Jul 28 2018
807 lecturas

Ciencia y Tecnolog铆aCultura

Exigen a Temer que sancione sin cambios la ley de protecci贸n de datos personales

 

El Congreso Nacional garantiz贸 una importante conquista al pueblo brasile帽o al aprobar por unanimidad la Ley de Protecci贸n de Datos Personales, que determina derechos y define medidas para impedir el abuso en su recolecci贸n y tratamiento, que el presidente de facto Michel Temer amenaza con vetar partes de la misma.

Son garant铆as fundamentales teniendo en cuenta que el uso de datos est谩 cada vez m谩s presente en la vida de las personas, especialmente en Internet y en el manejo de las tecnolog铆as digitales.

Informes de prensa indican que Temer puede vetar segmentos, amenazando derechos de los ciudadanos, disminuyendo responsabilidades de las empresas y del poder p煤blico y colocando en jaque el principal pilar de garant铆a de efectividad de la nueva legislaci贸n: la creaci贸n de una Autoridad Nacional de Protecci贸n de datos.Resultado de imagen para internet datos personales

La aprobaci贸n un谩nime de la Ley revela su car谩cter suprapartidista. Incluso la norma recibi贸 apoyo de decenas de entidades de los m谩s distintos sectores: empresas de tecnolog铆a -incluyendo plataformas como Facebook y Google-, de la Confederaci贸n Nacional de la Industria y del sector de medios, adem谩s de la Coalici贸n Derechos en la Red, que representa 31 organizaciones de la sociedad civil, institutos de defensa del consumidor, colectivos e investigadores del 谩rea.

Nunca antes una ley sobre el tema obtuvo tanto apoyo en la sociedad y esto se debi贸 a que 聽su redacci贸n equilibra la protecci贸n de los titulares con instrumentos para fomentar el desarrollo econ贸mico, tecnol贸gico y la innovaci贸n. El consenso tambi茅n fue el resultado de un largo proceso de discusi贸n desde 2010.

Fueron dos consultas p煤blicas realizadas por el Ministerio de Justicia, con m谩s de 2500 contribuciones de actores nacionales e internacionales, plasmadas en un anteproyecto de ley, enviado a la C谩mara de Diputados en 2016, donde pas贸 por un amplio debate, con la realizaci贸n de trece audiencias p煤blicas y dos seminarios de gran porte, promovidos por la Comisi贸n Especial designada para analizar la materia.

Tras 聽pasar por Diputados, a finales de mayo, la norma fue aprobada en el Senado sin modificaciones de m茅rito y ahora falta la sanci贸n presidencial. El texto final concilia la protecci贸n de garant铆as y libertades fundamentales con intereses econ贸micos. De esa forma, un sistema de protecci贸n individual y colectiva es creado y explicita reglas claras para el tratamiento de datos personales.

Adem谩s, establece principios para la recolecci贸n y uso, afirma derechos, crea mecanismos de evaluaci贸n de riesgos, define conceptos de forma precisa y orienta tanto al sector p煤blico como al privado en sus responsabilidades y deberes.

La norma aprobada viabiliza una din谩mica pol铆tica de la ley sin descuidar la complejidad de la vida real, al crear una Autoridad Nacional de Protecci贸n de Datos Personales, a quien corresponder谩, de manera aut贸noma, acompa帽ar la aplicabilidad de la ley, fiscalizar su cumplimiento por los sectores p煤blico y privado, y recibir denuncias.

Esta Autoridad ser谩 un instrumento de efectividad de la regulaci贸n, alineada con las mejores pr谩cticas internacionales sobre el tema.Resultado de imagen para internet ley datos personales brasil

La ley es un conjunto de ordenamientos, d贸nde los art铆culos dialogan entre s铆 y son interdependientes. En el caso de la Autoridad, el texto con 65 art铆culos menciona el 贸rgano 56 veces. Por todos estos motivos, es fundamental que la ley sea sancionada sin cambios, pues cualquier alteraci贸n puede comprometer la aplicaci贸n de todas las normas previstas.

A pesar de haber logrado ese apoyo tan amplio, sectores del gobierno de facto se帽alan la posibilidad de imponer vetos al texto, entre ellos la creaci贸n de la Autoridad Nacional de Protecci贸n de Datos (ANPD), bajo el argumento que su creaci贸n por proyecto de ley configurar铆a un vicio formal no ser originario del Poder Ejecutivo (s贸lo 茅ste tendr铆a la prerrogativa de hacerlo), ya que la creaci贸n de la autoridad generar铆a gastos para su aplicaci贸n y funcionamiento.

Los promotores de la ley se帽alan que se trata de argucias jur铆dicas, ya que la previsi贸n de la creaci贸n de la Autoridad estaba en el PL 5276/2016, de autor铆a del Poder Ejecutivo, enviado a la C谩mara en 2016, al que se le sum贸 el PL 4060/2012 por una cuesti贸n formal de antig眉edad y por tratar del mismo tema. Pero, toda la tramitaci贸n y debate se dio con base en el proyecto del Ejecutivo, que fue gu铆a para la producci贸n del proyecto sustitutivo aprobado en la C谩mara.

Otro argumento para el veto es que no ser铆a necesaria la creaci贸n de un 贸rgano espec铆fico para cumplir el papel de regulador de la protecci贸n de datos personales. La preocupaci贸n por nuevos costos no 聽justifica la eliminaci贸n de la Autoridad, por su pertinencia y por las fuentes de ingresos instituidos. Adem谩s, la ley aprobada establece un per铆odo de 18 meses para entrar en vigor, tiempo m谩s que suficiente para equilibrar eventuales costos.

Por 煤ltimo, el argumento de que otros 贸rganos podr铆an ser asignados a la tarea es alarmante, ya que ning煤n ministerio o autarqu铆a posee conocimientos especializados y capacidad t茅cnica para realizar las acciones de fiscalizaci贸n y aplicaci贸n de la ley, lo que, podr铆a retirar su car谩cter esencial de independencia y autonom铆a.

La gran mayor铆a de los pa铆ses que tienen leyes generales de protecci贸n de datos personales s贸lo han logrado una aplicaci贸n eficiente de las normas en la medida en que establecieron una Autoridad de Protecci贸n de Datos Personales o una Comisar铆a de Privacidad. En el contexto europeo, la supervisi贸n de los derechos de protecci贸n de datos por una Autoridad aut贸noma e independiente se considera un derecho fundamental, de acuerdo con lo previsto en el art铆culo 8 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Uni贸n Europea.

Con la 聽creaci贸n de estos mecanismos institucionales fue posible alcanzar una tutela efectiva de la privacidad de los ciudadanos, al mismo tiempo que se propici贸 la seguridad jur铆dica en la aplicaci贸n de 茅sta para los actores regulados, sean ellos del sector p煤blico o privado. Vetar la creaci贸n de la Autoridad o transferir sus atribuciones a un 贸rgano ya existente, puede, en la pr谩ctica, tornar la ley inocua, letra muerta, ya que no habr铆a quien garantice efectivamente su cumplimiento.

Otro posible objetivo de un veto son las obligaciones del Poder P煤blico. La Administraci贸n P煤blica recoge y trata tanto o m谩s datos que loResultado de imagen para internet ley datos personales union europeas entes privados, incluyendo datos sensibles, que los entes privados:聽 bancos de informaci贸n personal de propiedad del sector p煤blico (como permiso de conducir, datos de electores, registros penales, de salud y educativos, entre otros).

La Ley aprobada ya establece excepciones para el Poder P煤blico en una variedad de situaciones, como en la Seguridad P煤blica. En el caso de las dos amenazas de vetos (Autoridad y poder p煤blico), siempre existe el riesgo de que haya vetos en otros dispositivos, que retiren derechos de los ciudadanos o reduzcan las obligaciones, responsabilidades y claridad del entorno jur铆dico para las empresas.

El texto ya crea un sistema extremadamente equilibrado para la recolecci贸n y tratamiento de datos personales, por lo que es apoyado por un gran n煤mero de actores privados, entre los m谩s representativos de la sociedad. Y en un contexto en el que su mal uso se ha convertido en una preocupaci贸n mundial, ser铆a grave que los ciudadanos sean a煤n m谩s vulnerables y rehenes de las empresas privadas (nacionales y trasnacionales) y sus intereses econ贸micos , y objetivo para la potencial vigilancia que viola el derecho constitucional a la privacidad y seguridad.

Por eso, la Coalici贸n Derechos en la Red, que particip贸 en todo el proceso de discusi贸n de la Ley, reitera su posici贸n intransigente a favor de la sanci贸n integral del texto, sin ning煤n cambio, y externa la necesidad de creaci贸n de la Autoridad Nacional de Protecci贸n de Datos en los moldes descritos en el proyecto aprobado por el Congreso Nacional.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario