Dic 9 2010
463 lecturas

Política

FARC anuncian la liberación de 5 prisioneros y su entrega a Piedad Córdoba

El Tiempo,Anncol
La guerrilla colombiana anunció que iberará al mayor de la Policía Guillermo Solórzano, al cabo del Ejército Salín Sanmiguel, al infante de marina Henry López Martínez, y a los presidentes de los concejos municipales de San José del Guaviare, Marcos Vaquero y de Garzón Huila, Armando Acuña, como gesto de "desagravio a la senadora de la Paz".

El Secretariado del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) anunció en una carta pública dirigida a la senadora Piedad Córdoba, difundida este 8 de diciembre a través de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL) que liberarán a cinco prisioneros, como gesto de "desagravio a la senadora de la Paz".

Piedad Córdoba ha sido objeto de persecución y hostigamiento incesante de parte del establecimiento colombiano y fue recientemente inhabilitada de sus funciones como senadora por el Procurador General de la República, una retaliación que ha valido la condena internacional y ha aumentado si cabe el reconocimiento de una de las personalidades que más esfuerzos ha realizado para allanar el camino del intercambio humanitario y de la paz dialogada y con justicia social en Colombia.

Aunque no especifican la fecha de la liberación, las Farc señalan que dependerá de "las garantías que otorgue el Gobierno para que la senadora Córdoba pueda recibir a los que serán liberados".

"La sanción contra Piedad Córdoba es inmoral e injusta, prejuiciada, y dictada por los más aviesos intereses políticos. El país nacional, que hastiado del guerrerismo del Estado, anhela paz, debe rodear a la senadora y acompañarla en su marcha resuelta tras este objetivo. Si persiste la injusticia, nadie podrá impedir que se levante en Colombia un poderoso movimiento por la paz liderado por sus hijos e hijas más preclaros", dice el comunicado.

Las Farc también aseguran que mantiene el interés de hacer un canje de prisioneros.

Uno de los posibles liberados es el mayor de la Policía, Guillermo Javier Solórzano Julio, un cartagenero que tiene 34 años y es padre de una hija. Ingresó a la Policía en 1993 y ha prestado servicio en los departamentos de Policía de Bolívar, Cauca y Valle y en la Dirección de Inteligencia, en su hoja de vida reposan 97 condecoraciones y menciones especiales.

En el momento de su apresamiento era Capitán y estaba al comando de de la Estación de Policía de Florida (Valle). Las Farc lo tomaron como rehén la noche del 4 de junio de 2007 en zona rural del municipio de Miranda (Cauca), junto con el comerciante Humberto Loaiza, empresario dedicado a la explotación de chance y lotería, y a su hijo Carlos Humberto de 18 años.

El empresario Loaiza y su hijo ya fueron liberados y el Mayor Solórzano fue incluido en la lista de militares y policías que las Farc quieren cambiar por guerrilleros presos.

"Nosotros esperamos ahora que el gobierno facilite las cosas y permita la entrega de los secuestrados a la señora Piedad Córdoba", afirma Angelica López, esposa de Salim Sanmiguel Valderrama, cabo del Batallón Jaime Rook, adscrito a la Sexta Brigada con sede en Ibagué.

Este suboficial de 26 años, oriundo de Ibagué fue capturado por las Farc el 23 de mayo d 2008 en zona rural del municipio de Cajamarca (Tolima), cuando desarrollaba operaciones militares en la zona de El Tambo.

"Ojalá que el gobierno le de la atuorización a doña Piedad para que ella pueda seguir adelante con los trámites de la liberación de mi esposo y de los demás secuestrados", agrega Angelica López, que reside en Bogotá. Dice que toda la familia del suboficial está feliz con el anuncio y "no caben de la dicha".

"Estos han sido años muy difíciles, de mucho sufrimiento por no saber qué suerte ha corrido Salim", dice Angelica, y explica que la última prueba de supervivencia la tuvo su familia en abril pasado.

Por su parte Hilda Valderrama, tía del cabo Salim Sanmiguel, residenciada en Ibagué, confía que la liberación se de de manera rápida par que el cabo "pueda pasar la Navidad y fin de año con su familia".

"Nosotros ahora le estamos pidiendo a Dios para que todo el trámite de la liberación no tenga obstáculos, o si los hay, se puedan solucionar para ponerle fin a este sufrimiento", afirma la tía del cabo.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario