May 19 2011
344 lecturas

Política

Ex subdirector de DAS es señalado por el crimen del senador Manuel Cepeda

Anncol*

"Está claro que él (José Miguel Narváez) era el contacto para ubicar y organizar a los dos grupos armados que participaron en el homicidio: las autodefensas y el Ejército Nacional". Ese es uno de los párrafos claves en la medida de aseguramiento que laFiscalía dictó este martes contra el polémico ex subdirector del DAS por el asesinato del senador de la Unión Patriótica (UP) Manuel Cepeda Vargas, en 1994.

 

Narváez, que está preso hace dos años en La Picota, también responde ante la justicia por el crimen del periodista y humorista Jaime Garzón y por el escándalo de las ‘chuzadas’ y seguimientos ilegales del DAS entre el 2004 y el 2005.

En esa decisión fueron claves declaraciones de varios ex jefes ‘paras’ que aseguran que José Miguel Narváez era uno de los hombres más cercanos a Carlos Castaño gracias a los contactos que a su vez tenía con las Fuerzas Militares. La Fiscalía dice que era el "ideólogo" de los ‘paras’ y que al tiempo "daba clases en la Escuela Superior de Guerra", donde se forman los coroneles y generales.

"Era tratado como un dios" por Carlos Castaño, dice el expediente, que agrega que Narváez incluso disponía de una oficina para él en la finca ‘La 21’ (una de las bases del máximo jefe de las Auc), y allí  "sacaba de su maletín todos los documentos que le iba a presentar a Castaño, incluidos cassettes y listas de ‘enemigos de la democracia’". Según los testigos, su cátedra para las Auc se llamaba ‘Por qué es lícito matar comunistas’". 

La principal base para la medida de aseguramiento es la declaración de un peso pesado del bajo mundo en Colombia, ‘don Berna’, que en septiembre del 2009 dijo en su cárcel en Estados Unidos que la muerte de Cepeda fue una retaliación por el asesinato del general Carlos Colorado Gil, cometida por las Farc en Villavicencio, y  que fue Narváez el que pidió su muerte.

"Me enteré por boca del comandante Castaño que quien había sugerido el nombre del doctor Cepeda fue José Miguel Narvaez –dijo ‘Berna’– (…) Carlos citó a Narváez en presencia mía. Tienen una discusión y Carlos le reclama algunas situaciones de tipo político e ideológico y también termina diciéndole que hay muchos actos que han cometido por orientación  de él y que no han contribuido al desequilibrio del conflicto en Colombia. Textualmente le dijo: para qué sirvió la muerte de Cepeda y de Jaime Garzón". Y agregó que a Narváez "solo le faltaba portar brazalete (…)".

Por el crimen, cometido el 4 de agosto de 1994 por sicarios en el occidente de Bogotá, fueron condenados los sargentos Hernando Medina Camacho y Justo Gil Zúñiga Labrador. Los ex paramilitares Jorge Iván Laverde Zapata, alias ‘El Iguano’, y  Lorenzo González Quinchía, alias ‘Yunda’, también han coincidido en señalar a Narváez como la persona que le sugirió la muerte del congresista de la UP a Castaño.

‘Julián Bolívar’, ‘Raúl Hazbún’, ‘El Alemán’ y Juan Rodrigo García Fernández son los otros ex paramilitares que han hablado de los fuertes nexos de Narváez con el grupo armado ilegal, e incluso han sugerido que era uno de los del ‘Grupo de los Seis’, destacados empresarios y políticos que desde la clandestinidad eran una especie de consultorio de cabecera para Carlos y Fidel Castaño Gil.

 

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario