Sep 12 2020
364 lecturas

Pol铆tica

Evo, Correa, Lula, la prisa de Trump y la dicotom铆a pasado-futuro

Todo hace pensar que hay prisa para ejecutar las tareas de desarme popular en Latinoam茅rica antes del 3 de noviembre, fecha de las elecciones presidenciales estadounidenses, en las que Donald Trump pareciera naufragar en sus intentos por reelegirse como presidente. Las formas son lo que menos interesa para satisfacer los intereses de Washington y de sus socios de las elites nacionales: bien puede ser por la fuerza como por la injusta y perniciosa aplicaci贸n de la justicia.Evo, Lula, Correa... de l铆deres de la ola revolucionaria al exilio o la c谩rcel | Internacional

Para eso se cuenta con sectores de las fuerzas armadas y de la Justicia, los medios hegem贸nicos de comunicaci贸n, las fake-news diseminadas por los trolls de las redes sociales, y la fuerza de tareas de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA), entre otras instituciones. Y ahora EU, con el apoyo de los gobiernos t铆tere en la regi贸n, quiere apoderarse de los recursos de la regi贸n, en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Por si alguien tuviera dudas, Jan Schakowsky, presidenta de la Comisi贸n de Derechos Humanos de la C谩mara de Representantes de Estados Unidos, se帽al贸 p煤blicamente que Donald Trump y los directivos de la Organizaci贸n de Estados Americanos, OEA, tienen una alianza que 鈥榩arece coincidir con algo siniestro鈥. Record贸 que las misiones de observaci贸n electoral en varias ocasiones se han inclinado ante la presi贸n pol铆tica. Cit贸 los comicios de 2000 y 2011 en Hait铆 y las de Bolivia, donde alent贸 el golpe.

A煤n faltan m谩s de 50 d铆as para las elecciones estadounidenses, y Trump sigue seduciendo a los presidentes ultraderechistas de Brasil y Colombia para lograr su m谩ximo y postergado anhelo, la invasi贸n a Venezuela, para apoderarse de las riquezas del pa铆s y terminar de una vez por todas con ese fantasma que sigue recorriendo la regi贸n, la Revoluci贸n Bolivariana.

Casuales causalidades

Por casuales casualidades, a la misma hora, los expresidentes progresistas de Ecuador y Bolivia, Rafael Correa y Evo Morales fueron inhabilitados por la 鈥渏usticia鈥 de sus pa铆ses para participar en las pr贸ximas elecciones presidenciales. Correa fue postulado como candidato a vicepresidente, Morales a senador.

El fiscal general de Brasil denunci贸 a Lula y a Dilma Rousseff por asociaci贸n il铆cita | TNUsted dir谩 que no es lo mismo Ecuador que Bolivia. Es cierto, el gobierno de Len铆n Moreno, surgido de las urnas, traicion贸 los postulados de la Revoluci贸n Ciudadana de su antecesor, Rafael Correa, mientras que Morales fue depuesto por un cruento golpe civil-militar donde la OEA jug贸 un rol estelar.

Y s煤mele el caso de Luiz In脿cio Lula da Silva, quien gobern贸 por dos per铆odos a Brasil y que fue preso por el lawfare de una justicia m谩s corrupta que la trasnacional Oderbrecht 鈥搒in prueba alguna, como se verifica ahora- con el solo fin de impedirle participar en las elecciones y dejar el camino libre al neofascista Jair Bolsonaro. Claro, antes ae produjo el golpe parlamentario contra la presidente Dilma Rousseff.

Varias cosas unen a Correa, Morales y Lula: a) los tres transformaron sus pa铆ses dando prioridad a las necesidades postergadas de las mayor铆as oprimidas y explotadas; b) los tres fueron proscritos por una derecha que, desde el poder asaltado, los exili贸 o encarcel贸, sac谩ndolos del escenario pol铆tico-electoral. c) padecieron intentos de golpe o desestabilizaci贸n durante sus gestiones; d) ninguno de ellos gobierna su pa铆s, pero su influencia sigue siendo muy grande.

Todo esto se hace en聽 nombre de la santa (y tan manoseada) democracia. Brasil, Bolivia y Ecuador 鈥搄unto a Per煤, que tendr谩 elecciones el a帽o pr贸ximo- son los pa铆ses m谩s golpeados por el Covid-19 en Am茅rica Latina.

Inhabilitados y/o proscriptos, la tarea de Lula, Evo y Correa, como l铆deres progresistas de sus pa铆ses, debiera ser la de propiciar una redemocratizaci贸n de sus pa铆ses, donde el pueblo sea el verdadero protagonista (y no ellos). Es dif铆cil vender pasado: los pueblos quieren saber de sus futuros, de los proyectos, de los planes, de las formas que podr谩n salir de la inopia.

Requi茫o integra tropa de choque de Lula | F谩bio CampanaEn su mensaje a los brasile帽os. Lula los llama a encolumnarse detr谩s: 鈥淪茅, ya sabes, que podemos, nuevamente, hacer de Brasil el pa铆s de nuestros sue帽os. Y decir, desde el fondo de mi coraz贸n: estoy aqu铆. Reconstruyamos Brasil juntos. A煤n nos queda un largo camino por recorrer juntos. Mantente firme, porque juntos somos fuertes. Viviremos y ganaremos 芦.

El exgobernador de Paran谩, Roberto Requiao fue m谩s all谩 y, propuso retomar algunos temas esenciales como la nacionalidad y la soberan铆a, y manifestarse contra la privatizaci贸n y entrega de las empresas estrat茅gicas, la recolocaci贸n del Banco Central al servicio del desarrollo del pa铆s y no de la especulaci贸n financiera y, sobre todo, la propuesta de un plan de acci贸n m铆nimo que una a todos los brasile帽os.

Um plan que incluya un referendo revocatorio de todas las medidas antinacionales, antipopulares y antidmocr谩ticas aprobadas desde el golpe de 2016, medidas de emergencia para la creaci贸n a corto plazo de millones de empleos, salarios y pensiones dignas, recuperaci贸n de los preupuestos para la salud, educaci贸n, vivienda popular, seneamiento b谩sico e infraestructura, y una pol铆tica en defensa de la Amazonia.

Todo cambia, nada cambia

Es triste que en dos d茅cadas de gobiernos progresistas no hayan surgido (o no hayan dejado surgir) liderazgos en las nuevas generaciones, con una visi贸n de la actualidad y, sobre todo, del mundo que sobrevendr谩 a las dos pandemias: la neoliberal y la del coronavirus.

Todo hace pensar que las candidaturas 鈥渕uleto鈥 de Luis Arce en Bolivia y Andr茅s Ar谩uz en Ecuador (coincidentemente ambos son economistas) no responden a liderazgos propios sino a haber sido ungidos por los expresidentes y/o las dirigencias de los partidos.

Nuestra Am茅rica Lapobre ser谩 muy distinta de la de los 鈥渁帽os dorados鈥 del progresismo, porque a la crisis actual habr谩 que sumarles decenas de millones de desocupados, hambre generalizada, educaci贸n y salud en emergencia, que exige la elaboraci贸n de un nuevo modelo de desarrollo 鈥揹onde la tecnolog铆a deber谩 ser parte importante- pensando en los pueblos y no en los mercados.

Nuestros pa铆ses necesitan crecer, soberanamente, pero sobre todo comenzar a distribuir la riqueza, en un mundo en recesi贸n econ贸mica, un modelo que no termina de morir. Y para lograr esos cambios hay que lograr el apoyo del pueblo, de la ciudadan铆a, hoy inmovilizada y reprimida.

Se necesitan nuevo pensamiento cr铆tico y nuevos liderazgos, j贸venes, din谩micos, que hablen del futuro y no del pasado, porque si no, cuando despertemos, el dinosaurio seguir谩 ah铆.

 

*Periodista y comunic贸logo uruguayo. Mag铆ster en Integraci贸n. Fundador de Telesur. Preside la Fundaci贸n para la Integraci贸n Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la) y surysurtv.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario