Feb 16 2006
271 lecturas

Sociedad

FUERA LAS MANOS DE QUISQUEYA

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

Para los dominicanos la presencia de tropas militares extranjeras en nuestro suelo es inadmisible, es una afrenta a nuestra dignidad, más cuando esas tropas son de la nación que nos ha invadido militarmente en dos ocasiones con el pretexto de salvar vidas, con el resultado de miles de muertes, dejando acumulada una gran deuda de sangre con el pueblo dominicano, además de las dictaduras de Trujillo y Balaguer que impusieron al término de cada intervención, determinando el régimen político y modelo económico que les permitió el saqueo de nuestras riquezas y el sometimiento de nuestro pueblo a sus políticas neoliberales.

Los dominicanos y dominicanas no podemos mostrarnos indiferentes ante el desembarco de tropas fuertemente equipadas en un momento tan delicado como el que vive el Caribe, América Latina y el mundo y mientras la parte Occidental de la isla –Haití– está intervenido por Estados Unidos y aliados, en una acción legalizada por la ONU (MINUSTAH). Acaso el desembarco de tropas militares norteamericanas en Republica Dominicana tiene como objetivo preparar acciones contra el pueblo haitiano si sus planes político sufren reveses o forman parte de su estrategia de agresión y control en el Caribe y América Latina.

El gobierno, el comando sur, un llamado

Repudiamos la posición servil del gobierno dominicano, quien ha permitido esta doble afrenta contra la patria, aceptar sumisamente el desembarco de tropas militares, con una justificación que ni ellos se la creen y hacerlo en el mes de la patria, es como para reiterarnos que son ellos los que mandan aquí, que el pro cónsul que tienen como embajador es el que ordena al presidente de turno lo que debe hacer y éste sólo obedece servilmente, mientras malgastan millones publicitando un “patriotismo” de pacotilla e hipócrita.

Esa actitud servil del gobierno se ha venido manifestando con la aceptación de la imposición del acuerdo de impunidad firmado con EEUU que permite que los crímenes cometidos por soldados norteamericano en nuestro territorio queden sin castigo, igual que la puesta en ejecución de la Escuela de sargentos del Comando sur, en la base naval de las Calderas, en Baní, y la supervisión de la frontera dominico-haitiana por el jefe del Comando sur de los Estados Unidos, poniendo en duda la capacidad de nuestras fuerzas armadas.

El imperio organiza una contra ofensiva para detener a los pueblos en su avance arrollador construyendo un nuevo futuro, convencidos de que un mundo mejor es posible, que los pueblos debemos unirnos para enfrentar las políticas de globalización neoliberal, la imposición de los TLC y construir nuestro propio futuro sin ataduras ni injerencias.

Llamamos a todas las fuerzas progresistas, patrióticas y revolucionarias de la nación a que vertebremos un gran movimiento patriótico en defensa de nuestra independencia y soberanía y nuestra dominicanidad, enarbolando la bandera y el escudo nacional como estandartes; haciendo vibrar el orgullo de pertenecer a la estirpe de los independentistas de Juan Pablo Duarte, de Luperón y los restauradores, de los expedicionarios y catorcistas con Manolo y las Mirabal, de Caamaño y los héroes y heroínas de abril del 65 y no detengamos nuestra lucha hasta ver salir de nuestra patria el último gringo invasor.

Exigimos del gobierno un desagravio a nuestro pueblo por autorizar la invasión de tropas yankis a nuestro territorio. Demandamos la salida de todos los soldados norteamericano del territorio dominicano para que vayan a entrenarse a su país, no queremos esa supuesta ayuda y menos cuando es sacrificando la soberanía nacional y en amenaza abierta a la de Haití y otros pueblos hermanos.

Puerto Rico

Las dominicanas y dominicanos queremos exigir también al gobierno de Estados Unidos el cese de la embestida represiva que a la par del desembarco en nuestro país se desarrolla en Puerto Rico contra los patriotas puertorriqueños, por el único delito de luchar por ser una patria libre y soberana.

Exigimos el respeto a las vidas y los derechos de los luchadores puertorriqueños, a los que se les está allanando sus casas y persiguiendo como si fuese un crimen luchar para que su patria no sea patrimonio de nadie que no sean los puertorriqueños.

Extendemos nuestra voz solidaria a nuestros hermanos y hermanas de Puerto Rico además porque tenemos muy presente el crimen alevoso contra el líder independentista Filiberto Ojeda Ríos poniendo en evidencia hasta dónde es capaz el gobierno de Estados Unidos y su brazo represivo (FBI) para frenar la decisión de los pueblos de ser libres e independientes.

(Firman):

Unión Patriótica –UPA
Liga Socialista
Partido Nueva Alternativa
Fuerza de los Trabajadores
Movimiento Popular Dominicano
Partido Comunista del Trabajo
Proyecto Partido Socialista
Partido Comunista M.L
Fuerza de la Revolución
Partido de los Trabajadores Dominicanos ML.
Confederación Mujeres del Campo
Asociación Americana de Jurista Filiar Dominicana
Unión Nacional Estudiantes Revolucionarios
Frente Estudiantes Flavio Suero
Frente Amplio de Lucha Popular
Frente Estudiantil Amín Abel Hasbún
Corriente Magisterial Juan Pablo Duarte
Juventud Caribe
Consejo Unidad Popular
Corriente Sindical Narciso González
Campaña Dominicana de Solidaridad con Cuba

——————————————–

* Revista virtual
(www.porlalibre.org).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario