Ago 10 2008
900 lecturas

Fiesta democrática en Bolivia: Evo ratificado

Al término de una jornada de fiesta democrática y de tranquilidad general, los resultados extraoficiales de boca de urna señalan que el presidente boliviano Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera han sido ratificados en sus cargos por decisión de más del 60 por ciento de la ciudadanía.

 
Asimismo, estos resultados extraoficiales indican que los mandaros de los prefectos (gobernadores) de los departamentos de La Paz, Cochabamba y Oruro, han sido revocados.
 
El 98.5 por ciento de las mesas electorales en los nueve departamentos del país iniciaron sus actividades con normalidad hasta las 10.00 horas de este domingo, día del referendo revocatorio, informó la coordinadora general de la Iniciativa Ciudadana de Observación Electoral Bolivia Transparente, Roció Mullor.

    "Hasta las 10 de la mañana el 98.5 por ciento de las mesas que estamos observando se ha instalado y  la jornada electoral está transcurriendo con normalidad", dijo la representante de Bolivia Transparente.   Mullor también informó que  existieron incidentes aislados como el sucedido en la población de Yucumo (Beni) que afectan el primer balance de los comicios electorales a nivel nacional.

    La Coordinadora de Bolivia Transparente afirmó que los mecanismos y procedimientos previstos para la realización de la observación ciudadana electoral se vienen ejecutando con la calidad y eficacia esperadas.

    En Yucumo, la encargada de la notaría de esa región, Fanny Párraga, denunció que alrededor de la 01.00 de hoy inadaptados asaltaron esa instancia electoral para sustraer el material de votación, lo que provocó la indignación de la población que exigió la devolución de las mismas.  Ante este hecho, la Corte Nacional Electoral (CNE) instruyó el envió de una avioneta para reponer el material de sufragio.

El presidente de la misión observadora de la Organización de Estados Americanos, Eduardo Stein, definió como "positiva" a la jornada electoral, lo que "contradice todos los rumores que circulaban sobre la posibilidad de que sería boicoteado el referendo".

"Lo que hemos visto es una voluntad clara de los bolivianos y las bolivianas de querer expresar su opinión y querer ir a las urnas sin que nadie se lo pida", señaló Stein.

El observador internacional resaltó que le sorprendió "gratamente que la mayoría de los sitios de votación abrieron normalmente y que los retrasos sufridos en algunos centros fueron sólo por la falta de autoridades".

"Un único inconveniente en todo el país, en un poblado de Beni, en donde aparentemente se retiraron los materiales electorales pero ya la Corte Electoral nos informó que e enviaron nuevos materiales por vía aérea y que ya está resuelto el problema", afirmó Stein al hacer una primera evaluación de la jornada electoral.

 
Evo Morales y la constituyente
El presidente de la República, Evo Morales Ayma, afirmó que si es ratificado en el referendo revocatorio de mandato popular, buscará el consenso de autoridades regionales y movimientos cívicos, además de sociales, para aprobar la nueva Constitución Política del Estado.

    "Si me ratifican con más de un 54 por ciento, voy a convocar a todas las autoridades ratificadas o a las nuevas autoridades para buscar consensos junto con movimientos sociales, sean sindicales o cívicos, para que el pueblo pueda aprobar una Constitución Política del Estado boliviano, que es un tema pendiente", afirmó Evo Morales.

    El proyecto de la nueva Carta Magna, aprobada en diciembre de 2007 en Oruro por la Asamblea Constituyente, quedó pendiente para ser aprobado a través de un referendo.

    El Jefe de Estado, en declaraciones a la Prensa, dejó en claro que de superar el respaldo del 53,7 por ciento que logró en las presidenciales del 2005 le otorgaría "cierta autoridad" para buscar ese diálogo nacional en torno a la Constitución.

  

"Es un día histórico para Bolivia, pues por primera vez el pueblo participa en el referendo revocatorio, esperamos que este instrumento legal sea para fortalecer y profundizar la democracia", dijo Morales.
  
    También insistió en su deseo de que el "revocatorio" propicie una "gran reconciliación" en Bolivia pero advirtió de que para lograrla "algunas autoridades tienen que dejar de ser racistas".

    La Corte Nacional Electoral (CNE) resolvió que los prefectos de departamento no serán revocados de sus cargos si el voto por el NO es igual o inferior al 50 por ciento de los votos válidos que serán emitidos en el referendo revocatorio del 10 de agosto.

    En el caso del presidente de la República, Evo Morales Ayma, el porcentaje para revocarlo deberá ser superior al 53.74 por ciento.

    Al respecto, Morales sostuvo que "hay una cuestión de legitimidad que hay que respetar pero también hay una cuestión de legalidad".
  
   "Tengo alguna potestad constitucional para tomar decisiones pero por ahora no puedo adelantar nada", manifestó Morales quien saludó la decisión de la Corte Electoral aunque recordó que "no es una ley".

    Este domingo, en medio de una gran concentración de los miembros de la Central de Villa 14 de Septiembre, en el trópico del departamento de Cochabamba, el presidente Morales emitió su voto a las 9.15.

    Para el primer mandatario de la nación, los resultados que se obtengan del referendo revocatorio permitirán la apertura de un nuevo escenario político.

    "Estoy convencido que a partir de mañana, luego de un informe de la Corte nacional Electoral, habrá un gran encuentro de pueblos a la cabeza de sus autoridades, movimientos sociales, para seguir profundizando el proceso de cambio, pero primero esperamos los resultados", declaró Morales tras depositar su voto.

 
El voto marcará la agenda del diálogo
El vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera (foto), dijo que el "voto del pueblo marcará la agenda del diálogo y la nueva estructura del poder nacional". En conferencia de prensa, evitó definir cuál será el criterio del Gobierno para evaluar los resultados del referendo revocatorio.
"El pueblo siempre ha resuelto las incertidumbres, las grandes tensiones, las grandes rutas de nuestro país se resuelven por el voto, confíen en el voto", aconsejó a los periodistas.

"Confiar en la sabiduría del pueblo, y con el voto nos va a dar las señales de cómo queda configurado el poder nacional, con el voto nos dirá cuál es la nueva agenda del país", agregó.

La fórmula que se mantiene, pero no se confirma, es que se respetará la modificación hecha por la CNE, de que para ser revocado deberá tener el 50 por ciento más un voto negativos para ser revocado de su cargo.

Con optimismo, García Linera destacó que el pueblo boliviano está resolviendo con democracia las tensiones y los temas que deben resolver todavía las autoridades. "De a poco, y con aproximaciones democráticas sucesivas, vamos resolviendo los grandes temas del país", dijo Linera.

El vicepresidente recordó las "tres grandes deudas históricas", y remarcó la actitud del pueblo boliviano de ir solucionándolas con más democracia.

"La primera deuda es la igualdad social, es una herida colonial que debemos resolver; la segunda es la descentralización del poder, la deuda autonómica y la tercera es la de la distribución de la riqueza", enumeró.

Tras destacar que cada una de estas problemáticas han generado guerras civiles en países democráticos, volvió a señalar que "con aproximaciones democráticas sucesivas, Bolivia lo está haciendo en paz".

"Estamos contentos porque la democracia está remontando las adversidades, las amenazas y los chantajes, y este 10 de agosto esas adversidades han quedado atrás y hoy está todo listo para votar", aseguró en otra parte de su conferencia de prensa.

El vicepresidente convocó finalmente a todos los ciudadanos a ir a votar, porque el "voto es la valoración de la soberanía política".

 
 

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario