Oct 26 2017
122 lecturas

AmbienteEconomía

Financial Times confirma el fin de la revolución del fracking

El ‘boom’ del fracking comenzó cuando las empresas descubrieron cómo aumentar el volumen de petróleo que se extraía de este tipo de pozos, gracias a la aplicación de técnicas para la perforación horizontal y la fracturación hidráulica. Las perspectivas para la industria dependen de qué tan lejos se puedan sostener y extender las ganancias.

Sin embargo, durante el año pasado, estas ganancias disminuyeron considerablemente, lo que sugiere que la era del fracking ha terminado, de acuerdo con el medio. El primer problema es el tiempo que lleva perforar estos pozos. La eficiencia de las plataformas de perforación creció drásticamente entre el 2013 y el 2016. Sin embargo, la tasa de crecimiento parece haber disminuido, especialmente en las zonas de Eagle Ford y Williston, que incluye la formación de Bakken.

Otro factor es el cambio de pozos verticales a horizontales. Un pozo que corre horizontalmente a través de una capa de roca madre es mucho más productivo que uno vertical que simplemente atraviese una sección de esa capa. Así, parte del incremento reportado en la productividad de las plataformas desde 2011 fue simplemente el resultado de ese cambio a pozos horizontales, cuyas reservas han disminuido significativamente.fracking

Las compañías también han estado usando mayores volúmenes de arena para extraer el combustible de las rocas y el resultado a menudo ha sido una mayor producción. Pero hay alguna evidencia de que ese proceso también puede estar llegando a sus límites.

“A lo largo de su existencia, la industria del petróleo de esquisto ha exigido inversiones. Las compañías no han podido cubrir sus costos de perforación con sus ingresos y han necesitado infusiones constantes de financiamiento. Hasta ahora han tenido pocas dificultades para recaudar ese dinero, en parte porque los inversionistas querían compartir el milagro de la productividad de esas empresas. Pero los milagrosos días han terminado y hay una realidad más monótona, ¿estarán dispuestos los inversores a respaldar a la industria con tanta voluntad?”, se pregunta el diario.

Fracking en Colombia

col frackingEl sitio Web Semana Sostenible publicó el año pasado una investigación sobre la práctica del fracking en ese país titulandola “Fracking: una apuesta riesgosa para Colombia”. La publicación indica que “con poca información y menos preparación, el gobierno colombiano ya firmó 13 contratos para explotar petróleo con esta controvertida tecnología”. y resaltan el peligro de “por qué el remedio del fracking puede resultar peor que la enfermedad de la escasez petrolera”.

El petróleo se está acabando en Colombia. El combustible que mueve la economía y abastece gran parte de las arcas del Estado está en vías de extinción. Según la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), las reservas actuales de crudo alcanzarán para cinco años más y, a partir de entonces, el país pasará de ser productor a importador. Ese hecho tiene al gobierno en una búsqueda desesperada por estirar esa cifra, incluso cuando los bajos precios han hecho caer la exploración y la producción.

Este panorama no es nuevo. De hecho, desde hace cuatro años Colombia le abrió la puerta al fracking, una controvertida técnica para extraer hidrocarburos de yacimientos no convencionales. Fracking, en lenguaje petrolero, significa fracturar capas de la tierra mediante agua a presión. Pero aquí la cuestión no es esta tecnología en sí misma, pues ya se ha utilizado en Colombia para mejorar el rendimiento de algunos pozos, sobre todo en los Llanos Orientales.

Lo nuevo es sacar petróleo de donde nunca antes se había logrado. A diferencia de los yacimientos convencionales, mucho más sencillos de explotar, con el fracking se trata de romper la roca madre de la tierra, a kilómetros de profundidad. Para lograrlo, las empresas inyectan a gran presión millones de litros de agua mezclada con químicos, para así extraer el petróleo o el gas atrapados en ella.

Colombia seguirá necesitando hidrocarburos, pero la pregunta es si el fracking es la mejor manera de conseguirlos. Los comprobados impactos negativos de esta técnica, sumados al poco conocimiento del territorio, la debilidad institucional y una opinión pública desfavorable, no permiten pensar en aplicarla sin causar graves daños ambientales y aumentar los conflictos sociales. Por esas razones, el remedio del fracking puede resultar peor que la enfermedad de la escasez petrolera.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario