Mar 7 2005
224 lecturas

Economía

Gladys Marín quedará en la historia de su país

Aparecida en la revista Piel de Leopardo, integrada a este portal.

En la madrugada del domingo seis de marzo, en su casa de La Florida -un barrio de sectores medios de Santiago de Chile- falleció la presidenta del PC, Gladys Marín, 63, aquejada de un tumor maligno cerebral. Sus restos son velados en el edificio del ex Congreso Nacional.

 El secretario general de la colectividad, Guillermo Teillier, hizo el anuncio formal: “Con profundo dolor, debemos comunicar que a la una de la madrugada de hoy, 6 de marzo de 2005, pocas horas después de entrar en estado de coma, ha fallecido nuestra muy querida compañera Gladys Marín Millie, presidenta de nuestro partido”.

La ex diputada había vuelto a Chile en diciembre último, luego de permanecer en Cuba en donde recibió los tratamientos posteriores a la operación realizada en Suecia, en 2003, en que se le extrajo un tumor cerebral. En los últimos días había perdido parcialmente el habla y los movimientos. El funeral se efectuará el martes.

 
El féretro con los restos de la dirigenta, cubierto con la bandera de su partido y ramos de rosas rojas, fue trasldado esa misma mañana hasta el Salón de Honor del ex Congreso Nacional, donde de manera espontánea se congregaron centenares de personas con banderas y flores para despedirla. Carabineros -fuerza policial- interrumpió el tránsito de vehículos en las calles adyacentes para que esté expedito el acceso al velatorio.

En el Salón de Honor del ex Congreso se hizo presente la plana mayor del PC para recibir las condolencias del mundillo político;, en especial, de las precandidatas de la Concertación -coalición de gobierno de la que el PC está marginado-, Soledad Alvear y Michelle Bachelet.

Teillier dijo que los funerales de Marín se efectuarán mañana martes; los restos de la Presidenta del PC, por acuerdo familiar, serán cremados. Marín deja dos hijos, Rodrigo y Alvaro, hermanas y nietas; la sobrevive su señora madre y su compañero.

El dirigente comunista recordó que “durante casi un año y medio, ella libró una dura batalla por superar el cáncer que la afectaba. Con gran entereza, Gladys nos conmovió con su ejemplo de lucha, y nos hizo partícipes de su confianza, su esperanza y convicción de que el ideal político y social que alentó se hará realidad en un futuro no lejano, sostenido por los trabajadores, las mujeres y los jóvenes de nuestro país”.

Teillier agregó: “Tenemos la certeza de que su figura ya no pertenece sólo a quienes militamos en las filas de su partido, así lo entendemos y así procedemos al convocar a los justos homenajes y expresiones de admiración y cariño” a que su estatura humana la hacen acreedora.

La dirigenta comunista recibió -al tomar estado público su enfermedad- el apoyo transversal de los sectores políticos. Luego se operarse en Suecia y tras un período de rehabilitación en Cuba -donde debió ser sometida a una nueva intervención-. En diciembre de 2004 regresó definitivamente a Chile.

Mujer y militante consecuente

Políticos de distintos sectores destacaron la consecuencia ideológica que tuvo Gladys Marín. A pesar de las diferencias ideológicas que pudieran tener con la líder de la izquierda extraparlamentaria, miembros de todas las colectividades expresaron su admiración por la forma en que ella luchó en defensa de sus ideales.

El diputado por la Unión Demócrata Independiente Iván Moreira señaló que “me merece respeto por su consecuencia”; mientras en Renovación Nacional (RN) también destacaron la labor política de la ex presidenta del Partido Comunista.

El secretario general de esa colectividad derechista, Cristián Monckeberg, expresó: “Creemos que es una dirigente excepcional; no compartimos sus ideas, pero ella siempre lo discutió y peleó por ello lealmente. Eso es muy destacable y muy rescatable”.

El presidente del partido Socialista, senador Ricardo Núñez se manifestó conmovido con el deceso y coincidió con los miembros de la Alianza, ya que a su juicio, la ex candidata a la presidencia será recordada como una persona “extraordinariamente consecuente, luchadora y con un gran liderazgo”, agregando que “no hay nadie que no reconozca en ella a una gran mujer”.

El diputado del Partido Por la Democracia (PPD), Aníbal Pérez, resaltó la estimación que el país -independiente del color político- sentía por Gladys Marín.

“Más allá que uno pueda o no compartir su pensamiento político, para todos es una mujer consecuente que dio mucho, porque en este país se recuperara la democracia. (…) Se ha ganado el cariño de la inmensa mayoría de los chilenos, es la roja de todos”.

La batalla de Gladys por aclarar las vejaciones que se cometieron bajo el régimen militar y determinar el paradero de los detenidos desaparecidos, lista en que también figura su ex marido Jorge Muñoz, es lo que destaca el abogado de Derechos Humanos, Hugo Gutiérrez:

“(Dio) un ejemplo de perseverancia en la lucha por los derechos humanos y sin duda, sus decisiones han permitido que se esclarezcan y se juzguen (…) Sin su actuar estaríamos más atrás con respecto a las sanciones en los crímenes de lesa humanidad”.

 
Duelo nacional

El gobierno decretó dos días de duelo nacional por el fallecimiento de la presidenta del Partido Comunista, Gladys Marín. El primer mandatario Ricardo Lagos fue al ex Congreso Nacional a rendir el homenaje de estilo.

Por su parte el ministro del Interior,José Miguel Insulza dijo que “el legado de la persona es que las instituciones que hayan ayudado a forjar trasciendan”, por lo tanto descartó que la pérdida de Marín constituya un impacto muy fuerte para el PC chileno.

 

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario