Oct 30 2005
266 lecturas

Economía

EUROPA ABRE LAS PUERTAS AL DIABLO

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

José Antonio Fortea, párroco de Villalbilla (Madrid) y teólogo especializado en demonología, es una autoridad en la Iglesia Católica española para asuntos de exorcismos. Fortea lleva siete de sus 38 años “liberando” posesos por toda España. En estos días en los que el Vaticano ofrece cursos de exorcismo para sacerdotes con ganas de aprender, Informativos telecinco.com ha hablado con él.

¿Existe el demonio?

Para la Iglesia no hay duda, el demonio existe y no como un símbolo sino como una persona que se rebeló contra Dios y está condenado eternamente.

¿Está entre nosotros?

La Biblia es muy clara cuando afirma que no hay uno solo sino muchos demonios los que están en este mundo tentando a los seres humanos. San Pedro habla en el Nuevo Testamento del demonio como un león rugiente, rondando, buscando a quien devorar.

Los poseídos pueden hablar en lenguas que desconocen, vomitar objetos como clavos e incluso pueden llegar a levitar.

¿Hay personas que hayan sido poseídas por el demonio o por otros espíritus?

Por supuesto pero los ángeles no poseen, sólo posee el demonio.

¿Usted ha visto algún caso?

Sí, en estos siete años de trabajo, he encontrado entre 20 y 30 casos indudables de poseídos.

¿Puede contarnos lo que vio?

Los poseídos pueden hablar en lenguas que desconocen, pueden estar dotados de una fuerza descomunal, vomitar objetos como cristales o clavos e incluso, en unos pocos casos muy extraños, pueden llegar a levitar.

¿Ha visto levitar a alguien poseído?

Yo nunca lo he visto, pero personas de mi confianza sí han sido testigos de ello.

 ¿Cómo le llegan a usted posibles casos de personas que pueden sufrir una posesión demoníaca?

Hay cuatro vías. Psiquiatras que llevan años trabajando con un paciente y observan que lo que les ocurre se aleja cada día más de los manuales de psiquiatría y me piden que les eche una ojeada, familias que recurren a mí del tipo, “a mi hijo le ocurren cosas muy raras desde que hizo espiritismo”, eclesiásticos que me envía el obispado e incluso personas que temen haber sido poseídas y me piden ayuda.

¿Y qué hace con ellos, cómo actúa?

Lo primero que hay que hacer es averiguar si el presunto poseso es real o tiene problemas psicológicos y sólo cree estar poseído. Trabajo con psiquiatras en el análisis psicológico de la persona. Escucho a las familias y, finalmente, hago una serie de pruebas para confirmar la presencia del diablo en su cuerpo.

foto
¿Qué pruebas?

No quiero dar muchas pistas para que los que se creen poseídos no se sugestionen y modifiquen su comportamiento, pero le puedo decir que si, como me ha ocurrido, un niño de once años contesta a preguntas muy concretas en latín preciso y fluido, es muy probable que esté poseído.

Y después, en los casos en los que confirma la posesión diabólica, ¿cómo actúa?

Hago lo que se llama el Ritual de exorcismo.

¿En qué consiste?

De forma muy resumida: se pide perdón por los pecados, se lee la Biblia, se reza la letanía de los santos y una larga oración a Dios y, al final, se hace una conjuración al Demonio ordenándole que salga del cuerpo.

¿Cuánto puede durar un exorcismo?

De 30 minutos a varios meses. Depende de muchos factores pero para liberarse del demonio hay que abandonar el pecado, aceptar a Cristo y perseverar.

¿Y qué le sucede al poseído cuando lo cura?

No es una cura, es como una liberación. Se pone peor y peor hasta que lanza un grito espantoso y cae sobre el suelo, en paz. Es como despertar de un sueño, no recuerdan nada del exorcismo.

¿Cómo elige el demonio a las personas que posee? Le pude ocurrir a cualquiera o depende de su comportamiento en la tierra?

No es que el Demonio elija a nadie pero lo que está claro es que si no se le abre la puerta, no puede poseernos.

¿Cómo se le abre esa puerta?

Europa se está olvidando del cristianismo y ahora se interesa mucho por la brujería, el espiritismo, la ouija, la New Age, la santería afrocubana… todas estas cosas que están llegando a Occidente están abriendo puertas al diablo. En el futuro se hablará mucho de esto, cada vez habrá más casos.

Explíquese.

Hay que advertir a la gente que estas cosas que a muchos los parecen inofensivas entrañan graves peligros porque abrimos la puerta a Diablo. Uno puede tentar a la suerte varias veces y no ocurrirle nada pero posteriormente sí puede quedar poseído. … quién sabe, el Diablo acecha, no le demos oportunidades.

¿Cómo entró usted en este mundo de las posesiones y los exorcismos?

Yo estaba haciendo la licenciatura en Teología en la especialidad de Historia de la Iglesia cuando recibí por parte de mis superiores el encargo de hacer la tesis sobre el exorcismo y entonces, al final, tuve que aceptar. El director de la tesis fue Juan Antonio Martínez Camino, secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe de la Conferencia Episcopal –y actual secretario de esta institución– y acabé la tesis. Los casos me empezaron a llegar porque era el único que había estudiado este campo en España.

¿Comparte la Iglesia Católica todo lo que nos acaba de contar?

La posición oficial de la Iglesia es muy clara y así aparece en los documentos oficiales. En resumen, esta postura es que existe el demonio, existe la posesión y el exorcismo tiene efecto.

¿Le preocupa que la gente piense que esto son tonterías propias del pasado?

El exorcismo está presente en los textos fundacionales de la Iglesia ya que Jesús, estando aún en la tierra, concedió un poder y una Autoridad a los Apóstoles sobre los demonios.

¿Qué piensa de las películas que se han rodado sobre los exorcismos?

La única que trató de reflejar la verdad ha sido ‘El exorcista’, estuvieron bien asesorados y muestran algunas cosas que suceden realmente.

——————————————————

En el diario Periodista Digital (www.periodistadigital.com/religion/object.php?o=200651).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario