estuvo centrado en "los invisibles": indios y negros, y recalcó que  su país se compone de muchas más facetas que el fútbol, Río de Janeiro y el Cristo Redentor, y que  las tradicionales miradas del Brasil violento se  arrastran desde sus orígenes (más de  500 años).

Desde la perspectiva histórica los antagonismos en los  que se funda la sociedad brasileña se encuentran presentes hasta el día de hoy, e incluso en esta "democracia racial",  las imágenes e imaginarios de los negros y mestizos están estigmatizados, por ejemplo, por la industria cinematográfica", ya que los negros siempre son representados como choferes, sirvientas o asesinos, y nunca como presidentes de la república o héroes.

Dos Santos dijo, además, que Brasil es un país de contrastes formado por blancos conquistadores, por un lado, y por indígenas y esclavos africanos y que "los mismos brasileños han exportado la visión de que los negros viven felices".

A juicio de la organizadora de  este  seminario, profesora Carmen Gloria  Bravo, la  profesora  Dos Santos demostró con su enorme calidad y calidez, ser una  excelente  discípula de su maestro Paulo Freire.

Fuente: Noticias USACH, del 8 de Mayo de 2009.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario